¿Sabe cuáles son las cinco metas que impulsa el Plan Nacional de Desarrollo 2019-2022?

El Plan Nacional de Desarrollo está compuesto por cinco metas nacionales, 27 metas de área de articulación, 16 evaluaciones y más de 270 programas y proyectos de inversión pública.

El Gobierno presentó este martes el Plan Nacional de Desarrollo y de Inversión Pública 2019-2022 (PNDIP), un documento de 360 páginas que se convertirá en la base y guía de acción para el resto de la administración.

El PNDIP contempla 5 metas nacionales, más de 270 metas de intervenciones en siete áreas de articulación presidencial: desarrollo sostenible y convivencia; innovación, competitividad y productividad; desarrollo regional; estabilidad y crecimiento inclusivo; seguridad humana; salud y seguridad social; infraestructura, movilidad y ordenamiento territorial.

De acuerdo con la ministra de Planificación, Pilar Garrido, la elaboración incluyó una consulta popular en línea que reunió más de 800 propuestas ciudadanas, de las cuales algunas se integran en la propuesta final. Otra de las particularidades es que  se trata de un plan alineado con los objetivos de desarrollo sostenible.

Al tiempo que se llevarán a cabo las acciones, irá acompañado por una Agenda Nacional de Evaluación (16 en total) para valorar los proyectos y los programas, comprender su grado de éxito y sus oportunidades de mejora.

También, la propuesta contemplará un sistema de monitoreo “para acompañar a las instituciones en la consecución de sus metas y hacer transparente su cumplimiento a la ciudadanía”, con la intención de hacer un seguimiento “más riguroso y estratégico”.

Estas son las cinco grandes metas nacionales que se propuse el Gobierno al concluir la administración:

Disminuir el desempleo

 Meta: Bajar entre 0,7 y 1,8 puntos porcentuales la variable del desempleo para el 2022. Se logrará mediante la generación de empleo de calidad, nuevos emprendimientos intensivos en investigación, desarrollo e innovación, nuevas competencias como el bilingüismo y educación dual.

De acuerdo con el documento, en promedio, las personas desempleadas durante los últimos 12 meses son aproximadamente 209.000. Para disminuir la tasa de desempleo en un punto porcentual, se requiere que cerca de 23.000 personas se incorporen al mercado laboral.

De acuerdo con el Mideplan, el desempleo se ha mantenido fluctuante alrededor del 9%, a pesar de que la economía se ha mantenido creciendo de forma sostenida.

Los dos ejes fundamentales para reducir el desempleo se basan en el aumento del nivel de productividad y la inclusión del mercado laboral de grupos con mayor dificultad como las mujeres y los jóvenes.

El Plan contempla 16 intervenciones entre las cuales destaca aumentar emprendimientos beneficiados por el programa de acceso de financiamiento para emprendimientos tradicionales, incrementar el número de personas en condición de discapacidad en el mercado laboral, incrementar a 17.000 el total de personas egresadas en el idioma inglés.

También se pretende aumentar a 250 el número de estudiantes egresados de programas de educación y formación técnica profesional en modalidad dual, aumentar a 1.000 el total de personas en procesos de educación y formación técnica y profesional, entre otras.

Pobreza

Meta: Reducir la pobreza multidimensional entre 2,3 y 2,7 puntos porcentuales. Se busca atender 22.500 hogares en pobreza multidimensional, mediante la Estrategia de Puente al Desarrollo.

El Gobierno plantea como de los principales retos, sostener e intensificar la disminución de la pobreza observada durante el período 2015 y 2016. Sin embargo, subraya que la tarea se vuelve más compleja en un contexto fiscal dificil, en el que “el gasto estará bajo un periodo de crecimiento moderado”.

La propuesta es que entre 36.639 y los 41.408 hogares saldrían de la pobreza multidimensional durante el período 2019-2022 si se ejecutan las siguientes intervenciones descritas en la imagen.

El Ministerio de Planificación Nacional y Política Económica (Mideplan) aclaró que el país adoptó una nueva metodología para medir la pobreza como un fenómeno multidimensional. Tradicionalmente, la medición de la pobreza ha sido aproximada mediante el método de línea de pobreza.

Crecimiento económico

Meta: Para el 2022 crecer en al menos el 3,3% del PIB. Para estimar el crecimiento del PIB, el Gobierno contempló varios supuestos macroeconómicos, tanto nacionales como internacionales, que podrían variar dependiendo de las condiciones. y el comportamiento de la economía.

Para hacer las estimaciones, el Gobierno se basó en dos proyecciones: la del Banco Central y la de Mideplan. En el caso del BCCR, la proyección fue elaborada por medio del Modelo Macroeconómico de Proyección Trimestral.

En el caso de la estimación de Mideplan, se utiliza el Programa Forecast PRO (FP) que detecta patrón de tendencia-ciclo en los datos y estima a partir de su comportamiento histórico tres posibles escenarios.

La selección de la meta nacional se realizó con base en el rango entre el escenario del BCCR y el escenario tendencial de Mideplan. La meta nacional contempla dos escenarios, uno optimista (rango superior) y otro tendencial (rango inferior)

Descarbonización

Meta: Que en el 2022 la tasa de emisiones de dióxido de carbono decrezca en al menos 0,9%. Para ello, se van a impulsar la sectorización del transporte, los trenes eléctricos de pasajeros y carga y el cambio de flotilla vehicular de diésel a eléctrica.

También se propiciará una transformación de la matriz productiva para que se parezca más a la matriz energética, que es 98% renovable.

Según el Mideplan, para llegar a una desaceleración de las emisiones de CO2 en el mediano y largo plazo, es esencial ir más allá de las políticas públicas y poner en práctica, además de las medidas contempladas en el Plan Nacional de Desarrollo, el Plan para la Descarbonización de Costa Rica 2018-2050.

Algunas de las intervenciones que propone el Gobierno para alcanzar la meta, incluyen acciones en el transporte como contar con un Tren Rápido de Pasajeros o el Tren de Carga.

Desigualdad

Meta: Detener el crecimiento, dado que una reducción significativa solo es posible a largo plazo. Se ha programado mantener el coeficiente de Gini en 0,511, aumentando la participación de las mujeres en mercados laborales y la formalidad en el empleo y mejorando los sistemas de intermediación de empleo para personas con edades entre 18 y 44 años.

El coeficiente de Gini es uno de los indicadores más utilizados para analizar la desigualdad o equidad en la distribución de los ingresos dentro de un país, este indicador es un número que oscila entre 0 y 1. Un país que posee un coeficiente de Gini cercano a 0 se caracteriza por una distribución de los ingresos más homogénea.

El Gobierno plantea que para poder reducir el coeficiente de Gini y acortar la desigualdad se debe de considerar que es un esfuerzo a largo plazo, que no es responsabilidad exclusiva de la política social y que no es responsabilidad exclusiva del Estado.

Entre las intervenciones para reducir la desigualdad destaca el que 5.000 sean egresadas de los procesos de Capacitación y Formación del MTSS, según Estrategia de Alianza para el Bilingüismo (ABI) así como que 18.000 personas aprueben servicios de capacitación y pruebas de certificación de competencia laboral en el idioma inglés a nivel nacional y regional.

Pese a que se señala que a nivel histórico ha habido “una tendencia a la no disminución en la desigualdad”, se sostiene que a través de las acciones plasmadas dentro del Plan 2019-2022 para las metas nacionales de crecimiento económico, disminución de la pobreza y desempleo, se podrían llegar a influir sobre el comportamiento de la desigualdad del país “en el mediano y largo plazo de manera positiva”.

0 comments