Rector de la UCR sobre investigación por acoso sexual en Guanacaste: “Vamos a proteger a estas personas y vamos a salvaguardar no solo su seguridad, sino su integridad”

Henning Jensen afirma estar preocupado por que haya docentes investigados por delitos sexuales impartiendo lecciones.

Sobre las denuncias de delitos sexuales en la sede guanacasteca de la UCR, el rector Henning Jensen señaló que accedió a los primeras informaciones sobre el tema desde hace dos años. Y que esa información no permitía apuntar el dedo sobre personas en específico, y que por ello se acercó de inmediato al OIJ a presentar una denuncia formal.

Dos años después y con nuevas denuncias, ahora se sabe que el caso fue retomado por la Fiscalía de Género y el asunto va más allá. Ahora se investigan supuestos intercambios de favores sexuales y tráfico de drogas dentro de la sede de la Universidad de Costa Rica, en Liberia. En 2017 el OIJ investigó una supuesta trata de personas con fines de explotación sexual, pero no pudo encontrar pruebas.

Profesores que supuestamente piden sexo a cambio de ofrecer asistencias a estudiantes, el ingreso de personas externas a la institución y la presunta venta de drogas en el reciento de Guanacaste forman parte de las pesquisas que sigue el Ministerio Público.

Esta situación obligó a las autoridades universitarias a trasladar de sede a dos estudiantes, pero hasta ahora no ha provocado ninguna sanción para los docentes investigados.  Jensen asegura que se necesitan evidencias más sólidas para ordenar una intervención administrativa de la sede de Guanacaste.

Primero se habló de acoso, ¿ahora estamos hablando de casos de abuso sexual de parte de docentes?

-No necesariamente por parte de docentes, las denuncias que han llegado a la administración universitaria son muy poco precisas y no hacen señalamientos de posibles involucrados o responsables. Incluso hay algunas denuncias que señalan que podrían tratarse de personas externas a la universidad. Estas denuncias, debido a su naturaleza muy vaga, exigen una investigación sistemática y por eso consideramos que esta investigación está muy alejada de las posibilidad de la propia institución, por lo que hemos recurrido al Ministerio Público y yo personalmente hablé con el señor Walter Espinoza, del OIJ.

Usted dice que presuntamente podría ser de gente externa ¿también se está investigando alguna colaboración con personal de la UCR?

-Esa es una posibilidad que lógicamente estaría dentro del ámbito de investigación de las instancias pertinentes y es una posibilidad que no se puede descartar a priori.

Tengo entendido que en este caso también se habla de ingreso de drogas a la institución y que esto tiene relación con este trasiego/intercambio…

-Las diferentes sedes de la Universidad de Costa Rica se encuentran en un contexto social económico y político que puede ser problemático y al ser sedes con campos muy abiertos hay una cierta facilitación de que estos fenómenos se den, pero hemos tomado las medidas del caso para fortalecer nuestra vigilancia y al mismo tiempo hemos ofrecido a las autoridades de las diferentes sedes todos los recursos institucionalmente disponibles para que estén alertas y puedan intervenir de manera más directa ante estos fenómenos.

Si nos olvidamos de las otras sedes y nos concentramos en la de Guanacaste, ¿qué ligamen hay entre las drogas y estos intercambios?

-Dentro de lo que las denuncias dicen, se puede pensar que existe una conexión entre ambos fenómenos, y aquí hay que apuntar también al hecho de que Guanacaste es una zona que está muy penetrada por el narcotráfico. Hemos visto en las noticias de la prensa nacional que aquí mismo se han dado ajusticiamientos. Entonces no podemos pensar que la Sede de Guanacaste de la Universidad de Costa Rica vaya a estar total y absolutamente exenta de estas influencias externas. 

El tema no es nuevo, ustedes vienen tomando denuncias desde el 2017. ¿De qué delitos más estamos hablando? ¿Abuso sexual? ¿Violación?

-Tenemos que irnos a un poco más allá y ver que el múltiple homicidio que ocurrió aquí que tuvo motivaciones sexuales. Ese acontecimiento nos prendió muchas luces, prendió absolutamente todas las alarmas y nos hizo pensar no sólo de una acción totalmente externa y que fuera fortuita más o menos accidental digamos o azarosa sino que nos hizo pensar en que podría tratarse de algo que tenga una naturaleza más estructural o sistemática. Entonces al escuchar estas otras denuncias aunque fueran formuladas de una manera todavía muy vaga o imprecisa provocó de parte de la administración universitaria una reacción inmediata y hemos entonces no solo realizado las campañas que son propias de nuestra institución sino que en virtud de todos estos factores es que recurrimos al OIJ y  también al Ministerio Público 

Ya ustedes en la conferencia de prensa explicaron por qué razón no han podido separar a docentes o a personas que trabajan en la universidad, ¿puede profundizar un poco más con respecto a las personas afectadas?

-Hemos tenido que trasladar estudiantes pero no se trata de una cantidad grande, se trata de dos universitarias que hemos requerido trasladar a otras sedes como medida de protección para ellas, pero en este momento no tenemos evidencias suficientes para tomar medidas administrativas contra ninguna persona dentro de la sede. 

¿Qué acompañamiento psicológico se les ha dado a las estudiantes más allá del traslado de sede?

