País

CCSS niega haber colocado válvulas cardíacas defectuosas

De acuerdo con la institución, todos los pacientes han sido monitoreados y atendidos a lo largo de su enfermedad

Una comisión investigadora del Hospital México definió que los porcentajes de mortalidad de pacientes a los que se les implantó válvulas cardíacas, en la década de los 80, no dan muestra de colocaciones valvulares defectuosas. Así lo informó la Caja Costarricense de Seguro Social este jueves por la noche.

La comisión conformada por el funcionario del Área Jurídica, Rubén Alvarado, la jefa de Registros Médicos, Floribeth Solano y el médico Julián Peña, concluyó también que “los porcentajes de mortalidad referidos a los procedimientos valvulares mitrales 16%, aórticos 17% y mitro-aórticos 10%, reflejan porcentajes similares».

Asimismo, la CCSS aseguró que los 73 pacientes que recibieron esas válvulas han sido monitoreados y atendidos a lo largo de su enfermedad tanto en el hospital México como en otros centros médicos

Alvarado destacó también que algunos de esos pacientes  presentan enfermedades asociados como hipertensión, diabetes, problemas causados por tabaquismo, entre otros.

“Son pacientes que luego del procedimiento deben recibir tratamiento inmunosupresor. Algunos logran vivir más años que otros. Las muertes están asociadas a otras patologías”, explicó Alvarado.

En referencia a la alerta internacional que se hizo en los 90, la Caja aclaró que sólo se cuenta con un documento que fue remitido a la oficina de la Organización Panamericana de la Salud en Costa Rica, del 30 de noviembre de 1990 donde hace referencia a la situación existente con dichos dispositivos pero «no se tiene  evidencia de una nota oficial sobre los posibles fallos valvulares”, comentó el médico Chávez.

La Caja inició la investigación luego de una denuncia interpuesta en el 2015 por Wainer de Jesús Castillo Huezo, quien señaló un fallo en la prótesis valvular aórtica marca Bjork Shiley, le ocasionó la muerte a su padre Franklin Castillo Alvarado.

Defensoría denuncia

La Defensoría de los Habitantes pidió a la CCSS revisar los casos de un grupo de pacientes a quienes les colocaron válvulas cardíacas defectuosas en el Hospital México durante la década de los ochenta.

De acuerdo con la institución, los pacientes nunca fueron informados sobre la existencia de una alerta emitida por la Organización Panamericana de la Salud que indicó que el material colocado estaba defectuoso, por lo que ahora se les debe localizar para su respectiva valoración y reemplazo de válvula.

Se calcula que entre 43 y 72 personas pudieron haber recibido ese dispositivo, de los cuales solo quedan con vida cerca de 22 pacientes.

Ir al contenido