País Empresa de asesoría demandará al partido de Fabricio Alvarado ante el TSE, por supuesto impago de un segundo trabajo

Restauración Nacional pagó a encuestadora OPol ¢8,8 millones

Estados financieros reflejan un pago único del PRN para Opinión Política C y C y Opol Consultores.

El Partido Restauración Nacional (PRN) hizo un pago de casi ¢9 millones al grupo empresario conformado por las firmas  Opinión Política C y C y la casa de encuestas OPol Consultores.

El pago se realizó el pasado 13 de marzo, según documentos obtenidos por UNIVERSIDAD e Interferencia en el último reporte de estados financieros que la agrupación cristiana presentó al Tribunal Supremo de Elecciones (TSE) este miércoles.

El líder de la agrupación evangélica y hoy diputado, Carlos Avendaño, reconoció que la empresa fue contratada durante la pasada campaña política; sin embargo, afirmó no saber por qué concepto se les giró el pago.

El último estudio de opinión que OPol hizo público se dio a conocer el pasado 23 de marzo; en ese trabajo el entonces candidato por el PRN, Fabricio Alvarado, aparecía liderando la intención de voto para la segunda ronda electoral con un 56%, por encima de su rival, Carlos Alvarado, de Acción Ciudadana (PAC), quien supuestamente reunía un 44% del apoyo popular.

Avendaño justificó su falta de información sobre el tipo de servicios contratados a la encuestadora alegando que la relación con esa firma la manejaron «los de la campaña» y  solo puntualizó que OPol les suministró «servicios de información».

“La relación con la gente (de OPol) la manejaron los de campaña. El trámite puntual, contable y financiero, pasa por otra parte. Yo sabía que se estaba trabajando en cuestión de dar servicios de información. Ahora, el producto que se le pidió, si es agua o tinta, no lo sé”, comentó el presidente y actual líder de la fracción del PRN.

También se consultó a la tesorera del partido, Jessica Sequeira. Sin embargo, ella afirmó desconocer los pormenores de la contratación a la casa encuestadora.

Catherina Convertino, gerente de Opinión Política C y C, afirmó que a Restauración Nacional se le brindaron servicios de Opinión Política C y C (no aclaró los detalles de esa categoría profesional), estrategia política, análisis de estudios de opinión y asesoría en comunicación.

Además, afirmó que a lo largo de la campaña también trabajaron para los partidos Liberación Nacional (PLN), Republicano Socialcristiano (PRSC), Unidad Social Cristiana (PUSC), Movimiento Libertario (ML), Nueva Generación (PNG) y el partido Todos.

La gerente detalló que, durante la segunda ronda electoral, únicamente trabajaron para el Partido Restauración Nacional.

Convertino agregó que su firma elevará una denuncia contra ese partido ante el TSE, por la falta de pago de una segunda labor de asesoría al partido, de unos ¢18 millones, aproximadamente.

Sobre las fronteras y límites entre el trabajo de las firmas Opinión Política C y C y la encuestadora OPol Consultores, Convertino afirmó que “en general, nuestros clientes confían y conocen nuestro profesionalismo, y en todos los casos quedaron satisfechos con los servicios contratados”.

Se intentó localizar al exjefe de campaña de Restauración, Juan Carlos Campos, pero no contestó a las llamadas realizadas por el noticiero de las Radios UCR Interferencia y por UNIVERSIDAD.

“Opolazo”

Opol causó controversia al final de la campaña política cuando, imprevistamente,  canceló la publicación de su última encuesta pública, programada para el 27 de marzo pasado, luego de que una fotografía difundida en redes sociales  vinculó a la empresa con un automóvil que portaba banderas del PRN durante una actividad proselitista de ese partido.

Aquella era la última encuesta prevista por OPol para la campaña presidencial, que se disputaba entre el oficialista, Carlos Alvarado, y el candidato del PRN, Fabricio Alvarado. La divulgación de la encuesta estaba prevista desde el periódico La República y el medio digital El Mundo CR, compañía relacionada a la firma OPol Consultores.

En aquella ocasión, por redes sociales OPol afirmó que el vehículo cuestionado estaba inscrito a nombre de Opinión Política C y C, y que “la información que circula en redes sociales que vincula a OPol Consultores con el movimiento de Restauración Nacional es falsa”.

Sin embargo, el automóvil embanderado con las insignias del PRN era conducido por Mauricio Muñoz, director de proyectos de OPol Consultores.

El 28 de marzo, la casa encuestadora señaló mantener “una relación permanente de contratación de diferentes servicios con la empresa Opinión Política C y C”, pero que su vínculo comercial no ponía en riesgo la imparcialidad de sus estudios.

“Opinión Política C y C no hace encuestas. Su labor es asesorar y promover una efectiva comunicación política. Entre sus clientes figuran múltiples partidos políticos, sin que estos contratos afectaran la pureza de las encuestas y estudios de OPol Consultores S.A.”, publicó OPol en Facebook.

Así, la razón que dio la encuestadora para no publicar su último estudio fueron “amenazas a la integridad física de los encuestadores en el trabajo de campo” derivadas de la denuncia hecha en redes sociales.

Por su parte, la campaña de Fabricio Alvarado emitió un comunicado donde pedía la intervención del TSE ante las amenazas que, según OPol denunció, vinieron por parte de miembros del PAC.

“A Restauración Nacional le preocupa que se suspendiera la última encuesta en que se reafirmaría la tendencia de que Fabricio está muy por encima de su contendor del PAC [Partido Acción Ciudadana]”, decía el comunicado del PRN que se compartió a la prensa el mismo 28 de marzo.

Posteriormente a las elecciones del 1 de abril, Muñoz afirmó que Opol Consultores mantendrá vigentes sus operaciones.

 

*Producción del Semanario Universidad y el noticiero Interferencia, de las radios UCR.

Ir al contenido