Cámaras reaccionan de modo dispar a plan de reactivación en medio de la pandemia

“No podemos avanzar en alegres exoneraciones en un momento en que eso no es sostenible”, respondió hoy el Presidente Alvarado al llamado de las cámaras.

 

Mientras que la Cámara de Industrias de Costa Rica (CIRC) manifestó su acuerdo con la nueva estrategia anunciada ayer por el presidente Carlos Alvarado para reactivar la economía en el contexto del creciente número de casos de personas infectadas con COVID-19, la Cámara Costarricense de la Construcción (CCC), envió ayer a los medios de comunicación, a las 5:55 de la tarde, una carta que dirige al Poder Ejecutivo en la cual se queja de que este “no ha implementado una verdadera agenda de reactivación y se echa de menos una mayor coordinación que nos lleve a resultados concretos”.

En esta misma carta, entre los reclamos que hace la CCC se dice  que “estamos a una semana de que arranque la aplicación generalizada del IVA en los servicios de construcción, encareciendo sensiblemente el costo de la vivienda, pero pareciera que eso no lo ven ustedes como un problema, ante el panorama que afrontamos”.

Pero esta mañana, según el diario La Nación, el presidente Alvarado afirmó que “No podemos avanzar en alegres exoneraciones en un momento en que eso no es sostenible”.

Alvarado también anunció que volverá a presentar el Segundo Presupuesto Extraordinario a la Asamblea Legislativa, pero que este contendrá “un severo recorte”.

Por su parte, la CIRC emitió ayer un comunicado de prensa titulado “La salud física y la salud económica deben ir de la mano” en el cual, su presidente, Enrique Egloff, confirmó representantes del Poder Ejecutivo y dirigentes del sector empresarial sostuvieron una reunión en la que se decidió continuar con la fase tres de la apertura controlada de las actividades económicas a partir del fin de semana.

También confirmó que se tomaron cuatro acuerdos conjuntos: “1. Se estableció un grupo de trabajo económico-sanitario entre, entre las autoridades de salud, consejo económico y los presidentes de las Cámaras, que se convocará al menos una vez al mes; 2. En caso de emergencia o de necesidad de volver a atrás con las medidas de apertura económica gradual y segura, se convocará extraordinariamente al grupo de trabajo; 3. Se velará por la implementación óptima y rigurosa de protocolos sanitarios sectoriales; 4. Se avanzará en la fase 3 de apertura del sábado”.

“Definitivamente el camino para la reactivación económica es que el Poder Ejecutivo y el sector empresarial trabajen en estrecha coordinación. Durante esta reunión, tuvimos la oportunidad de tomar acuerdos y asumir compromisos porque reconocemos la importancia de que la salud física y la salud de la economía del país deben ir de la mano”, señaló Egloff.

En contraste, la CCC, en su carta difundida ayer por la tarde, insistió en que el Poder Ejecutivo atienda las demandas concretas que le hace este sector desde hace varias semanas.

“La CCC le ha presentado a usted y a varios de sus ministros, en múltiples oportunidades -tanto en reuniones, como por medio de oficios-, amplias y detalladas propuestas concretas de medidas para afrontar el efecto de la desaceleración económica, evitar que la crisis se profundice y aumentar la confianza de los inversionistas y consumidores. No obstante lo anterior, a pesar de las propuestas presentadas, hasta el momento el Ejecutivo no ha implementado una verdadera agenda de reactivación y se echa de menos una mayor coordinación que nos lleve a resultados concretos”, dice allí Esteban Acón, presidente de esa cámara empresarial.

Aparte del reclamo por la inminente aplicación del IVA a este sector, Acón menciona que “los proyectos de infraestructura pública que se han propuesto siguen su desarrollo a un normal, “sin que se denote un sentido de urgencia”; que la moratoria del pago de los créditos hipotecarios por parte de la mayoría de los bancos ha vencido, “sin que podamos entender que acciones concretas se tomarán con las personas que han perdido su trabajo o sufren una disminución de jornada y peor aún, hay una ausencia total de un plan para impulsar e incentivar la compra de vivienda para la clase media”.

Agrega que, “siendo honestos, en materia de trámites las cosas no han mejorado sustancialmente, lo que incrementa el desinterés por propiciar obras de construcción nuevas en el país, aunado a instituciones como el AyA, cuya gestión es un verdadero desastre”.

“La gestión actual del AyA obstaculiza sensiblemente el desarrollo del país. En esta institución el análisis de la situación y las medidas de corrección, no se toman con la prontitud que la situación amerita y más bien se atenta contra la libre competencia y las finanzas del país al realizar un acuerdo con el ICE, para la construcción de la ampliación del acueducto de Orosí, mientras cientos de empresas constructoras tratan de sobrevivir ante la falta de trabajo”, dice Acón.

La CCC también le recuerda al presidente Alvarado que el sector construcción “ha sido de los más golpeados por la situación económica nacional (incluso antes de la crisis por el COVID-19)” y recapitula los datos que sustentan esta afirmación:

-La actividad económica de la construcción muestra tasas decrecientes de diciembre 2018 a abril 2020, según el Índice Mensual de la Actividad Económica, lo que representa 17 meses consecutivos de caída.

  • -En el 2019, el sector construcción mostró el peor comportamiento de todas las actividades económicas del país, decreciendo un -10,7%. Adicionalmente, según las proyecciones del Banco Central, durante el 2020 la industria de la construcción será la segunda con el peor resultado, decreciendo un -8,7%.
  • -De acuerdo con los datos más recientes publicados por el INEC para el sector construcción, sin contemplar el efecto del COVID-19, entre el II trimestre de 2018 y el I trimestre de 2020, la cantidad de ocupados se redujo en 28.292 empleos.

-Los metros cuadrados tramitados ante el Colegio Federado de Ingenieros y Arquitectos para la construcción de edificaciones, acumulados de enero a abril 2020, han mostrado un decrecimiento de 11,6% con respecto al mismo periodo del año anterior. Los metros cuadrados acumulados a abril 2020, muestran el nivel más bajo desde el 2011 para ese periodo.

“Deseo reiterar también que el sector construcción es un motor fundamental de la actividad económica del país e importante generador de empleo: representa el 32% de la cartera del Sistema Bancario Nacional entre créditos de vivienda y construcción y tiene un elevado poder de arrastre en otras actividades económicas vinculadas. Asimismo, la construcción es el cuarto sector en importancia en generación de empleo directo, sumando el 13% del empleo nacional entre ocupados directos e indirectos, generando oportunidades laborales para todos los niveles de ingreso y especialmente para los trabajadores más vulnerables”, agrega Acón.

“Resulta impostergable que, de inmediato, el Gobierno de la República tome medidas urgentes, con resultados cuantificables en el corto plazo y acordes a la gravedad de la crisis que afrontamos, para atender las necesidades específicas de la construcción y del país”, concluye.

 

SUSCRÍBASE A LA EDICIÓN SEMANAL EN FORMATO DIGITAL.Precio: ₡12.000 / añoPRECIO ESPECIAL

0 comments