País Ciudad Neily:

Familia denuncia ante Ministerio Público agresiones en centro educativo evangélico

Un padre de familia acusó a los directores de la escuela His Wonders Christian Academy por impedir que su hija menor de edad fuera al baño durante las clases, lo que provocó que se orinara en su uniforme en varias ocasiones durante el período comprendido entre el 2016 y 2019.

Un padre de familia de apellido Alfaro Zúñiga y su hija menor de edad, denunciaron este lunes por la tarde ante la Fiscalía Adjunta del II Circuito Judicial de la Zona Sur, agresiones físicas y psicológicas por parte de los directores del centro educativo evangélico His Wonders Christian Academy, ubicado en Ciudad Neily.

En la denuncia, a la cual accedió UNIVERSIDAD, el hombre de apellido Alfaro acusó a los directores del centro educativo, Maegan Hoeffel y Christian Espinoza, por impedir que su hija, quien estaba matriculada en el centro educativo, fuera al baño durante las clases, situación por la cual la menor se orinó en su uniforme en varias ocasiones en el período comprendido entre el 2016 y 2019.

Agregó que en la escuela se incitaba a que los padres de familia reprendieran a los menores con el uso de la faja, persuadiéndolos mediante un discurso bíblico, y que a veces los niños se quedaban sin comer pues a la directora “no le parecían” las meriendas que llevaban. 

“Yo siento la obligación moral, ética y social de poner esta denuncia. Espero que el peso de la ley caiga sobre ellos. Mi familia ha sido bastante afectada, mis papás, mi hija, otros familiares. Mi hija ahora se siente muy tranquila”, aseguró Alfaro a este semanario. 

Su hija, de 10 años, denunció también ante la Fiscalía los constantes impedimentos para ir al baño y agregó que la directora del colegio de apellido Hoeffel, la agredió físicamente. 

“Cuando no entendía una frase en Inglés, la maestra Maegan Hoeffel me apretaba el brazo y me pegaba en el brazo con la mano y me dolía porque yo le decía que no entendía alguna frase o del pace”, se lee en la denuncia interpuesta por la menor. 

A este hecho sumó que, en una ocasión, se vio obligada a tomarse un yogurt vencido para así no sufrir una acción correctiva; es decir, un castigo por parte de sus padres.

“Yo estoy tranquila, quiero que se haga justicia”, externó la niña a UNIVERSIDAD.

Ambas denuncias contra los dirigentes del centro educativo His Wonders Christian Academy se tramitan bajo el expediente 20-000673-0456-PE por el delito de “privación de libertad sin ánimo de lucro”.

El miércoles de la semana pasada, el Patronato Nacional de la Infancia (PANI) solicitó a la Fiscalía investigar al centro educativo, luego de que este Semanario publicara ese mismo día el reportaje titulado “Padres describen agresiones físicas y psicológicas a menores en escuela evangélica de Ciudad Neily”.

La publicación recoge los testimonios de padres de familia que tuvieron a sus hijos matriculados en el centro educativo, quienes de forma anónima – en su mayoría- narraron las experiencias de los niños al estar matriculados en el lugar, el cual está ubicado y asociado a la iglesia evangélica Casa de Oración y Alabanza.

Ellos comentaron que muchos de los menores se orinaban y defecaban en sus uniformes por el impedimento de los «tutores» de ir al baño; además, los encerraban en salones oscuros, como una forma de castigo.

Esta institución educativa opera bajo el modelo Accelerated Christian Education (ACE), el cual se basa en la interpretación de la Biblia y enseña otras materias académicas, pero con un enfoque evangélico conservador.

En una entrevista con UNIVERSIDAD, el pastor de la iglesia y director del centro educativo, Christian Espinoza, alegó desconocer las quejas de estos padres y negó que en el lugar se promueva el castigo físico a los menores.

Ir al contenido