País

Poder Ejecutivo veta decreto legislativo sobre donación de trasplantes de órganos y tejidos por presentar contradicciones

Según el Poder Ejecutivo, el texto aprobado por los legisladores contiene imprecisiones que deben enmendarse. Acción fue celebrada por las fundaciones Nefrología Costa Rica y Vida Nueva Donación y Trasplantes quienes consideran pertinente y necesario realizar los cambios.

El Poder Ejecutivo vetó parcialmente esta semana el decreto legislativo 9.916, denominado “Modificación De Varios Artículos De La Ley 9.222, Ley De Donación Y Trasplante De Órganos Y Tejidos Humanos, De 13 De Marzo De 2014, Y Derogación De La Ley 6.948, Declara De Interés Nacional El Banco De Córneas, De 27 De Febrero De 1984”, por presentar contradicciones entre el objetivo del decreto y lo aprobado en la normativa.

El veto del Ejecutivo, según la comunicación hecha por Casa Presidencial, se dio por recomendación de los ministerios de Salud y Justicia y Paz, que han externado su desacuerdo con el objetivo de la Ley y por eso aportaron las recomendaciones de redacción necesarias para la mejor aplicación de la ley y el mayor beneficio de los pacientes. 

Uno de los puntos medulares que señala el veto parcial es que el Decreto Legislativo procura tipificar la acción de extraer tejidos siempre y cuando la persona fallecida no haya manifestado su oposición en vida. No obstante, se visualiza una contradicción jurídica ya que se pretende que sea posible obtener tejidos sin mediar anuencia, pero a la vez establece como acción punible extraer tejidos sin consentimiento expreso en vida, o sin contar con autorización de sus parientes o representantes”, señaló Casa Presidencial a través de un comunicado de prensa.

Externaron también que cuando la causa o mecanismo de muerte del donante conlleva criterios que ameritan realizar valoraciones médico-forenses, el decreto legislativo excluye la necesidad de aval por parte de la Medicatura Forense para extracción de tejidos, reservándose esa aprobación solo para extraer órganos, lo cual conlleva riesgos de alteración en las evidencias requeridas para procesos judiciales.

El Ejecutivo destacó que el texto presenta usos erróneos de términos como trasplante y extracción, e indica la necesidad de que todas las personas tengan derecho a manifestar su oposición a ser donante de tejidos en cualquier momento de su vida, mientras que el Decreto dispone el plazo de 90 días para que la persona manifieste su negativa a donar los tejidos.

El veto parcial del Ejecutivo fue celebrado por las fundaciones Nefrología Costa Rica y Vida Nueva Donación y Trasplantes relacionadas con trasplantes de órganos, quienes consideran pertinente realizar cambios al texto. 

“Resulta conveniente la intervención de Medicatura Forense para extracción de tejidos. Coincidimos en la modificación de las penas, no sin advertir la conveniencia de revisar que esto sea concordante con otras leyes como la Ley contra la trata de personas (Ley 9095) que regulen la materia en cuanto a penalización por tráfico de órganos. Nos parece conveniente también el cambio en cuanto al plazo que tendrá la persona para oponerse a la extracción, proponiendo la posibilidad de revertir tal decisión en cualquier momento”, señalaron ambas organizaciones.  

“Finalmente, consideramos que, para futuras modificaciones a la Ley de Donación y Trasplante de órganos, se convoque a las instancias competentes (ONGs de pacientes, Ministerio de Salud como ente rector, Caja Costarricense del Seguro Social, Secretaría Técnica de donación y trasplante, entre otros) para incorporar sus aportes en tanto son quienes podrían opinar con mayor criterio sobre el tema”, agregaron. 

¿Qué dice el decreto?

El expediente 20.715, incluye una Modificación de varios artículos de la Ley de Donación y Trasplante de Órganos y Tejidos Humanos 9.222 y derogatoria de la Ley 6.984. Entre los cambios más importantes se encuentra el artículo 23, el cual permitiría que se consigne en la cédula de identidad si la persona es donante de órganos o tejidos. 

“El Tribunal Supremo de Elecciones incluirá en todo documento de identificación que emita, el asentimiento o la negativa expresa para donar órganos, tejidos o ambos. En el caso de los documentos de identificación de los menores de edad, el consentimiento para convertirse en donante podrá ser externado por quién ejerza la responsabilidad parental. Esta información estará disponible en la base de datos del Registro Civil de Costa Rica para ser accesada por los establecimientos de salud  trasplantadores de órganos o tejidos”, se lee en el expediente.

Por su parte, la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS) será la encargada de incluir en su sistema de expediente digital la aceptación o negativa del paciente para convertirse en donante de órganos, tejidos o ambos,  la cual deberá ser actualizada en cada ocasión que se atienda al paciente.

El expediente ordena también que la Dirección General de Migración y Extranjería, incluya en todo documento de identidad que emita, el asentimiento o la negativa expresa para donar órganos,  tejidos o ambos.

“En caso de ausencia de información en las bases de datos, o de no portar documento de identificación correspondiente, la extracción de tejidos en persona fallecida podrá realizarse siempre y cuando dicha persona no haya dejado constancia expresa de su oposición, para lo cual el Ministerio de Salud facilitará el mecanismo legal para que las personas puedan manifestar por escrito su negativa a donar sus tejidos. Este procedimiento se deberá comunicar por escrito a la persona que realiza la tramitología para retirar el cuerpo, de previo a su iniciación”, menciona el expediente en su artículo 23.

El artículo 24 señala, por su parte, que en caso de que en el expediente del fallecido o en sus documentos o pertenencias personales no se encontrara evidencia de su anuencia en vida de donar sus órganos, se procederá a facilitar a la persona que realiza la tramitología para retirar el cuerpo, la información necesaria acerca de la naturaleza e importancia de este procedimiento, a fin de que sean ellos quienes den su consentimiento informado escrito.

En el artículo 31 se lee también que cuando medie investigación judicial y una vez corroborada la anuencia en vida para el caso de extracción de órganos, de conformidad con lo establecido en los artículos 23 y 24 de esta ley, y antes de efectuarse la extracción de órganos, el médico forense autorizará esta previa elaboración del informe, siempre que no se obstaculice el resultado de la instrucción de las diligencias judiciales.

 

Ir al contenido