COVID-19

CAIS de Desamparados también prepara hospital móvil para pacientes con síntomas de COVID-19

Medida adoptada en otros centros, como el hospital San Juan de Dios y el Nacional de Niños, pretende reducir riesgo de contagio en otros pacientes.

Tres carpas verdes, estilo militar, ya se encuentran colocadas en las afueras de la zona de Emergencias del Centro de Atención Integral en Salud (CAIS) Marcial Fallas Díaz, en Desamparados.

Un grupo de profesionales prepara esas instalaciones con camillas, electricidad, agua, aire acondicionado y equipo médico. El objetivo es que se convierta en el tercer hospital móvil de San José, el cual será empleado para atender por separado a pacientes con síntomas que los hagan sospechosos de portar el nuevo coronavirus COVID-19.

Esta medida ya se empezó a utilizar en los hospitales San Juan de Dios y el Nacional de Niños.

El director de la clínica Marcial Fallas, el médico Héctor Araya, detalló en entrevista con UNIVERSIDAD que se espera tener listas las carpas al finalizar la semana.

Las colchonetas que resulten contaminadas con el virus serán desechadas. (Foto: Hulda Miranda).

“En este momento, aunque tenemos a los pacientes separados, siempre estamos en un mismo edificio. La recomendación es tratar de que los pacientes con síntomas (de coronavirus) no ingrese, por seguridad de ellos mismos y de otros pacientes. Esto es un método preventivo”, explicó Araya.

El hospital móvil cuenta con una carpa para sala de espera; otra para tomar las muestras de sangre y pruebas de hisopado (recolección de muestras entre la nariz y la garganta) y otra donde tres doctores harán la revisión de pacientes, aunque se espera luego contar con más personal, especificó Araya.

La sala de espera tiene capacidad para 35 personas, guardando la distancia adecuada para evitar contagios.

Los médicos tomarán las muestras y las enviarán a Inciensa. Los pacientes que den positivo en el resultado de la prueba; pero se encuentren en buen estado, podrán recuperarse en sus casas, en un aislamiento de 14 días; mientras que quienes se encuentren graves podrían ser internados en la clínica o en el Hospital San Juan de Dios, indicó Araya.

Las carpas fueron prestadas por la Municipalidad de Desamparados, la cual las obtuvo mediante una donación de la Embajada de Estados Unidos.

En algunas carpas falta colocar piso y equipo médico. (Foto: Hulda Miranda).

Las colchonetas fueron entregadas por la Comisión Nacional de Emergencias. “Si el paciente es altamente sospechoso o da positivo, la colchoneta se desecha”, explicó el director del centro médico.

El médico Araya recordó a las personas con síntomas que pueden llamar a la línea 1322 para recibir orientación. Además, que si sus síntomas se agudizan o tienen factores de riesgo como diabetes e hipertensión, deben acudir a los hospitales o clínicas cercanas para recibir atención.

Actualmente, en el cantón de Desamparados hay seis casos confirmados de personas con el nuevo coronavirus. Estas personas se recuperan en sus casas en aislamiento.

0 comments