Suplementos

Laboratorio de la UCR ofrece soluciones meteorológicas e innovación de la mano de estudiantes y de alianzas público-privadas

Espacio de innovación meteorológica les permite a estudiantes y expertos de la carrera de Meteorología desarrollar prototipos para proyectos que solucionen problemáticas concretas.

El Laboratorio de Observación del Sistema Climático (LOSiC) de la Escuela de Física de la Universidad de Costa Rica (UCR) ofrece, desde su fundación en 2019, una serie de soluciones a problemas meteorológicos de la mano de estudiantes y asistentes de esta casa de estudios superiores.

Esta instancia de innovación universitaria fue creada por los meteorólogos Ana María Durán y Marcial Garbanzo, en respuesta a la necesidad de un espacio para la Meteorología Aplicada y Experimental de la Universidad de Costa Rica. Previo a su fundación, no existía un espacio en la UCR para la física ni la física atmosférica experimental, que permitiera la investigación y el desarrollo en instrumentalización y, a su vez, el vínculo de dicha área con otras unidades e instituciones.

Para el investigador Marcial Garbanzo, el espacio ha permitido relacionar a la academia con el sector público y privado, en la búsqueda de diversas soluciones de índole meteorológico; sumado, resaltó que el vínculo con instancias públicas y privadas ofrece un dinamismo a las operaciones que se pueden desarrollar desde la universidad.

“El tener empresas de personas universitarias trabajando en relación con la universidad, en la parte pública, vuelve las cosas muy dinámicas. La idea del Laboratorio no solo es crear meteorología aplicada dentro de la universidad, sino que, hace muchos años, la carrera de Meteorología y los profesionales que trabajamos en física atmosférica no contábamos con un lugar en donde pudiéramos construir algo, realizado por nosotros, no comprado”, explicó Garbanzo.

El meteorólogo indicó que la visión del LOSiC reside en la construcción por cuenta propia de los prototipos necesarios para un proyecto, en lugar de adquirir este equipo mediante una compra externa. Esta consigna convirtió al Laboratorio en un espacio de gran demanda para la construcción de instrumentos, consultas ante necesidades y la resolución de problemáticas meteorológicas.

“Lo que vemos es una necesidad gigante en el país y la región, que no solo es en Costa Rica. Recibimos consultas de Colombia, Ecuador y otros países. Lo que nos falta es alcance o brazos para llegarle a todos los agentes que nos están consultando”, dijo el académico.

Vínculo con estudiantes

Dentro de la iniciativa se han desarrollado un total de cuatro emprendimientos de estudiantes, de los cuales, uno persiste al día de hoy, incluso, está incrementando su fuerza y apoyo. Garbanzo insiste en la importancia del LOSiC, debido a que, además de dar soluciones a las necesidades planteadas, les permite a las y los estudiantes pasar de la teoría a la práctica de una forma dinámica.

“Que sea un entorno dinámico, donde la universidad gana, porque tiene estudiantes desarrollando conocimiento, aplicaciones y, literalmente, convirtiendo en una realidad lo que aprendieron en la teoría. Ellos tienen que convertir esos conocimientos teóricos en aplicaciones prácticas útiles, y eso es algo que a las personas les ha gustado, que nosotros (LOSiC) no llegamos a ofrecer una tesis, llegamos a dar una solución a un problema, una idea que pueda comprar o comercializar”, señaló el experto, sobre un proyecto desarrollado actualmente por estudiantes con una empresa privada.

“La idea era crear un espacio donde pudiéramos concretar cosas prácticas, útiles, y que nuestros emprendimientos y nuestros estudiantes generen Spin-off de nosotros y los comercialicen, que los conviertan en realidad para la sociedad”, amplió.

Entre algunos de los prototipos que se han desarrollado desde el Laboratorio están:

  • Un instrumento para medir el agua capturada de la neblina, para zonas donde llueve poco, pero cuentan con constante neblina. Este prototipo lo desarrolló el LOSiC en tres semanas.
  • Un receptor de datos de satélite, para captar datos de meteorología y clima espacial, ante el trabajo de esta instancia con aparatos tecnológicos como son los satélites.
  • Un receptor del sol que capta datos de esta estrella a tiempo real y a petición del Centro de Investigaciones Espaciales.
  • Mediciones en bosque, con tecnología propia del laboratorio y a petición de una ONG.
  • Un sistema de monitoreo de rayos, para detectar este fenómeno a tiempo antes que las descargas impacten. Esto en conjunto con un estudiante y ante una necesidad de un equipo de fútbol costarricense.
  • Software y Hardware, entre otros dispositivos.

“La idea de un laboratorio como este es ser más dinámicos, con un tiempo de respuesta corto y que no nos de miedo experimentar. A un laboratorio no le da miedo experimentar (…) Al diversificar también se abren las posibilidades tanto en respuesta como en productos”, resaltó el experto.

Alianzas estratégicas

Garbanzo resalta la importancia de las alianzas estratégicas, tanto con el sector universitario como con empresas públicas y privadas. Dentro de estas alianzas, el experto destacó el trabajo en conjunto con la Unidad de Gestión y Transferencia del Conocimiento para la Innovación (Proinnova) de la Universidad de Costa Rica, la cual les ha permitido gestionar y comercializar las diversas ideas, prototipos y soluciones.

“Las iniciativas propuestas desde LOSiC muestran el gran potencial de investigación, desarrollo e innovación que tiene la física. Solo por citar, contar con un espacio de creación de instrumentos y big data para la medición meteorológica con impacto social, ambiental y productivo. Desde Proinnova se elaboran estrategias para identificar el grado de innovación y formas de propiedad intelectual más apropiadas para los múltiples productos, servicios y procesos derivados del accionar del LOSiC, de manera que se potencie la transferencia de un paquete tecnológico a los distintos sectores que lo requieran”, señaló Yorleni Campos, gestora de innovación de Proinnova.

“El laboratorio gana, la universidad y el emprendimiento ganan, pero los que más ganan son las personas que obtienen algo que no existía”, sumó el investigador.

¿Cómo puedo acudir al laboratorio?

Garbanzo enfatizó que cualquier persona o empresa que cuente con una idea y una necesidad en el ámbito meteorológico se puede acercar al laboratorio.

“Lo que se necesita para acercarse aquí es alguien que tenga una idea, que sea relacionada a meteorología. Tenemos dos áreas muy claras para la resolución de problemas: la instrumental, para mediciones, y la parte satelital, que son productos satelitales específicos ante una necesidad”, citó Garbanzo.

Suscríbase al boletín

Ir al contenido