País

Fecha esperada de saturación en UCI podría aplazarse para el 19 de octubre, según CCSS

La afirmación de la CCSS se sustenta en la desaceleración del valor de la tasa de contagios, la cual estuvo cercana a 1.0 a partir del 19 de septiembre.

La saturación de las unidades de cuidados intensivos de los hospitales de la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS) podría aplazarse hasta el 19 de octubre, según datos recopilados hasta el 28 de septiembre. Así lo confirmó a UNIVERSIDAD el epidemiólogo de la institución, Roy Wong. 

La afirmación de la CCSS se sustenta en la desaceleración del valor de la tasa de contagios o R, la cual estuvo cercana a 1.0 (pero superior) a partir del 19 de septiembre.

De acuerdo con la CCSS, la desaceleración aparentemente ha generado la reducción también en las hospitalizaciones generales y de UCI, la cual es evidente a partir del 26 de septiembre. La tasa de contagio indica el número promedio de personas que contagia cada infectado durante todo el tiempo en que puede transmitir el virus. 

A esto se suma la reducción de fallecidos asociados a esta enfermedad a partir también del 26 de septiembre. 

“Con esto entonces la saturación está aún proyectada para el mes de octubre; sin embargo, dependiendo del comportamiento de la población en el acatamiento de las medidas que influyen sobre el R, la saturación puede verse postergada aún más de lo previsto”, señaló Wong.

La semana pasada, tanto el gerente médico de la CCSS, Mario Ruiz, y el presidente de la Comisión Nacional de Emergencias, Alexander Solís,  indicaron que la saturación hospitalaria de los hospitales de la Caja podría darse entre el 5 y 9 de octubre.

El coordinador de la maestría en Epidemiología de la Universidad Nacional (UNA), Juan José Romero, agregó que “con la tendencia a la baja en los casos totales y los internamientos, es posible, si esto se mantiene, que no se alcance la saturación”; sin embargo, destacó que habría que ver el resultado también del suero equino.

Romero recordó que es necesario ponerle atención a la disminución en la tasa de contagio, pues está relacionada con la cantidad de casos reportada, lo que a su vez depende de la cantidad de testeos realizados en el país.

La semana pasada, UNIVERSIDAD publicó un reportaje en el cual el investigador del Observatorio del Desarrollo (OdD), Agustín Gómez, señaló que el país maneja un rezago en torno a la cantidad de pruebas procesadas: “Todos los lunes y martes, posterior al fin de semana, hay un decrecimiento en la cantidad de casos diarios. Ya han pasado tres fines de semana donde hay 700 casos, 800 casos y luego repunta. La hipótesis que estamos manejando tiene que ver con la capacidad de análisis que tiene el Ministerio los fines de semana. La hipótesis es que los fines de semana trabajan menos personas y la capacidad solo da para procesar la mitad”.

 

Para este miércoles, el Ministerio de Salud registró un total de 1.156 casos nuevos de COVID-19, de los cuales 254 son por nexo epidemiológico y 902 por laboratorio.

Además, 574 personas se encuentran hospitalizadas, de las cuales 222 se encuentran internadas en las unidades de cuidados intensivos. 

Ir al contenido