País

Alvarado reitera rechazo de Costa Rica a intervención militar en Venezuela

El presidente aseguró que no comparte la posición de otros países en torno a la situación en Venezuela, pues para Costa Rica es fundamental la ruta "pacífica".

El presidente de la República, Carlos Alvarado manifestó este miércoles que Costa Rica no apoyará ninguna posición que esté a favor de una intervención militar en Venezuela. 

Según compartió, este fue uno de los motivos por los que Costa Rica se negó a firmar la última declaración del Grupo de Lima sobre la crisis en ese país sudamericano. 

Alvarado añadió que Costa Rica tampoco coincidió en cómo se manejó el ingreso de la ayuda humanitaria a Venezuela el fin de semana, pues pudo ser más oportuna la participación de organizaciones como las Naciones Unidas o la Cruz Roja, que son entes que manejan “un principio de neutralidad”.

El  mandatario destacó que Costa Rica se aparta de la posición de otros países miembros del grupo de Lima, como Estados Unidos, cuyo presidente, Donald Trump, anunció en días anteriores que para resolver el conflicto “todas las opciones están sobre la mesa». 

No hemos compartido una posición que ha estado propuesta ahí, por miembros del grupo, que dice que todas las opciones están abiertas. Es que para Costa Rica no todas las opciones están abiertas, porque el decir que todas las opciones están abiertas es decir que está abierta la opción militar y para nosotros no está abierta la opción militar”, expresó el presidente.

 Pese a la justificación de Alvarado, su gobierno fue criticado porque en la declaración final que emitieron los países del Grupo Lima no se contempla la vía militar.  Yo sé que en el texto, eso como tal, no está textual pero sí en lo que se generó en torno a eso”, dijo.

Alvarado comentó que su deber como presidente es “resguardar” principios que están en la Constitución Política, así como la tradición pacífica como vía para resolver los conflictos que tiene Costa Rica. 

En la misma línea recordó que Costa Rica no quiere que se le vincule nuevamente a una iniciativa militar como ocurrió en el pasado durante la administración de Abel Pacheco. En esta ocasión el Gobierno se sumó a la coalición internacional liderada por Estados Unidos para hacer una intervención militar en Iraq.

“Yo no quisiera que la discusión sea como la que ocurrió hace una década en relación con temas que tenían que ver con lo militar. Y así lo hemos dejado claro. También hemos dejado claro que queremos una transición democrática y pacífica”, añadió.

El presidente agregó que Costa Rica externó su posición en encuentros anteriores del Grupo de Lima, como el que se realizó en Otawa, Canadá, a inicios de febrero, pero “no tuvo un buen suceso”.

Sobre el nivel de la representación diplomática que tuvo Costa Rica en el encuentro de Bogotá, Carlos Alvarado argumentó que  ni él ni el Canciller asistieron porque para eso están los representantes diplomáticos en cada país. En esta ocasión el representante fue el encargado de negocios en Bogotá, Alexis Coto, mientras que la representación a nivel de los otros países fue de presidentes y Cancilleres.

De la sesión surgió un documento el cual suscribieron la mayoría de países miembros, Costa Rica se negó a firmar. En la declaración los gobiernos reconocen a Juan Guaidó como el presidente interino en Venezuela, piden la salida de Nicolás Maduro,  abogan por la realización de nuevas elecciones libres y democráticas, condenan los actos del pasado 23 de febrero, entre otros puntos.

Consulte la declaración completa aquí.

Ir al contenido