¿Cuál es la importancia de obtener un puesto en el directorio legislativo?

Este miércoles la Asamblea Legislativa renueva su directorio. El liberacionista Carlos Ricardo Benavides y el socialcristiano Erwen Masís son los principales contendientes para el puesto de presidencia.

Cada 1° de mayo, cientos de personas desfilan por las calles de San José en celebración del Día Internacional del Trabajador. Los cánticos y demandas usuales del día finalizan en un punto medular para la política y el futuro de Costa Rica: las puertas de la Asamblea Legislativa donde -a esa misma hora-  los 57 diputados negocian.por objetivos partidarios (y también por agendas personales), la elección del nuevo directorio para la Asamblea Legislativa.

Este directorio es conformado por los puestos de presidente, vicepresidente, primer secretario, segundo secretario, primer prosecretario y segundo prosecretario; es la  máxima autoridad del congreso.

Sus funciones hacen énfasis en la labor del mantenimiento del orden interior, pero también tienen el control de manejo económico y administrativo del Congreso.

Los integrantes de esta cúpula pueden, además, realizar nombramientos (una herramienta muy útil para atraer aliados) o bien removerlos de acuerdo con la legislación costarricense.

Además, este grupo de diputados tendrá la potestad de asignar los recursos humanos, financieros y materiales que recibirá cada fracción parlamentaria, en proporción al número de diputados que representan en la integración total de la Asamblea.

“Este órgano toma decisiones bastante importantes en términos administrativos y políticos de cómo puede darse el funcionamiento de la Asamblea Legislativa, también sobre el orden del día del plenario, cómo se conocen los proyectos, y que se vota o no en determinado momento es una prerrogativa de la presidencia de la Asamblea,”, explicó el politólogo e investigador del Centro de Investigación y Estudios Políticos (CIEP), Jesús Guzmán.

Pactos

El puesto a jerarca del primer Poder de la República es el más apetecido por cada partido político presente en el Congreso y el más discutido en la opinión pública. Quien obtenga los votos necesarios (al menos 29), tendrá la función de presidir, abrir, cerrar o suspender las sesiones del plenario, así como dar la palabra a los legisladores que lo soliciten.  

Además podrá nombrar las comisiones legislativas permanentes y asignar a estas los proyectos presentados a la Asamblea Legislativa.

“Es costumbre que la presidencia consulte con las fracciones para hacer las comisiones y no solo quede a su criterio, pero no es vinculante”, explicó el politólogo.

La elección de la cúpula legislativa no obedece estrictamente a la afinación política de los legisladores, sino a múltiples razones como acuerdos entre fracciones, temáticas en común y la intención de respaldar o adversar algunos proyectos de ley.

En el discurso, quienes ocupan los 57 escaños en la Asamblea Legislativa aseguran que la agenda de proyectos es la principal razón por la que se decantan por uno u otro candidato a la presidencia de la Asamblea, pero otra de las motivaciones es la negociación de las fracciones para que sus diputados obtengan la presidencia de las comisiones legislativas.

“Esto es de suma importancia, porque es en esas comisiones donde se van a recibir los proyectos de ley y a generar cambios a estos. La presidencia de las comisiones tiene mucha injerencia en la forma en la que se ven y votan los proyectos”, añadió Guzmán.

Otros dos puestos de gran importancia en el directorio son las secretarías: los nombramientos y asuntos administrativos pasa por las manos de la primera secretaría y lo que pertenece a correspondencia y documentos, será visto por la segunda.

“La primera secretaría es un puesto con bastante poder, porque puede asignar lo que son concursos de propiedad, nombramientos interinos o ascensos; y por la segunda secretaría pasa todo lo que se debe conocer en la Asamblea”, explicó en términos sencillos el politólogo.

Según Guzmán, el Partido Acción Ciudadana (PAC) y el partido Restauración Nacional (PRN) serán los partidos que más lucharán para ocupar estos cargos.

¿Quién persigue la silla de Presidente?

La puja por obtener la presidencia de la Asamblea ha movido a diputados como el liberacionista Carlos Ricardo Benavides y al socialcristiano Erwen Masís a pactar con fracciones ajenas a las suyas, en su intento por obtener la cantidad de votos necesarios para ocupar el “olimpo” legislativo.

El conteo preliminar posiciona en un escenario positivo a Benavides, quien tendría 27 votos asegurados para el 1° de mayo, frente a Masís que no supera los 20.

Quién obtenga los votos para la presidencia, se enfrentará al reto de dirigir la Asamblea Legislativa de acuerdo a la nueva reforma del reglamento del congreso, que busca agilizar los trámites del plenario y entre sus principales cambios está la reducción del tiempo de intervención de los diputados en los debates y discusión de mociones.

De acuerdo con Guzmán, puede existir dificultad para cambiar la dinámica que históricamente se ha seguido en el plenario y romper con “esas prácticas parlamentarias que se conocen como filibusterismo parlamentario”, como las mociones presentadas para retrasar la discusión de los proyectos.

Lea más: ¿Qué une al PUSC con Nueva República en su afán por el directorio legislativo?  

En el caso de que el verdiblanco obtenga la presidencia del Congreso, el principal desafío del diputado será quebrar la barrera de desconfianza existente con otras bancadas.

“En este momento muchos han visto su candidatura a la presidencia de la Asamblea como un peldaño para llegar a la candidatura presidencial 2022. Si él no logra superar esta desconfianza, puede que muchas cosas se traben, porque los diputados no van a querer que él se vea como un líder que logra realizar las cosas, ya que eso puede catapultar su candidatura”, sentenció el investigador del Ciep.

Lo que sí es un hecho, es que la oposición ocupará la silla principal del Congreso, lo que podría plantear grandes retos para el poder Ejecutivo y el ministro de la presidencia, Rodolfo Piza.

El puesto de la presidencia ha sido ocupado mayoritariamente por hombres. En la historia de la Asamblea Legislativa únicamente tres mujeres han ocupado esta silla, una de ellas es la joven abogada Carolina Hidalgo, quien deja el lugar este miércoles.


Warning: file_get_contents(https://graph.facebook.com/?ids=https://semanariouniversidad.com/ultima-hora/cual-es-la-importancia-de-obtener-un-puesto-en-el-directorio-legislativo/): failed to open stream: HTTP request failed! HTTP/1.1 403 Forbidden in /home/alfred06/public_html/wp-content/themes/abomb-child/elements/element.php on line 80
0 comments