País

Caja asegura tener suficiente capacidad instalada para detección de COVID-19

Actualmente la institución cuenta con 100 mil pruebas RT-PCR y 16 mil de antígenos. Las autoridades indicaron también que no cuentan con “ningún tipo de rezago” en cuanto a procesamiento de pruebas COVID-19.

La Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS) aseguró este miércoles en conferencia de prensa que cuenta con suficiente capacidad instalada para la detección del virus SARS-CoV-2.

De acuerdo con el presidente ejecutivo de la CCSS, Román Macaya, la institución cuenta con 121 laboratorios clínicos, de los cuales diez realizan diagnóstico molecular: ocho apoyan la red y dos atienden su propia demanda.

Esta capacidad, según Macaya, ha permitido tamizar alrededor de 270.000 pacientes, 76 % con pruebas compradas y 24 % con pruebas donadas, informó el presidente ejecutivo de la CCSS.

Por su parte, el director Desarrollo de Servicios de Salud de la CCSS, Mario Mora, destacó que hasta el momento la capacidad instalada de la institución permite realizar 4.000 pruebas de RT-PCR diarias; sin embargo, la idea es que esta cifra aumente a 4.500.

“Esta capacidad de procesamiento diario depende en primera instancia de las pruebas que tenemos disponibles en el mercado y por tanto debemos cuidar las disponibles garantizando el diagnóstico oportuno a las personas que asistan con síntomas a nuestros servicios”, señaló Mora.

Actualmente la CCSS dispone de 100 mil pruebas RT-PCR y 16 mil de antígenos. “A la fecha la Caja le ha podido garantizar a la población la confirmación del diagnóstico con excelente oportunidad”, agregó el director. 

Por su parte, la microbióloga de la Dirección de Desarrollo de Servicios de Salud, Angie Cervantes, destacó que la institución no tiene “ningún tipo de rezago” en cuanto a procesamiento de pruebas COVID-19.

“Estamos atendiendo a cualquier tipo de paciente que cumple con la definición de caso sospechoso. A todo paciente que necesita se le realiza la prueba (…). En promedio, en 24 horas se procesan muestras”, agregó.

Actualmente, la institución solo realiza un testeo pasivo de pacientes, pues solo se le aplica la prueba de RT-PCR a los pacientes con sintomatología de COVID-19 que llegan al centro médico; no obstante, la CCSS se encuentra analizando con el Ministerio de Salud la posibilidad de ampliar el testeo.

“No estamos dejando por fuera a nadie. Estamos analizando. Sobre la capacidad instalada, eso depende primordialmente del aprovechamiento de las pruebas que hay. Hay que analizar el recurso humano, la cantidad de pruebas, la logística de transporte de pruebas. Los recursos tienen que ser bien administrados”, mencionó.

Según datos de la institución, desde el  inicio de la pandemia hasta ahora, se ha tenido un incremento constante en la cantidad de pacientes tamizados. En el mes de abril se tamizaron 6.850, para julio creció a 44.908 y para octubre 59.831 pacientes.

Pruebas de antígenos

Mora dijo que la CCSS está en proceso de incorporación de pruebas de antígeno para el diagnóstico de covid-19 en 17 áreas de salud seleccionadas. 

Este tipo de muestra al igual que para PCR se toma por vía nasofaríngea. Las pruebas de antígeno que sean positivas se consideran un diagnóstico definitivo, mientras que todas aquellas que resulten negativas se procesan mediante PCR para su confirmación, detalló el galeno.

El director indicó que se prevé iniciar con la utilización de estas pruebas en estas semanas, “ya se ha preparado la normativa de aplicación y se ha concluido el proceso de capacitación del personal para su adecuada implementación”.

Ir al contenido