Facultad de Ciencias Económicas descarta empobrecimiento por plan fiscal

Consejo Asesor reconoce que la propuesta de reforma actual no es la receta perfecta y que algunos elementos podrían afectar el funcionamiento de la UCR

La Facultad de Ciencias Económicas de la Universidad de Costa Rica (UCR) se pronunció a favor del proyecto de Ley 20.580 “Fortalecimiento de las Finanzas Públicas”, al reconocer que existe una grave situación fiscal y que urge que dicha reforma se apruebe.

El Consejo Asesor de dicha Facultad aseguró que es incorrecto afirmar que esta reforma fiscal generará empobrecimiento de la clase trabajadora, pues se establece únicamente el 1% a la canasta básica.

En criterio de esta unidad académica, los sectores más vulnerables de la población podrían verse afectados, pero el texto incluye la creación de un mecanismo de devolución del impuesto, con lo que se mitigaría el impacto.

También indica el análisis que otros elementos que inciden en el salario del sector público se afectarán solo en el crecimiento de los pluses salariales y no en el nivel actual de los salarios.

De acuerdo con Carlos Palma, decano de la Facultad de Ciencias Económicas, las diferentes escuelas han hecho el análisis para emitir el pronunciamiento, que tiene un enfoque técnico.

“La reforma fiscal es una necesidad para que el país pueda cumplir con compromisos internacionales y no se vaya a caer en una crisis económica difícil, y lo que nosotros consideramos es que no se puede sacar de la corriente legislativa, sino que se le hagan todas las modificaciones posibles el análisis del proyecto”, indicó Palma.

Desde su perspectiva, la reforma no es perfecta, desde el punto de vista técnico, y hubiera sido mejor una propuesta más consistente e integradora que fortaleciera la Hacienda Pública, pero está convencido que con esta iniciativa será posible avanzar en el tema fiscal, integrando cambios durante la discusión.

Lo que sí enfatiza el pronunciamiento de la Facultad, es que cuanto más se tarde en solucionar el problema fiscal, mayor será la porción del ajuste que tendrá que venir por la vía de reducción del gasto y más dolorosas serán las consecuencias para la sociedad costarricense.

El documento aduce que de no actuar, existirían consecuencias mucho más graves para el país y para la propia UCR, pues ya muchos países han sufrido experiencias trágicas en este sentido, al no enfrentar los desequilibrios financieros a tiempo, lo que ha producido contracciones del crecimiento económico, aumento del desempleo y pobreza, con recortes de inversión social muy grandes.

Palma explicó que las áreas de mejora del proyecto podrían estar enfocadas en eliminar exoneraciones de todos los sectores, como asociaciones, cooperativas, fundaciones, sectores sociales y productivos, algo que tendría que revisarse en la corriente legislativa.

Otro tema importante a discutir es la renta, pues hay sectores que aún no están presentes en la propuesta de ley, específicamente en materia de renta mundial, que permitiría hacer un mapeo de la gente que tiene sus ingresos y ahorros en paraísos fiscales y aquellos que reciben intereses por sus títulos valores en el exterior, que actualmente no están siendo gravados.

Además, indicó Palma, será necesario racionalizar gastos, sobre todo en las áreas que se presentan duplicación de programas, o gastos superfluos, porque no será posible mejorar las finanzas de la hacienda pública con solo mejorar ingresos.

Incidencia en la UCR

La Facultad de Ciencias Económicas aceptó que la propuesta fiscal podría afectar el funcionamiento de la Universidad de Costa Rica, pero consideró que si el interés es proteger a las poblaciones más vulnerables, es preciso que todos los demás sectores contribuyan tanto por el establecimiento de mayores cargas tributarias, como por limitaciones de beneficios por el lado del gasto

Sobre el movimiento social que se gesta en las últimas semanas contra la reforma fiscal, el Consejo de Facultad se pronunció señalando que no apoya la continuación de la huelga, ni los actos que impiden el libre tránsito o afectan los activos del Estado y la población en general.

Al respecto señaló que la huelga ha generado pérdidas multimillonarias al país, en términos de producción, exportaciones, interrupción de servicios (por ejemplo, citas y cirugías canceladas en el sector salud, suspensión de pruebas de bachillerato a nivel nacional, congestión vial, aumento en los tiempos de traslado para estudiantes, trabajadores y turistas), un hecho que consideran agrava la situación fiscal al incrementar los gastos del gobierno y reducir la recaudación.

No obstante, al igual que el resto de unidades de la Universidad de Costa Rica, esta Facultad promoverá la apertura espacios de diálogo que permitan una reforma fiscal pronta, equitativa y progresiva, y la disposición para negociar en busca de una pronta solución.

 

 

 

 

0 comments