Director del Instituto de Envejecimiento de la Población de la Universidad de Oxford

Sistema educativo debe apostar por seducir a los jóvenes si los quiere en las aulas

Para el doctor George Leeson, la presión laboral de las familias, es uno de los factores que empujan a los jóvenes hacia la exclusión educativa.

Los sistemas educativos no deben ser tradicionales ni aburridos; al contrario, deben ser dinámicos y seducir a los jóvenes si quiere retenerlos dentro de las aulas.

Esa es la principal conclusión que aporta el director del Instituto de Envejecimiento de la Población de la Universidad de Oxford, George Leeson, un experto en temas de exclusión educativa quien afirma que todos los países sufren este problema y que no es exclusivo de los países latinoamericanos subdesarrollados.

De acuerdo con el Ministerio de Educación Pública (MEP), la exclusión estudiantil en preescolar, primaria y secundaria diurna y nocturna presentó -para el 2017- la mayor disminución de los últimos 10 años.

El año pasado se reportó una baja en el índice de exclusión nacional de 0.9%; es decir, se pasó de un 4.0% en el 2016 a 3.1% en el 2017. Lo que significa que 8.157 estudiantes más permanecieron en las aulas.

El investigador asegura que la presión laboral que ejercen los padres de familia es uno de los principales factores que empujan a los jóvenes a dejar las aulas y que los gobiernos tienen la obligación de brindar a sus ciudadanos oportunidades educativas.

Leeson, quien estudia las desigualdades demográficas del envejecimiento global, las poblaciones cambiantes de América Latina, la migración y la asistencia social, participó en el congreso “100% Cole” organizado por la Fundación Tejedores de Sueños.

Enseguida un extracto de la entrevista que Leeson sostuvo con UNIVERSIDAD.

¿La exclusión educativa es un fenómeno latinoamericano o mundial?

No es un fenómeno de Latinoamérica. Se pueden encontrar un montón de casos en el mundo. En el Instituto de Oxford en el que trabajo estudiamos el impacto del fenómeno de la exclusión en oportunidades de vida en diferentes partes del mundo como Centroamérica, Sudamérica y otros. En África es más notorio.

¿Cómo se analiza la exclusión educativa dentro de Europa?

-Europa tiene problemas parecidos a los que se discutían esta mañana sobre el sistema educativo costarricense. El hecho de que el sistema educativo no parezca ser estructurado de manera natural para cualquier joven, hace que mucha joven lo deje muy temprano pero no tanto como en Latinoamérica. Por ejemplo, en Gran Bretaña hay grandes porcentajes de niños y jóvenes, tantos como en Costa Rica, de regiones pobres o menos desarrolladas, donde los niños dejan la escuela, tan pronto como pueden legalmente. Es muy difícil en Europa que los estudiantes abandonen la escuela antes de los 12 años.

¿Qué factores favorecen la exclusión educativa?

-Existen muchos factores que producen la exclusión educativa. La familia, la comunidad y el ambiente son factores importantes.

¿La familia  es el principal factor?

-Es un enorme factor. Es diferente en hombres y mujeres. Pienso que si el ambiente en que se desarrollan no es positivo, entonces afecta la educación. Pero también hay otros factores. Si el sistema educativo es tradicional y aburrido tampoco va a motivar a los jóvenes. El sistema necesita motivar a los jóvenes y ser atractivo de diferentes maneras.

La presión laboral de las familias subdesarrolladas es un factor determinante para la exclusión educativa. ¿Eso sucede en otros lados?

-Sí. Eso sucede en otros lados. Eso sucede en Asia, África y Latinoamérica. Si el ambiente, la familia y la comunidad no son positivos eso afecta a la motivación jóvenes. Si los mandan a conseguir empleo rápido, ellos están obligados a hacerlo porque son su familia. Ellos quieren terminar la escuela rápido para trabajar y ayudar en la economía de sus casas.

¿Cuáles países son exitosos combatiendo la exclusión educativa?

-Es difícil de responder. Todos los países tienen problemas de exclusión escolar. Los problemas son distintos y también las soluciones que se utilizan. Lo importante en estos países es la voluntad política. Debe existir la voluntad política de educar a la población y de que se queden en las escuelas.

¿Ejemplos de países?

-Escandinavia (se refiere a la región comprendida por Suecia, Dinamarca y Noruega). Yo estuve trabajando en la Universidad de Copenhague y el sistema educativo es muy bueno. El sistema educativo promueve equidad e igualdad. Entonces la gran diferencia que se ve en un país como Costa Rica, México y Brasil y otros es la desigualdad, la diferencia entre el rico y el pobre. Los muy aventajados y los menos aventajados. En Escandinavia, usted no ve eso pues el sistema ya está orientado a la equidad y eso persiste en la educación pero también en esos países se da igual importancia a lo académico y a lo técnico. Entonces es tan importante convertirse en un profesor como en un plomero. Técnica y vocacionalmente son muy igualitarios. Si usted me pregunta cuál sistema es exitoso, yo diría que Escandinavia.

¿Cuáles es la perspectiva que tiene un joven que se sale del sistema educativo?

-El panorama que tiene un joven que se sale muy temprano del sistema es difícil, no es bueno porque las oportunidades en la vida son pocas, se ven reducidas. Esto tiene un impacto en la vida.

¿Cuáles medidas se pueden implementar para combatir la exclusión escolar?

-Una forma muy obvia, aunque quizá no la mejor de todas es tener fuertes marcos legales, que muevan a las familias a enviar a sus hijos a la escuela pero no es así cómo funciona la situación. Estaríamos penalizado a una familia que ya tiene una desventaja. Se necesita un marco legal pero aún es más importante un sistema educativo que motive a los jóvenes, que los emocione y que los haga sentirse que quieren aprender para así estar seguros de que tendrán oportunidades en el futuro.

¿La tecnología es una herramienta importante para combatir la exclusión?

-Tiene que recordar que los millennials, la generación digital tienen máquinas y saben cómo usarles y sacarles provecho. En el sistema educativo, podemos usar estas herramientas que les emocionen para enseñar porque si eso es lo que les emociona más que un libro, tal vez eso es lo que se deba usar para educar, enviar el mensaje. No estoy seguro de que los sistemas educativos en Latinoamérica aún lo empleen al máximo.

¿El sistema debe seducir a los estudiantes?

-Sí, la educación no es solo importante para usted, sino para todo el país porque una nación necesita educar gente con talentos que hagan crecer la economía. No solo para usted sino para todos los habitantes del país. Sí, el sistema educativo necesita seducir porque el país necesita de gente educada.

¿Cuál es el costo de un estudiante que abandona el sistema educativo?

-No soy economista y no puedo darle una cifra en dólares pero creo que los costos de una oportunidad perdida para la persona, para la comunidad y para el país son enormes. En cualquier lugar donde esté funcionando (como en Escandinavia) hay evidencia muy clara de que la inversión en educación da resultados para el país. Es difícil de cuantificar. Yo sé que a los gobiernos les gusta escuchar que si hacen algo van a ahorrar dinero o ganar dinero pero esto no se trata solo de ahorrar o ganar dinero, es más de proveer a los ciudadanos una vida llena de oportunidades en lugar de una vida llena de nada. Esa tiene que ser la responsabilidad de cualquier gobierno en el mundo.

0 comments