Diálogos sobre el Bienestar


Vivir excluidos

Conseguir un empleo no es tarea fácil; pero, que una persona con discapacidad se inserte en el mundo laboral, es aún una tarea más compleja

En Costa Rica habitan 450 mil personas con discapacidad, quienes en su mayoría han sido excluidos del sistema económico y social del país.

Conseguir un empleo no es tarea fácil; sin embargo, que una persona con discapacidad se inserte en el mundo laboral, es aún una tarea más compleja. De acuerdo con el Censo Nacional del 2011 (último disponible), solo el 23% de las personas con discapacidad de entre los 15 y 60 años de edad está ocupada; es decir, un 77% se encuentra desempleada.

Esta es solo una de las problemáticas que sufren las personas con discapacidad; sin embargo, el problema va más allá, pues incluso no existe -en Costa Rica- un estudio profundo sobre la situación en la que viven las personas con discapacidad y sus familias, lo que implica que no se puedan eliminar los obstáculos a los que se expone esta población en su día a día.

Para discutir los desafíos a los que se enfrentan las personas con discapacidad en Costa Rica y los mecanismos que se han creado para disminuir la brecha, Diálogos sobre el Bienestar convocó a cuatro especialistas:

Lizbeth Barrantes, directora ejecutiva del Consejo Nacional de Personas con Discapacidad (Conapdis), quien aborda el rol del Estado en regular las políticas públicas para incorporar a este sector de los ciudadanos a la vida cotidiana.

Erick Hess, profesor e investigador de la Escuela de Ciencias Políticas de la Universidad de Costa Rica (UCR), se enfoca en el acceso al empleo de las personas con discapacidad y en los retos que enfrenta el país en materia laboral, para integrar a esta población.

Mario Rivera, coordinador Unidad de Derechos de Personas con Discapacidad de la Rednopedis, señala que incorporar a las personas con discapacidad al desarrollo del país es un reto y que, tanto Conapdis como la Defensoría de los Habitantes, tienen una deuda en el cumplimiento de sus funciones.

Finalmente, Juan Manuel Cordero, Defensor de los Habitantes en funciones, explica el papel de la Defensoría de los Habitantes como ente encargado de proteger y amparar los derechos de las personas con discapacidad.

En conjunto, estos textos proponen un cuerpo de ideas que permiten a los lectores reflexionar acerca de los obstáculos que enfrentan las personas con discapacidad y las herramientas institucionales que existen y tratan de mejorar la vida de una población que no debería vivir en la exclusión.

0 comments

By