País Asamblea Legislativa

Pescadores artesanales piden tener más millas de pesca dentro del mar patrimonial

Pescadores de Puntarenas dicen que cambios en pesca de atún deben analizar las ventajas que tienen los grandes barcos atuneros y su industria

Tres representantes del sector pesquero artesanal solicitan a los diputados que revisen el proyecto de Ley para recuperar la riqueza atunera de Costa Rica (21.531) y darles más millas para pescar. El proyecto define un alejamiento de 60 millas, mientras que Maurició González de la Unión Nacional de Palanque pide un mínimo de 200 millas para los pescadores artesanales y 200 millas para los barcos atuneros.

González aseguró a la Comisión de Ambiente, el órgano legislativo que estudia la propuesta, que “60 millas no viene a ayudar ni solventar absolutamente a los pescadores nacionales para poder cambiar su situación económica. No hay lógica en desplazarnos tanta distancia cuando tenemos tanto atún en la zona económica exclusiva” (conocida también como el mar patrimonial del país).

No obstante, el diputado socialcristiano y puntarenense, Óscar Cascante, pidió estudios técnicos para definir esa distancia de la costa. Cascante también denunció que existe un “monopolio solapado” para evitar que otras empresas de enlatado y procesamiento de atunes, además de Sardimar, se instalen en la costa Pacífica.

“¿Quién enlata? Solo quien tiene una marca puesta en el mercado y aquí es solo Sardimar. No tenemos otra empresa que puedan dársele licencias. Llegó Sardimar y amenazó, y por eso no se entregó la cuota (para que otras empresas desarrollen el negocio). Fueron palabras del Ministro de Agricultura, en la Comisión de Agropecuarios. Posiblemente esto hubiera ayudado mucho en el desempleo en Puntarenas”, afirmó el diputado.

El pescador González afirmó que barcos pesqueros de Suramérica (mencionó Venezuela y Panamá) se acercan a la Zona Económica Exclusiva y los pescadores artesanales deben negociar con los capitanes de los barcos para tirar sus redes sobre manchas de peces.

“En el mar estamos como en la ley de la selva. Esa es la interacción que queremos evitar, que se elimine y podamos como pescadores tener acceso (a pescar en aguas nacionales sin discutir con capitanes de flotas atuneras)”, dijo el representante puntarenense.

En la discusión del proyecto, los pescadores mencionaron que tienen menos ventajas que estas grandes embarcaciones para sus negocios.

De acuerdo con sus declaraciones, les preocupa que el proyecto podría “abrir portillos” para que la pesca turística realice pesca comercial y que mientras las embarcaciones turísticas “ya tienen su ganancia” porque son contratadas para llevar a otras personas a pescar, los pescadores llevan al mar su “costo de operación”.

“El sector pesquero no es apto de crédito porque es considerada una actividad de alto riesgo”, dijo González, quien pidió también modificar esos requisitos que tienen para acceder a créditos en la banca nacional y el Sistema de Banca para el Desarrollo.

De acuerdo con los representantes, la pesca con palangre captura entre ocho mil y 12 mil toneladas por mes. Los barcos atuneros un millón de kilos por mes.

Jorge Barrantes, presidente Cámara de Pescadores Artesanales reclamó que “todas las flotas extranjeras pescan a profundidad” pero los pescadores nacionales no hemos logrado desarrollar para cumplir con esos requisitos”.

“Esa lucha la hemos dado solos, no hemos sentido el apoyo del Estado para mejorar la pesquería”, afirmó Barrantes.

Entre otros temas, los pescadores pidieron invertir en investigación que sea de corto plazo para buscar beneficios de capacitación y actualización de su sector.

Ir al contenido