País

Nueve funcionarios de la Caja perdieron la batalla contra el COVID-19 

Este lunes se anunció la muerte de Henry González, trabajador del laboratorio del Hospital de Los Chiles.

Más de seis meses después de que se reportó el primer caso de COVID-19, el país contabiliza un total de nueve fallecimientos de funcionarios de la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS) relacionados con la enfermedad.

El primer fallecimiento corresponde al ginecólogo del Hospital de Alajuela, Reinaldo Albernás, quien murió el 10 de abril. El médico se convirtió en el primer costarricense en ser diagnosticado con COVID-19.

Cuatro meses pasaron, y el luto llegó en el mes de agosto por partida doble al Hospital San Juan de Dios. Se trata de Kimberly Ballestero, quien era empleada de Servicios Generales de ese centro médico y falleció el 10 de agosto; seguida por el psiquiatra Eduardo Arias, quien perdió la lucha el 13 de agosto.

En esa misma fecha, Luis Ovares, funcionario del Área de Salud de Hatillo, falleció también por la misma enfermedad.

La quinta muerte corresponde a Freddy González, del servicio de Patología del Hospital Max Peralta de Cartago, quien murió el pasado 21 de agosto. 

A González se suma un funcionario de la Dirección de Redes Integrales de Prestación de Servicios de Salud de la Región Huetar Atlántica, a quien la CCSS identificó como Juan, quien falleció el 17 de septiembre.

Dos días después, el 19 de septiembre, la institución reportó el fallecimiento de Jorge Solís, médico general del Hospital Monseñor Sanabria.

La lista la completa Henry González, trabajador del Laboratorio del Hospital de Los Chiles, quien falleció este lunes 21 de septiembre. 

La CCSS comunicó que la novena víctima corresponde a una funcionaria del servicio de limpieza del Hospital de Alajuela, identificada como Tania, quien falleció luego de ser egresada del hospital. La institución no señaló la fecha que se dio su defunción.

El viernes anterior, el gerente médico de la CCSS, Mario Ruiz, aseguró que 2.500 empleados de la institución han dado positivo por COVID-19.

En semanas anteriores, diversos sindicatos del sector salud han señalado su preocupación por la falta de equipo de protección especial para los funcionarios, especialmente de mascarillas, y por el hacinamiento en el Hospital Tony Facio de Limón.

Ir al contenido