Los Libros

La emergencia de los invisibles

Invisibles Etty Kaufmann Relatos testimoniales Editorial Abyad 2022

Invisibles es el atinado título que encabeza este conjunto de narraciones contadas en primera persona, como testimonios de adolescentes homicidas que nos interpelan mediante la experiencia investigativa de la autora Etty Kaufmann.

Es un trabajo polifónico donde las voces se entremezclan con las reflexiones insertadas de la autora. Se trata de historias de vida de adolescentes que cometieron homicidio y, privados de libertad, hablan desde su experiencia, sus emociones y sentimientos.

Hay un mundo oculto que estas historias nos revelan, es un mundo de lo marginado, negado, excluido, que la sociedad no quiere ver ni oír y que reprime encerrándolo en una celda. Lo que la autora nos muestra es la consecuencia, el síntoma quizás diría ella misma como psicoanalista e investigadora social que es.

Tratándose de un trabajo literario, Kaufmann se permite sus propias emociones en este proceso, aporta sus reflexiones, sus aproximaciones en ese proceso. El lenguaje es claro, puntual y directo, a veces, en los términos propios de los que testimonian. Ese lenguaje descarnado, realista, permite mayor cercanía a las historias que nos cuentan, eludiendo el juicio moral en favor del enfoque humanista.

Desde estas voces emergidas del mundo carcelario juvenil se revela un ámbito más amplio de una sociedad violenta, donde el amor y la ternura infantiles son sometidos por la brutal dinámica del entorno.

Precisamente en el momento actual, en que nuevos crímenes recientes cometidos por adolescentes conmueven a la opinión pública nacional, este libro aparece como una referencia imprescindible, una contribución a la reflexión atinada y profunda.

Como investigadora, psicoanalista y docente, Etty Kaufmann ha llevado adelante un estudio sistemático sobre la violencia en adolescentes que merece atención.

Ante agitados debates de gran actualidad, Kaufmann ofrece respuestas concretas e inmediatas en toda una dinámica por aplicar mediante el sistema educativo.

“Hay mucho por hacer y se puede hacer”, dice la investigadora. “Y hay que empezar por hablar con ellos personalmente, escucharlos, ahí están las respuestas que estamos buscando”, enfatiza.

Sus palabras las respalda una larga experiencia en colegios de secundaria, barrios y cárceles donde se ha acercado a adolescentes

Hablarles personalmente, individualmente, reconocerlos como cada uno y cada una, eso cambia profundamente cómo se sienten, asegura.

Para Kaufmann el instrumento para incidir de manera importante y definitiva en este problema es el sistema educativo que en este país es muy extenso y de amplia cobertura y así se puede llegar al origen de esta epidemia de violencia.

Aunque este es un libro de historias de vida basado en hechos reales, no se trata solamente de testimonios conmovedores y de denuncia, que los tiene, sino que va más allá para acercarse desde la voz de los mismos protagonistas a los factores genéticos del problema.

El punto de partida es muy claro, hay que escuchar a esos jóvenes, niños, en ellos están los aspectos inmediatos por considerar.

Kaufmann reitera enfáticamente: “Hay que hablar con ellos”. Ese imperativo es el que ha determinado su labor cuyos frutos estamos viendo y sustentan sus propuestas.

Estos y estas adolescentes victimarias que protagonizan estos relatos han sido arrastrados por una corriente de violencia que los termina convirtiendo en su instrumento.

Luego, los niños son transformados en monstruos por el ligero juicio social que responde a la indignación ante el hecho brutal y violento y el dolor de la víctima. El clamor de castigo cubre la mirada, conmueve y exalta para que pidan penas duras que los escarmienten, que los encierren, que los hagan invisibles.

Suscríbase al boletín

Ir al contenido