-El departamento de psicología de la Sede de Guanacaste, sobre todo a través de su coordinadora, la señora Marlene Campos, ha estado muy activa en el apoyo psicológico y el seguimiento que se le ha dado a estas personas. Yo tengo más bien que expresar todo el reconocimiento no sólo hacia ella como coordinadora sino también, por ejemplo, hacia el profesor Warner Moreno o el profesor Vidaurre que se han involucrado en esto de una manera muy consecuente y muy comprometida. 

¿Le preocupa a usted el hecho de que uno de estos docentes que esté involucrado en una situación grave todavía esté compartiendo en aulas con estudiantes?

-Me preocupa profundamente de una manera muy intensa, pero precisamente por eso hemos tomado las medidas de contención que en este caso son factibles, como la concientización del estudiantado y el involucramiento de las autoridades, pero más allá de las autoridades también de las personas que coordinan secciones y programas para que estas sirvan, por así decirlo, de muro de contención o de escudo ante posibles extra limitaciones en la relación entre profesores o profesoras y alumnos y alumnas.

¿Cuál ha sido el rol que ha tenido el director de la sede?

-La colaboración de él ha sido activa. Personalmente, por otro lado, creo que ha percibido que la comisión formada por la Vicerrectoría de Docencia con apoyo de la Rectoría venía a constituir una especie de cuerpo extraño dentro del quehacer de la sede de Guanacaste, entonces yo comprendo que en algunos aspectos pudo haber actuado defensivamente, pero en otros aspectos como la propia campaña contra el hostigamiento sexual que desarrolló esta misma sede, el apoyó al grupo coordinador y específicamente de una manera muy activa a la coordinación de la carrera de Psicología.

¿Detectan ustedes un patrón cuando se habla de las personas que podrían estar involucradas en esto o es una coincidencia en que todas las denuncias no se menciona una sola persona?

-Las denuncias son efectivamente contra personas, tenemos un señalamiento de algunas personas que en estos comportamientos de hostigamiento sexual podrían ser catalogadas como reincidentes, sin embargo, las denuncias formales tienen que realizarse todavía.

Por la normativa interna ustedes no pueden penalizar a un docente antes de que termine la investigación, ¿le inquieta el hecho de que podrían salvar a alguien que esté viviendo una situación similar, pero no pueden?

-Claro, ahora, no solo existe la sanción y el hostigamiento sexual, que es un elemento estructural de una sociedad patriarcal, que no se supera enteramente mediante la sanción de los hostigadores. Aquí lo que tenemos que hacer y es lo que estamos haciendo es llamar al empoderamiento de los actores sociales para que puedan confrontar esto con mayor facilidad. Yo creo que eso tiene efectos positivos, de manera que el potencial hostigador tendrá ahora mayores inhibiciones o mayores temores para realizar una conducta de esa naturaleza cuando existe una mayor publicidad de los actos. Esta publicidad ha sido alcanzada gracias a las campañas que hemos realizado pero también gracias a esta declaratoria de emergencia que hicieron los estudiantes, esto tiene un efecto muy disuasivo sobre las personas. Me parece excelente que esta disuasión esté ahora en curso de una manera más colectiva. 

¿Se ha fallado en los controles de seguridad del recinto de Guanacaste?

-Los informes que tenemos son que, efectivamente, hemos tenido una situación de circulación bastante libre de personas fuera de las horas hábiles de las horas de trabajo y direcciones de este campus, entonces hemos tomado las medidas para que eso no ocurra más. 

¿De personas de adentro o afuera?

– De personas de afuera a quienes no tenemos identificadas. Tenemos una situación muy peculiar y es que los buses de la empresa de transportes de Liberia ingresan al mismo campus y eso es algo que tenemos que cambiar. Es una empresa que puede tener una parada fuera del campus, en la frontera del campus o en los límites del campus, pero no dentro del campus. Yo mismo he observado cómo hoy ha ingresado un bus de transporte público e ingresa totalmente al campus de la universidad, eso no es aceptable. 

¿Hasta qué punto tiene que llegar la situación para que se decida intervenir la sede?

– Las denuncias y los resultados de las investigaciones tienen que ser claros y sólidos, no podemos actuar con base en suposiciones o con base en denuncias que sean todavía imprecisas y con base en resultados que por el momento no ha sido presentados. Hay un informe preliminar del Ministerio Público, pero este informe es todavía muy general muy muy amplio muy vago muy impreciso. Es tan impreciso que con él no se puede iniciar una causa ni administrativa ni penal.

¿Qué le dice a cualquier muchacha que esté pasando por una situación así, que eventualmente en el futuro va a leer esta entrevista y está sufriendo violencia sexual?

– Que tiene todo el apoyo institucional para hacer la denuncia correspondiente y que vamos a proteger a estas personas y  vamos a salvaguardar no solo su seguridad, sino su integridad. La Universidad de Costa Rica no tolera el hostigamiento sexual y menos tolera los delitos que van más allá del hostigamiento sexual y se convierten en delitos penales. Precisamente por ello es que requerimos y hemos recurrido a las instancias nacionales competentes.

Colaboró la periodista Lucía Molina


Warning: file_get_contents(https://graph.facebook.com/?ids=https://semanariouniversidad.com/ultima-hora/rector-de-la-ucr-sobre-investigacion-por-acoso-sexual-en-guanacaste-vamos-a-proteger-a-estas-personas-y-vamos-a-salvaguardar-no-solo-su-seguridad-sino-su-integridad/): failed to open stream: HTTP request failed! HTTP/1.1 403 Forbidden in /home/alfred06/public_html/wp-content/themes/abomb-child/elements/element.php on line 80
0 comments