País

Presidente redobla apuesta por reforma fiscal: Minimiza caída en popularidad y aguarda por fallo de la Sala IV

La decisión trascendental que tomará la Sala IV sobre la reforma fiscal, mantiene en vilo al presidente a tan solo tres días de que finalice el plazo establecido para conocer el pronunciamiento.

El presidente de la República, Carlos Alvarado, se mantiene firme en apostar la mayoría de sus fichas (incluyendo su propia popularidad) a la reforma fiscal. Esta mañana de jueves anunció que se mantiene alerta y a la expectativa de la decisión de deberá tomar la Sala Constitucional sobre las consultas de inconstitucionalidad de la reforma fiscal -que resolverán a más tardar el 26 de noviembre- para ejecutar los pasos siguientes.

Al mismo tiempo, el mandatario reaccionó a la última encuesta del Centro de Investigación y Estudios Políticos (CIEP)  , asegurando que no le desvelan los resultados sobre la reducción de su popularidad.

El estudio del CIEP revela, por ejemplo, que se produjo una reducción en el apoyo de la ciudadanía hacia el Gobierno y su figura como presidente. La calificación que obtuvo Alvarado por parte de la ciudadanía fue de 5 en una escala de 1 a 10, nota que supera el 4,3 que recibió en setiembre.

Entre los resultados, además, se señala que un 70% de los encuestados ve malo el rumbo del país y un 83% califica de manera negativa la situación actual.

Por el lado de la reforma fiscal Alvarado dijo que esperan una respuesta pronta por parte de la Sala Constitucional para “activar los pasos siguientes” en materia de negociación, al tiempo que dependerán en gran medida del criterio de la Sala.

Sobre la labor legislativa, el presidente destacó el hecho de que, durante los últimos días, hayan tenido un debate “positivo” con las bancadas de los diputados, quienes serán los encargados de votar el proyecto en un segundo debate, una vez se dé a conocer la decisión de la Sala.

“Ciertamente hemos abierto el debate con las distintas bancadas y los diputados independientes también, discusiones preliminares. Sí hay que decir que mucho dependerá que una vez comunicado la resolución de la Sala Constitucional, el detalle de la misma porque eso va a influir directamente en lo que se el procedimiento legislativo y las negociaciones legislativas”, externo Alvarado.

Las declaraciones del presidente surgen en medio de la tensión de los días finales para que la Sala Constitucional responda las dos consultas de inconstitucional sobre la reforma fiscal. La decisión deberá darse a conocer antes de este lunes 26 de noviembre. La reforma fiscal se aprobó en primer debate el pasado 5 de octubre con 35 votos  ahora le resta un segundo debate en la Asamblea Legislativa.

El presidente dio las declaraciones esta mañana de jueves posterior a una actividad del Ministerio de Seguridad en la que se dio a conocer la operación policial para fin de año.

«Yo no estoy aquí para ser popular»

Ligado al ambiente  político que se ha vivido durante el primer semestre del Gobierno, este miércoles, se dio a conocer la última encuesta del Centro de Investigación y Estudios Políticos. En este estudio se refleja una percepción de incertidumbre y pesimismo en la ciudadanía costarricense sobre la situación económica del país, además de una disminución del apoyo de la ciudadanía a la figura del presidente  y del Gobierno.

Al respecto, el mandatario aseguró que no le preocupan los temas de encuesta de su popularidad. “Yo no estoy aquí para ser popular, y mal haría yo en tratar de ser popular en un contexto tan complejo como el que vive Costa Rica. Yo estoy aquí para resolver los problemas que tiene Costa Rica, y eso es lo que estoy haciendo”.

Para sostener la afirmación,  Alvarado comparó los resultados de la encuesta con el hecho de llevar a su hijo de cuatro años al doctor. La semejanza, según el presidente, es que a la ciudadanía no le gustan las medidas que está tomando para resolver la situación de las finanzas, así como a su hijo tampoco le gustan las medicinas o visitas al doctor para curar su enfermedad.

“Si yo frente a la enfermedad de mis hijos me pusiera a hacer cosas para caerle bien, no cumpliera mi deber como padre de protegerlo. Haría muy mal por querer ganar popularidad frente a él y eso lo entiendo exactamente igual en mi rol como presidente: yo no estoy aquí para ser popular, y mal haría yo en tratar de ser popular en un contexto tan complejo como el que vive Costa Rica. Yo estoy aquí para resolver los problemas que tiene Costa Rica, y eso es lo que estoy haciendo”, aseveró el jerarca.

El mandatario añadió que, guarda una gran convicción de que se resuelva pronto la coyuntura del país con respecto a las finanzas para que “el país crezca y  mejorare la situación en muchos aspectos”.

Ir al contenido