Defensa Pública denuncia hacinamiento crítico en cárceles ante Sala IV

  • Prisiones convertidas en “depósitos de personas”, donde los privados de libertad duermen en baños, debajo de la camas y sofocados, según recurso planteado ante tribunal de derechos humanos.

La Defensa Pública elevó ante la Sala Constitucional su preocupación por los niveles críticos de hacinamiento en 12 cárceles nacionales, tras presentar un recurso de habeas corpus el pasado jueves.  

En el recurso se describe cómo algunas personas duermen en el suelo, otras pagan por tener un pedazo de espuma que simula un colchón y unas hacen fila por cuatro horas para ir al baño. Hay cárceles que se convirtieron en depósitos de personas, sin mayor abordaje técnico. En otras prisiones, como la de San Rafael de Alajuela, se habla de “autogobiernos carcelarios”.

Las condiciones quedaron plasmadas por la defensora Laura Arias, quien detalló los principales problemas en cada centro penitenciario. La Defensa pide a los magistrados velar por el cumplimiento de condiciones dignas para los privados de libertad.

Por ejemplo, la cárcel de San Sebastián presenta un hacinamiento del 43%. Esta cárcel tiene una orden judicial de cierre técnico emitida en julio del 2016. Recientemente se le ordenó disminuir la población a 724 personas antes del próximo 30 de junio. Personas durmiendo en el suelo, debajo de las camas, en los sanitarios y orinales, son parte de los hallazgos de la Defensa Pública.

Lea también: Juez ordena, otra vez, reducir hacinamiento crítico en cárcel de San Sebastián

El viceministro de Justicia, Fabián Solano, afirmó que el problema en San Sebastián depende de que un juez en Pérez Zeledón permita el traslado de unas 80 personas con sentencias, que llevan casi un mes durmiendo en un centro que debería recibir solamente a indiciados (privados de libertad que aún no reciben condena).

Centro de mujeres hecho para hombres

Otro de los señalamientos de la Defensa ante la Sala IV es que la actual cárcel de mujeres tiene una infraestructura vieja, la cual no se diferencia de los centros penitenciarios para hombres.

El documento critica que el Ministerio de Justicia decidiera cancelar la construcción de una cárcel especializada para mujeres, un inmueble en donde se pretendía albergar a 667 mujeres en 66 residencias.

Nunca antes visto en los últimos tres años: en diciembre de 2018 la cárcel de mujeres reportó hacinamiento. Foto: Miriet Ábrego.


Ante el crecimiento de la población penitenciaria, el Gobierno ingresó un camarote extra en cada dormitorio para aumentar la capacidad del centro. Además, transformó viejos anexos y comedores en espacios para las privadas de libertad.

Artículos relacionados:
– Gobierno exprime cada centímetro de cárceles para aliviar hacinamiento
Sobrepoblación golpea a cárcel de mujeres: “Hay compañeras que duermen en los baños”

La Reforma

En la cárcel más conocida del país habitan 3.528 privados de libertad pese a que solo tiene espacio para 2.295 personas, es decir, una sobrepoblación de 1.233 reclusos. 

Se trata de una infraestructura vieja (de hace más de 35 años), “con un desgaste estructural importante, con población de todos los perfiles convivenciales y características sociodemográficas, por lo que el hacinamiento potencia el riesgo a la integridad física y emocional de las personas allí ubicadas”, según señala el recurso de la Defensa Pública.

Pese a ser uno de los centros más hacinados, Justicia evalúa trasladar a algunos privados de libertad de la cárcel de San Sebastián a La Reforma, con el fin de cumplir la orden judicial del juez Roy Murillo.

Prisiones modelo desvirtuadas

El hábeas corpus también denuncia a la Sala que las “cárceles modelo”, construidas durante el gobierno de Luis Guillermo Solís, se están utilizando para ingresar a personas con perfiles distintos a los que en un inicio fueron concebidos.

La Unidad de Atención Integral fue creado con un modelo distinto al de las cárceles tradiciones, en donde se prepara a privados de libertad para reingresar a la sociedad, por medio de una atención técnica que mezcla estudio, trabajo y atención de adicciones, además de un seguimiento post-condena y una especie de “bolsa de empleo” que les posibilite una reinserción exitosa.

“Actualmente la UAI Reynaldo Villalobos cuenta con un hacinamiento del 21%, lo que conforme a la jurisprudencia de la Corte Interamericana de Derechos Humanos, constituye hacinamiento crítico y una desnaturalización del objetivo con el que fue creada”, se lee en el informe.

Otra cárcel con este modelo es la UAI Pabru Presbere, ubicada en Pérez Zeledón. Este centro también recibió personas de otras cárceles y ahora tiene un hacinamiento del 17%.

Para sobrepasar estos límites, el Ministerio de Justicia cambió los requisitos de entrada a estas cárceles modernas e ingresó más camas a los dormitorios, pese a que en el préstamo firmado con el Banco Interamericano de Desarrollo se acordó que el centro sería más riguroso para elegir a las personas que albergaría.

Cárceles regionales inundadas

Las prisiones con las cifras más altas de hacinamiento son las que reciben las temperaturas más altas del país: Limón, San Carlos, Puntarenas, Pococí y Liberia. Todos estos centros superan porcentajes del 70% de hacinamiento, en infraestructuras desgastadas y con poca ventilación.

“La población del CAI Limón  era de 669 personas, con una capacidad real de  377 personas, es decir con un hacinamiento del 77%, con una estructura vieja, desgastada, sin posibilidad de crecimiento por las condiciones propias de la zona geográfica en que se encuentra ubicada, con serias deficiencias en el suministro de agua, como agravante al hacinamiento que mantiene”, se lee en el recurso.

También reporta que en la cárcel de San Carlos hay graves retrasos en la atención técnica y valoración, “configurando el encierro en este centro penitenciario,  en un depósito de personas, sin mayor atención, abordaje y acompañamiento”.

El caso más grave de sobrepoblación lo reporta la cárcel de Pococí, que alberga a 1.455 personas en espacios creados para solamente 810 personas, por lo que muchas personas duermen en baños y la convivencia se altera por la falta de espumas para dormir.

“Es quizás el caso más grave de sobrepoblación, provocada por el traslado de la población indiciada de los restantes centros penales del país, sin ningún tipo de control en cuanto a la capacidad del espacio penitenciario, incrementando la lejanía y desarraigo de las personas allí trasladadas, conflictos convivenciales propios  del hacinamiento, heterogeneidad de la población, imposibilidad de atención inmediata, abordaje médico preventivo o curativo”, concluye el informe.


Warning: file_get_contents(https://graph.facebook.com/?ids=https://semanariouniversidad.com/ultima-hora/defensa-publica-denuncia-hacinamiento-critico-en-carceles-ante-sala-iv/): failed to open stream: HTTP request failed! HTTP/1.1 403 Forbidden in /home/alfred06/public_html/wp-content/themes/abomb-child/elements/element.php on line 80
0 comments