Román Macaya espera que próximos presupuestos extraordinarios incluyan partida para la Caja

El presupuesto extraordinario que se discute en el congreso no destina fondos para la Caja. El presidente ejecutivo de la CCSS aseguró que esta crisis afecta los gastos e inversiones de la institución, y provoca una reducción en los ingresos.

El presidente de la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS), Román Macaya, aseguró a UNIVERSIDAD que espera que los próximos presupuestos extraordinarios incluyan partidas que alivien las finanzas de la institución, la cual tiene ahora “una de las cargas más fuertes” en la atención del COVID-19. 

De acuerdo con Macaya, la institución ha hecho grandes esfuerzos por flexibilizar convenios de pago, reducir la base mínima contributiva, flexibilizar los créditos hipotecarios, ampliar la definición de incapacidades, pero además tiene un gran gasto e inversión en la preparación de la institución para el incremento de casos del nuevo coronavirus. 

“Sabemos que se están generando fuentes de financiamiento desde créditos externos a impuestos especiales para hacerle frente a esta crisis. Y lo que esperamos es que a nadie se le olvide que la CCSS es la que está llevando una de las cargas más fuertes en la atención de esta crisis tanto sanitaria pero también económica”, señaló Macaya.

“Sí, hay una expectativa dentro de la junta directiva de que dentro del presupuesto o los presupuestos que se vayan a tramitar en el congreso hayan partidas que fortalezcan capacidad de respuesta de la Caja y la fortalezcan posterior a esta crisis para que estemos preparados de forma importante para futuras crisis sanitarias y continuar con inversiones que requiere la institución en términos de infraestructura que a la vez son parte de esa preparación a futuro de poder atender mejor a nuestros ciudadanos”, añadió.

Aseguró también que durante la pandemia, la Caja ha tenido que suspender lo programable, para priorizar la atención de los pacientes con COVID-19. Esto hará que la institución -a futuro- tenga que crear una estrategia para disminuir los tiempos de espera de cirugías, procedimientos y consulta externa.

En promedio, un asegurado esperaba (antes de la pandemia) 335 días por una cirugía electiva, 143 días por un procedimiento y 189 días por una consulta externa.

“(Esta crisis) nos afecta en nuestros gastos e inversiones porque tienen que aumentar para enfrentar una pandemia que ha hincado a países mucho más ricos y sistemas de salud mucho mejor financiados que el nuestro. Y también en una reducción de los ingresos porque estos dependen de las cuotas obrero patronales, que en una situación de crisis donde se dispara el desempleo y obviamente afecta las finanzas de la Caja”, externó.

Presupuesto no incluye a la Caja

La semana pasada, el Gobierno presentó ante la Asamblea Legislativa un presupuesto extraordinario por un monto de ₡377 mil millones, los cuales contemplan el pago de deuda y atención de las personas afectadas por la emergencia nacional a raíz del COVID-19; es decir, no incluye ninguna partida va dirigida hacia la Caja.

Tras la presentación del presupuesto, el directivo y representante de los Trabajadores ante la Junta Directiva, Mario Devandas, mostró su preocupación, pues considera que  de no resolverse los problemas financieros de la institución, se daría un recorte en el portafolio de inversiones y eso pondría en peligro construcciones como los hospitales de Cartago y Turrialba, así como la Torre del Hospital Nacional de Niños.

Devandas señaló que actualmente, ni la misma directiva de la Caja, tiene claro cuál será el plan del Poder Ejecutivo para fortalecer las finanzas de la institución. Además, destacó que antes de la crisis, la situación financiera de la institución estaba “comprometida”, y ahora la emergencia sanitaria agravaría aún más la situación.

Por su parte, el diputado del Frente Amplio, José María Villalta, externó que el Gobierno dice que mantiene el compromiso de aportar los recursos pero que no ven necesario hacerlo en este primer presupuesto extraordinario. 

“Alegan que todavía no pueden cuantificar cuánto será el faltante de recursos del Seguro de Salud por la reducción de la Base Mínima Contributiva (por ahora estiman 30 mil millones) y que la CCSS no ha formalizado la solicitud de los recursos”, criticó Villalta.

Por su parte, la jerarca del Ministerio de Planificación Nacional y Política Económica, Pilar Garrido, señaló que el Gobierno honrará los compromisos económicos con la Caja y que destinarán recursos para la institución en los próximos presupuestos.

SUSCRÍBASE A LA EDICIÓN SEMANAL EN FORMATO DIGITAL.Precio: ₡12.000 / añoPRECIO ESPECIAL

0 comments