Juzgado Concursal admite revocatoria de Aldesa

Tribunales dan primer paso para Intervención por Administración y Reorganización que evitaría quiebra de la empresa y un mayor perjuicio para cientos de inversionistas.

El Juzgado Concursal del I Circuito Judicial acogió las revocatorias presentadas por Aldesa y señaló que omite cualquier pronunciamiento de nulidad del proceso de Intervención por Administración y Reorganización, solicitada por Javier Chaves, presidente de la corporación.

De esta forma, previo a dictar formalmente la apertura de dicho procedimiento, el Juzgado Concursal ordenó realizar el peritaje en los próximos diez días hábiles, para contar con los criterios técnicos, para determinar si es posible llevar adelante el procedimiento legal.

El pasado 11 de noviembre el Juzgado notificó a Aldesa que su solicitud era rechazada por no cumplir con la petición de aportar los libros contables de la sociedad Infinito Versol S.A., la lista de activos de doce sociedades y la lista de pasivos de otras doce sociedades. La compañía presentó el recurso de revocatoria con apelación en subsidio.

Al parecer la resolución de los tribunales abre la posibilidad a que sea aprobada la Intervención por Administración y Reorganización, lo que libraría a la empresa de una quiebra inminente.

Sobre este particular, Aldesa envió un comunicado a los inversionistas, en el cual asegura que la decisión de los tribunales evidencia que la empresa sí cumplió con los requisitos para darle curso al proceso y que significa un avance de cara a la aprobación de la medida judicial.

“Esta resolución es un importante paso en la resolución del problema de liquidez y demuestra nuestro compromiso para lograr la apertura del régimen de Administración Judicial, el cual consideramos el mejor camino para garantizar el pago de la totalidad de nuestras acreencias”, indicó la empresa en el comunicado.

La solicitud de Administración por Intervención es un procedimiento regulado por el Código Civil y permite que una empresa privada en situación financiera difícil o falta de liquidez plantee un plan de salvamento. El juez nombraría un interventor y una junta interventora, así como un representante de la empresa para ejecutar el plan planteado por la empresa.

Esto daría a Aldesa la posibilidad de tener una moratoria en el pago a sus acreedores e inversionistas por un período de tres años.

Por otra parte, recordó Aldesa que han puesto en marcha un plan de salvamento y formalizado arreglos de pago por $70 millones y aseguró que esperan para inicios de 2020 llegar a los $100 millones, incluso antes de que se abra el proceso.

Precisamente, la empresa ha impulsado una serie de acuerdos con diversos inversionistas de proyectos liderados por la empresa, como en el caso del desarrollo inmobiliario Terra Verbena que fue cedido por la empresa como parte de un arreglo de pago por $54 millones que firmó con más de 100 inversionistas.

Según la empresa, Terra Verbena pasó a manos de una nueva junta directiva con representación de los inversionistas y que sería el mismo órgano el que definiría el reinicio de la construcción.

Otro acuerdo fue ceder el edificio de Aldesa, en el cual unos 15 inversionistas habían puestos sus dineros. Para ello, cinco inversionistas grandes compraron su parte al resto de personas, pero dándoles entre el 50% y 30% de lo que habían invertido.

Y este miércoles 18 de diciembre, varios inversionistas de una subsidiaria de Aldesa, Gravitón, firmaron finiquitos en los que se establece que la compañía les pagaría un 10% de la deuda en los siguientes tres años y el 70% al cuarto año, con una clausula en la que se comprometen a no demandar a la empresa.

SUSCRÍBASE A LA EDICIÓN SEMANAL EN FORMATO DIGITAL.Precio: ₡12.000 / añoPRECIO ESPECIAL

0 comments