En el marco de la 48ª Asamblea General en Washington

Costa Rica expresó preocupación por las crisis en Nicaragua y Venezuela ante la OEA

“Costa Rica se rehúsa a guardar silencio antes la escalada de violencia en Nicaragua”, indicó la vicepresidenta, Epsy Campbell.

En el marco de la 48ª Asamblea General anual de la Organización de Estados Americanos (OEA), Costa Rica manifestó preocupación por la violación de los derechos humanos de Nicaragua y Venezuela, en el contexto de las crisis sociopolíticas que viven esas naciones.

En el caso de Nicaragua, miles de ciudadanos han salido a las calles para protestar en contra del Gobierno de Daniel Ortega, luego de que el pasado 16 de abril, se aprobara una reforma al Instituto Nicaragüense de Seguridad Social (INSS) que consideraba un aumento en la cuota que debían de pagar los trabajadores. En respuesta a las manifestaciones, el Gobierno reaccionó con medidas violentas que han cobrado la vida de más de 100 personas en el último mes.

Por su parte, Venezuela vive condiciones de malestar social por los resultados de las elecciones del pasado 20 de mayo, en las que el presidente Nicolás Maduro fue reelecto en unos comicios, que para la representación costarricense y organismos internacionales, no se apegaron “a los estándares de un proceso democrático”.

Así lo dio a conocer la vicepresidenta de la República y canciller, Epsy Campbell, esta mañana de lunes en su intervención frente a la Asamblea anual de la OEA, que se realiza en Washington.

“Costa Rica se rehúsa a guardar silencio antes la escalada de violencia en Nicaragua y se une al rechazo de la comunidad internacional a los deplorables hechos ocurridos en las últimas semanas, que han cobrado la vida de más de 76 personas y han dejado centenares de heridos y desaparecidos; cifras que continúan en aumento al día de hoy”, indicó la vicepresidenta.

Campbell dijo que “como una nación que cree y promueve el respeto por los derechos humanos y el Estado de Derecho”, instaba al Gobierno de Nicaragua “a cesar inmediatamente toda represión a los manifestantes y la detención arbitraria de quienes participan en las protestas”.

Agregó que Costa Rica comparte con el pueblo nicaragüense  “mucho más que una vecindad geográfica”, por lo tanto, “el sufrimiento de su gente es un dolor que alcanza también al pueblo de Costa Rica, al ser pueblos hermanos que anhelan una sociedad justa, pacífica e inclusiva”.

En esa misma línea, la canciller se refirió a la situación que vive Venezuela y expresó que al ser Costa Rica defensor de la democracia, el desarrollo y los derechos humanos, “no puede apartar la mirada de la situación con el país venezolano”.

“Mi país no puede reconocer el derecho de los resultados del proceso electoral, que recién realizó Venezuela cuando arrastra, antes de su convocatoria, grandes vicios de legitimidad e incumple con los estándares internacionales mínimos de un proceso electoral pluralista, libre, democrático y transparente”, agregó.

La declaración de la canciller no fue bien recibida por el canciller de Venezuela, Jorge Arreaza, quien calificó de “violenta” la proclama de Campbell. “No esperábamos que Costa Rica se integrara tan rápido a la agresión contra Venezuela”, manifestó.

Arrenza agregó que Venezuela estaba de salida en la OEA, y que estaban “contando los días” para ello, “¿cómo nos van a suspender de donde ya nos fuimos. Nosotros ya nos vamos”.

Focos de atención

Durante la Asamblea 48 de la OEA, los integrantes esperan poner el foco de atención en dos temas de especial interés: la crisis de Venezuela y la situación de Nicaragua, este últimos tras las manifestaciones contra el régimen de Daniel Ortega de los últimos días que ya alcanzan una cifra cercana a las 110 muertes, según medios internacionales.

El tema del país nicaragüense no estaba previsto de plantear como parte del temario oficial unos meses atrás, como sí lo había sido el de Venezuela; que incluso había sido discutido en las últimas dos Asambleas de la OEA en Cancún el año pasado y en Santo Domingo en 2016- pero no como parte del temario oficial. No obstante, el incremento de la violencia y la represión lo ameritó.

Para la inclusión de la situación de Venezuela dentro de la agenda oficial , se realizó una votación a primeras horas de este lunes y se logró la aprobación que incluía dos tercios de los Estados Miembros.

Los resultados de las elecciones celebradas el 20 de mayo en Venezuela, terminaron por posicionar nuevamente al presidente Nicolás Maduro hasta el 2025, sin embargo, la oposición y la comunidad internacional se  niegan a reconocer los resultados.

El Grupo de Lima se reunió esta mañana de lunes para consensuar el texto final de la resolución que llevarán a la Asamblea General.

A pesar de que este texto abarque un contenido similar a las declaraciones que ha hecho anteriormente el Grupo de Lima, la diferencia sería que en esta resolución se pueda incluir un párrafo que pide la suspensión de Venezuela de la OEA.

Este mecanismo responde a la mayor forma de sanción del organismo y anteriormente solo se ha aplicado en dos casos: Honduras, en 2009, tras del golpe de Estado que depuso a Manuel Zelaya como presidente y Cuba tras el triunfo de la Revolución de Fidel Castro en 1959.

Países como Estados Unidos y el Grupo de Lima – integrado por 14 países de América- desconocieron el resultado de las votaciones, por considerar que no ofrecieron garantías para ser “justas y libres”.


Warning: file_get_contents(https://graph.facebook.com/?ids=https://semanariouniversidad.com/ultima-hora/costa-rica-expreso-preocupacion-por-crisis-nicaragua-y-venezuela-ante-la-oea/): failed to open stream: HTTP request failed! HTTP/1.1 403 Forbidden in /home/alfred06/public_html/wp-content/themes/abomb-child/elements/element.php on line 80
0 comments