Programa Nacional de Aceleración de Proyectos de Innovación Tecnológica (PITs)

PITs 2017: 3 proyectos innovadores de la UCR encarrilados al éxito

El Programa presentó 20 ideas innovadoras en total

Un inyectable para crear resistencia en animales domésticos contra los envenenamientos por la mordedura de serpientes terciopelo; un horno alimentado con biomasa, cascarilla y aserrín para secar café, y lípidos dietéticos que permiten modular el metabolismo energético son tres proyectos con sello UCR que aspiran a consolidarse como negocios exitosos luego de formar parte de las 20 iniciativas innovadoras presentadas el miércoles 28 de febrero por el Programa Nacional de Aceleración de Proyectos de Innovación Tecnológica (PITs).

El primero, llamado también “Toxoide Botrópico”, aspira a disminuir las pérdidas económicas que sufre el sector ganadero como consecuencia de envenenamientos por mordedura de serpiente.

Como señala Guillermo León Montero, investigador del Instituto Clodomiro Picado (ICP) y emprendedor del proyecto, “se prepara una vacuna con veneno de la serpiente, que sirve para incrementar la resistencia del ganado vacuno y otros animales domésticos, como perros y caballos, a los envenenamientos producidos por la serpiente terciopelo”.

Estudiantes e investigadores crearon este inyectable en el Instituto Clodomiro Picado (ICP), de la Facultad de Microbiología de la UCR, que se empezó a desarrollar en el 2009.

El segundo, un horno secador de café nombrado por sus creadores como “AC-10” y diseñado en gran parte por José Alberto Castillo, profesor e investigador de la Escuela de Ingeniería Química en la Sede del Caribe, pretende “apoyar al sector microbeneficiador para asegurar confianza y trazabilidad en el procesamiento del café, y, eventualmente, a pequeños productores de cacao de la zona indígena y caribeña del país”.

Este proyecto surgió de dos ya culminados en la Escuela de Ingeniería Química de la UCR, relacionados con la gestión de energía, eficiencia energética y tratamiento de residuos del sector cafetalero. El proyecto tiene dos años de desarrollo.

El tercero, denominado “Lípidos dietéticos”, es un proyecto que aporta nuevas formas de control metabólico asistido, que permite, por ejemplo, disminuir el consumo de calorías en personas con sobrepeso.

Según Rodolfo Watson, profesor de la UCR y emprendedor del proyecto, la iniciativa toma en cuenta usar helados, galletas, repostería, chocolates y otros alimentos para ubicar el producto. Además, pretenden que el lípido sea utilizado para aumentar la disponibilidad energética en atletas de alto rendimiento.

Este proyecto se ha nutrido de varias investigaciones hechas en la UCR por los miembros del equipo creador, sobre todo de Watson, quien en su doctorado de ingeniería consolidó elementos metodológicos y de proceso claves para el proyecto. Al momento se llevan cuatro años de trabajo.

Estos tres proyectos forman parte de una lista amplia de ideas innovadoras de negocio, que han sido beneficiadas en el PITs con financiamiento no reembolsable de $9.000 y con un proceso de cocreación y consolidación de sus proyectos con equipos conformados por investigadores, emprendedores, empresarios y diseñadores, que pretende impulsarlos para que se conviertan en negocios exitosos.

El PITs es un programa del Ministerio de Ciencia, Tecnología y Telecomunicaciones (Micitt), ejecutado por la Universidad de Costa Rica (UCR) a través de la Agencia Universitaria para la Gestión del Emprendimiento (AUGE) y la Unidad de Gestión y Transferencia del Conocimiento para la Innovación (Proinnova).

El presupuesto del proyecto, según el Micitt, proviene de tres fuentes: ¢45 millones de la UCR (60%) y ¢30 millones (40%) del Fondo de Incentivos del Ministerio.

A esto se sumó el apoyo presupuestario del Sistema Banca para el Desarrollo (SBD), que dio al programa ¢149 millones para que los proyectos seleccionados desarrollaran los prototipos (etapa actual).

En este momento el PITs se encuentra en la etapa de ejecución de fondos de SBD, que culminará en agosto de este año.

Temáticas y fronteras

Según Luis Alonso Jiménez, coordinador del Programa y Director de AUGE, el PITs se sostiene en un trabajo de vinculación de triple hélice, es decir, reúne Gobierno, empresas y universidad.

Desde esta alianza se gestó el trabajo previo a la puesta en marcha del programa, en enero del año pasado. Se definieron, primero, temáticas de trabajo y, luego, fronteras para el desarrollo de proyectos de innovación tecnológica que define las áreas en las que el país tiene mayores probabilidades de éxito para el emprender.

De esta forma, salud y bienestar, agroalimentarias, ambiente y energía, y sociedad inteligente son las temáticas donde se agruparon los proyectos. Luego, en cada temática se integraron las fronteras, diez para cada una.

De acuerdo con Jiménez, las temáticas se establecieron a partir de las áreas en ciencia y tecnología con mayor consolidación en el país, que se señalan en el Plan Nacional de Ciencia, Tecnología e Innovación 2015-2021 del Micitt y en el Reporte Estado de Capacidades de Ciencia, Tecnología e Innovación, del Estado de la Nación.

Como señala el Micitt, en junio del 2016, mediante la “Convocatoria del Programa Innovación de Base Tecnológica 2016”, se invitó a entidades del sistema de ciencia, tecnología e innovación a concursar por financiamiento no reembolsable. La UCR diseñó posterior a esto una estrategia país para la formulación y desarrollo de proyectos de base tecnológica, que fue presentada al Micitt. A esta propuesta se le adjudicó el desarrollo del PITs.

“El PITs es un ejemplo del tipo de colaboración público-privado-académico que se necesita en el ecosistema de innovación, siendo esta la primera vez que se logra una colaboración de esta magnitud”, destacó David Bullón, Director de Innovación del Micitt.

Beneficios

Para José Alberto Castillo, del equipo creador del horno, se favorecieron con integrar al proyecto diferentes perfiles, tales como diseñadores, industria y academia, que aportaron conocimiento técnico y científico, lo que les permitió materializar soluciones eficaces para el sector agroindustrial, que esperan expandir.

En el caso de Rodolfo Watson, del equipo de los lípidos dietéticos, no solo se beneficiaron con el financiamiento del SBD, sino que también lograron generar importantes proyecciones a futuro para el proyecto.

Guillermo León Montero, del equipo creador de la vacuna, destacó que con el PITs enriquecieron la visión sobre las contribuciones que puede hacer el Instituto Clodomiro Picado (ICP) al desarrollo económico nacional con elementos de tipo empresarial que hasta ahora no habían considerado.

David Bullón, Director de Innovación del Micitt, concuerda con los emprendedores, al indicar que el PITs justamente pretende generar la posibilidad de encontrar socios con destrezas complementarias a cada uno de los proyectos; también, mediante fronteras tecnológicas, busca acercar áreas en las que hay mercados atractivos. Otro beneficio es la posibilidad de aprender metodologías como Lean Startup y Design Thinking, para fortalecer la propuesta de valor de sus proyectos, así como mentoría personalizada.

Para Luis Alonso Jiménez, de AUGE, el 2018 trae para el PITs no solo completar la ejecución de recursos otorgados por SBD, sino que también se pretende buscar nuevo financiamiento para prototipos exitosos. Además, indicó que se deben dar a la tarea de buscar recursos de cooperación internacional como complemento a los aportes del ecosistema.





 

SUSCRÍBASE A LA EDICIÓN SEMANAL EN FORMATO DIGITAL.Precio: ₡12.000 / añoPRECIO ESPECIAL

0 comments