Justicia nombró como jefa a funcionaria investigada por trato despectivo a sus nuevos subalternos

La trabajadora social estará a cargo del órgano técnico que hace recomendaciones para dar beneficios carcelarios como la libertad condicional. Sus compañeros aseguran que ha sido irrespetuosa y que entraba procesos

Pocos días antes de dejar el cargo de ministra de Justicia, Marcia González Aguiluz, junto con otros funcionarios, nombraron en el puesto de directora del Instituto Nacional de Criminología (INC) a la trabajadora social Jenny Umaña Pérez, a pesar de que ella está siendo investigada por trato despectivo a compañeros que ahora serán sus subalternos.

El nombramiento de Umaña rige a partir de hoy 17 de febrero, confirmó el Ministerio de Justicia, el cual además indicó que la investigación contra Umaña se realiza de manera “preliminar” desde hace siete meses, cuando se presentó la denuncia. Anteriormente, ella ocupaba el cargo de jefa nacional de Trabajo Social en ese ministerio.

El INC es el órgano encargado de realizar valoraciones para recomendar que una persona presa obtenga beneficios carcelarios como pasar a un régimen semiinstitucional, la libertad condicional o el indulto que puede otorgar la presidencia de la República.

Además de la ministra, en el nombramiento realizado el 5 de febrero participaron la dirección de Adaptación Social, la dirección de la Policía Penitenciaria y la dirección del INC, quienes conforman el Consejo de Política Penitenciaria, detalló la oficina de prensa del Ministerio de Justicia.

El 5 de julio del 2019, la entonces ministra de Justicia, Marcia González, recibió un documento con quejas contra Umaña, el cual fue firmado por ocho personas: Gustavo Sólorzano, subdirector del INC; José Ortiz, jefe nacional de Derecho; Christopher Camacho, jefe de Investigación y Estadística; Luis Claudio Valverde, jefe nacional de Educación; Rónald Herrera, asesor de la Dirección General; Martín Chaves y Andrés González, ambos miembros del equipo asesor del INC; y Kennly Garza, quien para esa fecha fungía como directora a. í. del INC. Ellos pedían la destitución de la funcionaria.

Las quejas contra Umaña se refieren además a ausencias injustificadas, entrabamiento de procesos y afectación del clima laboral. Los denunciantes aseguran que en ocasiones ha tratado de descalificarlos ante terceros.

UNIVERSIDAD llamó a Umaña para preguntarle sobre estos señalamientos, pero declinó referirse y remitió las consultas a la oficina de prensa del ministerio.

Se consultó a la exministra González, quien por medio de mensajes de WhatsApp respondió que para el nombramiento se tomó en consideración el currículo de Umaña, su experiencia en el sistema penitenciario y sus buenos resultados como directora de un centro penitenciario.

Agregó que “siendo que en un Estado de Derecho existe una presunción de inocencia, no se puede castigar a una persona por hechos no probados, que apenas están en una investigación preliminar. En caso de que dicha investigación concluya que hubo alguna falta por parte de la funcionaria, las autoridades correspondientes procederán, en ese momento, a tomar las acciones que se requieran”.

González dejó el cargo de ministra el 7 de febrero luego de que el medio AmeliaRueda.com reveló que que había omitido pagar el impuesto a casas de lujo. El presidente Carlos Alvarado nombró el viernes a la ex viceministra de Seguridad, Fiorella Salazar, como nueva jerarca de Justicia.

El año pasado, La Nación publicó que el Ministerio de Justicia pretendía convertir la plaza de dirección del INC en un puesto de confianza, a pesar de que con eso se podría poner en duda la objetividad de sus decisiones.

Sobre el nuevo nombramiento, la oficina de prensa de Justicia comunicó por medio de un correo que no había impedimento para nombrarla. Añadió que no existe una causa disciplinaria sino solo una investigación preliminar para ver si se inicia un procedimiento. Además, informó que ella solo tuvo “una llamada de atención en el 2014”.

El director de Adaptación Social, José Luis Bermúdez, dijo a este medio que él no estuvo en la sesión en que se decidió este nombramiento. Prefirió no referirse a las denuncias para no adelantar criterio, pues como superior jerárquico él tendrá que resolver en un eventual proceso disciplinario.

Los cuestionamientos

Entre las quejas contra Umaña se citan ausencias injustificadas en las sesiones del INC, lo cual impide coordinar su suplencia, o usar de excusa dichas sesiones para faltar a sus otros deberes como giras de supervisión en centros penitenciarios, según la carta dirigida a Marcia González, de la cual UNIVERSIDAD tiene copia.

También le achacan que “utiliza los nombres de distintos jerarcas para dar la impresión de cercanía, apoyo y respaldo significativo para influir en la toma de decisiones”,

Además señalan que ha sido “irrespetuosa”, “tensando el clima de sesiones y entrabando procesos”. Por ejemplo, se indica que constantemente realiza comentarios negativos, despectivos e incluso de burla sobre la labor del INC, de la directora técnica de ese órgano y de otros miembros del equipo asesor. También que ha generado rumores sobre algunos compañeros.

Los denunciantes además aseguraron que Umaña llevó a estudiantes suyos en una universidad privada a realizar una práctica en un centro penitenciario sin seguir el trámite institucional debido.

También afirmaron que es poco asertiva y que se rehúsa a negociar cuando se dan argumentos distintos a los suyos. Asimismo se menciona aparente acoso laboral a subalternas, sobre los cuales se indica que no hay denuncias formales por temor a represalias.

Según los quejosos, las conductas de Umaña van en contra del Manual de Ética de la Función Pública de la Dirección General del Servicio Civil.

“En presencia de la señora Umaña Pérez, los suscritos nos sentimos incómodos, expuestos y con un sentido de desconfianza cuando se conocen y analizan casos, gestiones y directrices”, dice la carta.

SUSCRÍBASE A LA EDICIÓN SEMANAL EN FORMATO DIGITAL.Precio: ₡12.000 / añoPRECIO ESPECIAL

0 comments