País

Banco Mundial estima crecimiento económico del 2,6% para Costa Rica en 2021

En la región, solo Nicaragua mantendría sus número en negativo para este año, con una contracción proyectada del 0,9%.

El Banco Mundial estimó este martes que la economía costarricense tendrá un crecimiento del 2,6% durante el año 2021,  como parte de su informe “Perspectivas económicas mundiales”.

El análisis del Banco Mundial parte del hecho que la economía global se contrajo en 4,3% durante el 2020 a causa de la pandemia ocasionada por el COVID-19, pero espera que el avance de la vacunación permita un crecimiento económico global del 4%

“Si bien la economía mundial parece haber entrado en una recuperación moderada, los encargados de la formulación de políticas se enfrentan a desafíos enormes —en materia de salud pública, gestión de la deuda, políticas presupuestarias, banca central y reformas estructurales— al tratar de asegurar que esta recuperación mundial, aún frágil, cobre impulso y siente las bases de un crecimiento robusto”, dijo David Malpass, presidente del Grupo Banco Mundial.

El Banco Mundial estima que el colapso de la economía mundial en 2020 fue ligeramente menos grave de lo esperado en un inicio, gracias que la contracción de las economías desarrolladas fue menor y que la recuperación de China fue más sólida. Sin embargo, los efectos sobre las economías en desarrollo sí fueron más graves de lo esperado.

En caso de que los contagios sigan aumentando y se retrase la distribución de las vacunas contra el COVID-19, el Banco Mundial proyectó que en ese escenario negativo el crecimiento mundial podría quedarse en 1,6%. Sin embargo, el escenario más optimista colocaría ese aumento en la actividad económica cerca del 5% anual.

América Central crecería 3,6%

En el caso de América Central, el Banco Mundial estimó que un mayor ingreso de remesas y una demanda más sólida de las exportaciones permitirán un crecimiento regional del 3,6%. Las labores de reconstrucción tras los daños ocasionados por los huracanes Iota y Eta también colaborarán con ese dinamismo.

Por país, Panamá es que tiene con la mejor expectativa de crecimiento para el otro año con un 5,1%, mientras que en 2022 crecería 3,5%. Le sigue El Salvador con un 4,6% y un 3,1% para el año siguiente; mientras que Honduras tendría un 3,8% este año y 3,9% el próximo.

En el caso de Guatemala se espera que su economía crezca 3,6% y 3,8% en 2022, mientras que Costa Rica tendría un 3,7% el otro año. Solo Nicaragua mantendría sus números en negativo este año con un -0,9% y una proyección del 1,2% al año siguiente.

 

 

Ir al contenido