Epsy Campbell renuncia a Cancillería tras polémica por nombramientos ilegales

Campbell confirmó que seguirá en el Gobierno como vicepresidenta de la República.

La primera vicepresidenta de la República, Epsy Campbell, presentó la renuncia como Canciller este martes por la tarde en la Asamblea Legislativa. La ficha “más PAC” del gobierno de Carlos Alvarado, presentó su dimisión ante el pleno de los diputados, tras entrar al edificio del Congreso sin dar declaraciones previas a la prensa.

“Esta mañana comuniqué al presidente de renunciar al cargo como ministra de Relaciones Exteriores.  He entendido que mi responsabilidad trasciende de estar al frente de una cartera. Por ello continuaré trabajando fuertemente para lograr los niveles de desarrollo que este país se merece, desde mi Despacho como Primera Vicepresidenta de la República de Costa Rica”, dijo Campbell frente al Plenario Legislativo. 

“Ser la primera mujer afrodescendiente que ocupa una Vicepresidencia en todo el continente americano y ser la primera mujer Canciller de la República, no es una tarea sencilla. He trabajado sin descanso para demostrar que las mujeres somos tan aptas como los hombres para ocupar los puestos que históricamente hemos sido relegadas“, afirmó tras la renuncia. 

“Cuando inicié en la política lo hice bajo la convicción de devolverle a mi país lo mucho que me ha dado. Encontré un espacio donde la transparencia, la ética y la rendición de cuentas son considerados vitales para el ejercicio de la función pública, principios que he defendido durante toda mi vida. Por eso me presento hoy ante Ustedes y ante la ciudadanía”, continuó. 

La excanciller justificó frente a los diputados, que los nombramientos que realizó “recibieron las aprobaciones jurídicas y técnicas de los órganos competentes constatando la legalidad de los mismos”, además de que fueron avalados por el Presidente de la República. 

Siempre he actuado de buena fe y con un respeto irrestricto a los criterios jurídicos imperantes en cada momento”, acotó. 

Polémica y cuestionamientos 

Campbell es cuestionada por nombrar a dos directoras en puestos confianza y sin contar con los requisitos para ejercer estos puestos, según lo establece el Estatuto del Servicio Exterior.  

Se trata de Adriana Murillo, quien fue nombrada como directora General de Política Exterior; y Carolina Fernández, como directora adjunta de esta misma cartera. Posteriormente también nombró a Adriana Solano como directora de Cooperación Internacional.

Los nombramientos generaron críticas por parte de los diputados de oposición, quienes incluso han insistido al presidente, Carlos Alvarado, pedir la renuncia de Campbell.

Tras conocer la renuncia, la diputada liberacionista, Karine Niño, quien realizó una consulta a la Procuraduría General de la República (PGR) para aclarar las dudas en torno a la legalidad de los nombramientos que efectuó Campbell, indicó que la decisión “era evidente” ya que “no tenía más campo político después de todo lo que venía sucediendo”.

Niño enfatizó que las críticas en este sentido siendo oposición pueden ser muy “fáciles” pero “cuando se está al frente, como oficialista, hay que mantenerlos”.

“Yo sí creo que aquí no hay campo para victimizaciones ni para no aceptar errores. En política podemos cometer errores, pero no aceptarlo es todavía peor”, acotó.  

Para esclarecer la legalidad de los nombramientos, la exanciller envió una consulta a la Procuraduría General, el pasado 3 de diciembre, en la planteó la pregunta sobre la legalidad de los nombramientos.

La  PGR resolvió en el dictamen C-304-2018, con fecha del 5 de diciembre del 2018, que los puestos de dirección en la Cancillería no se efectuaron de manera correcta y que por lo tanto, estos no pueden ser catalogados como puestos de confianza.

“Los puestos de Director de la Dirección de la Dirección General de Política Exterior, Dirección General de Servicio Exterior, Dirección de Cooperación Internacional, Dirección de Protocolo y Ceremonial del Estado y Culto, y el Instituto Manuel María Peralta, todos del Ministerio de Relaciones Exteriores y Culto, no pueden ser catalogados como “de confianza”, en los términos del artículo 4, inciso g, del Estatuto de Servicio Civil”, señala el dictamen de la Procuraduría.

Campbell fue llamada a comparecer a la Comisión de Control de Ingreso y Gasto Público, el pasado 25 de octubre, para rendir cuentas sobre la legalidad y la forma en que realizó los nombramientos en cargos de dirección.

Durante la comparecencia, la jerarca dijo que la costumbre en ese Ministerio ha sido calificar los puestos de las direcciones como “puestos de confianza”.

Campbell se amparó en que, en años anteriores, los nombramientos se han realizado a través de parámetros de idoneidad, entre los que señaló dominar el inglés, tener 12 años de experiencia y contar con habilidad para trabajar en ambientes multiculturales y no necesariamente apegados a los que establece el Estatuto del Servicio Exterior.

El lunes anterior, poco después de enviar la consulta a la Procuraduría, Campbell pidió a todos los directores y directoras adjuntas de la cancillería, colocar su cargo a disposición.

0 comments