Partido absorbe bloque cristiano y alcanza su máximo histórico

Restauración Nacional: la multiplicación de las curules

Asamblea mantiene fragmentación, PIN regresa desde 1998, Republicano Socialcristiano ingresa y Unidad alcanza su máximo en el Congreso desde 2002

El conservadurismo alcanzará su máxima presencia en la Asamblea Legislativa a partir de este primero de mayo de 2018. Nunca antes el Congreso ha presenciado tantos integrantes de partidos confesionales, que unifican y multiplican sus fuerzas para esta nueva legislatura.  

Así se visualiza el próximo hemiciclo del Plenario, a partir del noveno corte del Tribunal Supremo de Elecciones, que permitía a UNIVERSIDAD distribuir 42 escaños, que daban una presencia mayoritaria al Partido Liberación Nacional y al Partido Restauración Nacional.  Es decir, a este corte aún faltaban 15 escaños en disputa.

La agrupación de Restauración Nacional alcanza un «milagro» histórico al pasar de contar con 1 diputado en el período 2014-2018 a 10 o más legisladores para la legislatura 2018-2012.

El viejo bipartidismo continuaría representando un bloque fundamental para el próximo Congreso: mientras que Liberación Nacional fija un mínimo de 10 escaños, el Partido Unidad Socialcristiana alcanzaría un mínimo de 9 diputados (la fracción más importante desde el período 2002-2006). El Partido Acción Ciudadana tendría, por ahora, un mínimo 7 diputados asegurados en el próximo Plenario.

Las Tablas de la Ley

Al fenómeno se unen varios procesos: el Partido Integración Nacional regresa desde 1998 al fijar -al menos- tres diputados y el Partido Republicano Socialcristiano ingresa al Congreso con -al menos- dos congresistas.

Interactúe con este gráfico

Suceden otros procesos: el Frente Amplio reduciría drásticamente sus fuerzas al pasar de nueve diputados a tener altas probabilidades de convertirse (al igual que en el período 2010-2014) en una fracción unitaria, dirigida por el legislador José María Villalta.

Son los nuevos diputados que enfrentarán las discusiones de la crisis fiscal de un déficit de un 6,2% en el 2017 y un 7,1% en el 2018, según las proyecciones del Banco Central, la reforma al reglamento legislativo, reformas al sistema institucional, reformas electorales, entre otras.

Los damnificados

Como era previsible, el ascenso de agrupaciones como el PRN, el PIN y el PUSC, sumado a la reaparición del PRSC, parece haber sacado ya por completo de sus curules a fuerzas políticas como el Partido Renovación Costarricense (PRC), el Partido Alianza Democrática Cristiana (PDAC) y el Partido Accesibilidad Sin Exclusión (PASE).

También sufrieron la embestida partidos como el Frente Amplio (FA) que, hasta el noveno corte de la noche, logró colocar apenas una sola plaza en San José que será ocupada —como en el periodo 2010-2014— por un José María Villalta que podría ser de nuevo una “fracción unitaria”.

También parece estar en el limbo el Movimiento Libertario, que continuó su descenso de las últimas elecciones y quedó, hasta los últimos resultados de anoche, con pocas posibilidades de hacerse con una curul por el cálculo de subcociente.

Para meterse en la disputa de un campo en San José (el que tenía más cercano), el Libertario requería 2.189 votos para siquiera entrar en la repartición de cupos.

Otros que salieron perdiendo fueron los partidos provinciales, que —con excepción del Auténtico Limonense— parecen alejarse de cualquier posibilidad por sus respectivas disputas. La agrupación caribeña, liderada por Rubén Acon Toy como primer candidato, requería sólo 576 votos para meterse en la pelea por un puesto en la Asamblea.

Lejos quedaron también nuevas iniciativas como el Partido Vamos y el Partido Liberal Progresista (PLP), que ya se despidieron de cualquier posibilidad de meterse en el Plenario legislativo.

Todos estos fueron los resultados de la campaña más dividida de la historia, con 25 partidos (11 provinciales) que buscaron dejarse este domingo 60 puestos disponibles.

Edades y perfiles

Por ahora, la distribución de las curules apunta a que el Partido Acción Ciudadana presidiría la primera sesión del próximo Congreso, pues Mario Eduardo Castillo Melendez (primer lugar de Cartago del PAC) -de 71- apunta a tener una curul asegurada en la Asamblea.

Al contrario, la candidata sancarleña y liberacionista María José Corrales Chacón, de 28 años, podría convertirse en la legisladora más joven del Congreso.

Este corte permitiría asegurar el ingreso de figuras como el excongresista Carlos Avendaño (primer lugar por San José del partido Restauración Nacional) y Jonathan Prendas Rodríguez (exasesor de Fabricio Alvarado y primer lugar por Heredia de ese partido).

También ingresaría el exalcalde Roberto Thomson (primer candidato de Alajuela por el Partido Liberación Nacional), el exministro de la Presidencia de la Administración Chinchilla Miranda, Carlos Ricardo Benavides (primer lugar de San José por el PLN) o el exprecandidato presidencial Luis Antonio Aiza (primer lugar de Guanacaste del PLN).

El ingreso del exministro de Trabajo Víctor Morales Mora (segundo lugar por San José del Partido Acción Ciudadana) y el exministro de economía Welmer Ramos (primer lugar por Heredia del Partido Acción Ciudadana).

En el Partido Unidad Socialcristiana destaca el ingreso del presidente de la agrupación, Pedro Muñoz, quien ocupaba el segundo lugar por la provincia de San José. El excandidato presidencial Walter Muñoz (1998,2002, 2006, 2010 y 2014) regresa al Congreso también, al ser el primer candidato por el Partido Integración Nacional en San José.

SUSCRÍBASE A LA EDICIÓN SEMANAL EN FORMATO DIGITAL.Precio: ₡12.000 / añoPRECIO ESPECIAL

0 comments