Diputados eligen mantener votaciones secretas en recomendación de magistraturas

«Este es un acto preparatorio y no es un acto definitivo», argumentó el presidente de la comisión, Luis Fernando Chacón.

Los diputados de la Comisión de Nombramientos escogieron este lunes por la noche mantener el sistema de votaciones secretas por medio de una boleta de papel, en el proceso que les permitirá recomendar cinco candidatos para magistrado o magistrada suplente de la Sala Primera.

Así lo determinaron los legisladores liberacionistas Luis Fernando Chacón, Jorge Fonseca (PLN), Dragos Dolanescu (Republicano Socialcristiano), María Inés Solís (PUSC) y los diputados de Restauración Nacional, Floria Segreda y Carlos Avendaño.

Solo el diputado Enrique Sánchez, del Partido Acción Ciudadana, votó por hacer pública y justificada la escogencia. La iniciativa de Sánchez consistía en que cada legislador alzara la mano para visibilizar a quién recomendaría en cada ronda de votación.

La propuesta fue objetada por los seis compañeros de la comisión. Según Luis Fernando Chacón, presidente de la comisión, el hecho de que se haga por boletas no hace que el proceso sea poco transparente y niega que la votación sea secreta.

«Es un proceso absolutamente válido. Este es un acto preparatorio y no es un acto definitivo. Tan no es secreta que esta comisión debe redactar un dictamen, y ahí deben hacerse las justificaciones. Puede haber varios dictámenes, tanto de mayoría o minoría. Estos dictámenes son firmados con el nombre de cada diputado. Acá no hay secretismo, hay una decisión colegiada», dijo Chacón.

El legislador liberacionista considera que «nada se hace con votar en mano alzada y justificando la votación porque ya se está haciendo». Chacón argumentó que la potestad constitucional reside en los 57 diputados del Plenario, quienes tienen la decisión final de escoger magistrados, sin importar las recomendaciones que se hagan en comisión.

Su compañero Jorge Fonseca, quien hace unos días dijo decantarse porque la votación fuera pública, cambió su criterio.

«Yo soy afín a la votación pública y me gusta que sepan por quién voté, pero el reglamento define que la votación debe ser así», dijo Fonseca, quien subrayó que esto no impide que antes de una votación los diputados digan cuál es el candidato o candidata de su preferencia.

Enrique Sánchez alegó que no se debe esperar a ninguna reforma constitucional o a decisiones en el Plenario, sino que desde la comisión se pueden adoptar medidas voluntarias para hacer el proceso más transparente.

«Si al final hay un dictamen que firma cada persona donde se sabe por quién votó, entonces no es comprensible por qué la votación es secreta si va a ser pública en un dictamen. Tenemos la posibilidad de mejorar y adaptarnos a las exigencias de la ciudadanía», comentó Sánchez.

La comisión elegirá a cinco personas para suplencias en la Sala Primera, encargada de ver, en última instancia, asuntos agrarios, contencioso administrativos, civiles ordinarios y comerciales, entre otros. También está en marcha el proceso para elegir un juez propietario en la misma sala.

SUSCRÍBASE A LA EDICIÓN SEMANAL EN FORMATO DIGITAL.Precio: ₡12.000 / añoPRECIO ESPECIAL

0 comments