El amor de Yazmín

El pasado 10 de abril, la partida repentina de la escritora y periodista mexicana Yazmín Ross dejó un desconsuelo en quienes la conocimos

El pasado 10 de abril, la partida repentina de la escritora y periodista mexicana Yazmín Ross dejó un desconsuelo en quienes la conocimos que apenas se puede sobrellevar. El tiempo y repasar los frutos de su intensa y amorosa producción ayudan a tolerar su ausencia.

Yazmín Ross llegó a Costa Rica en 1989, junto a quien entonces era su esposo, el periodista y poeta argentino Jorge Boccanera. Provenían de México, donde ella había nacido en el estado de Veracruz en 1959.

Asentados en San José con su hijo Roberto, rápidamente desarrollaron una intensa labor en el campo del periodismo y la actividad cultural. Ella trabajaba para la agencia Notimex, él dirigió varias publicaciones y escribió varios libros.

Unos años después sus caminos se separaron. Boccanera regresa a Argentina, país que había abandonado desde la instauración de la dictadura militar de 1976. Yazmín y su hijo permanecen en Costa Rica, que había despertado grandes inquietudes en ella desde sus investigaciones como periodista. Una de las más importantes es su novela La flota negra, basada en la vida del líder Marcus Garvey y su proyecto reivindicativo Back to Africa, precedente de las luchas por los derechos civiles en Estados Unidos. La idea de regreso de los afrodescendientes “no se trata de un retorno físico sino una dignificación racial reivindicando el lugar de procedencia”, explicaba Ross sobre los hallazgos identitarios que había despertado su investigación.

La naturaleza, la historia, la idiosincrasia y la cultura costarricenses cautivaron a Yazmín Ross.

Más adelante, juntó su interés con el productor audiovisual y artista gráfico italiano Luciano Capelli, lo cual dio paso a una relación afectiva, cuyo fruto no solo es una serie de proyectos culturales de altísimo valor en los cuales se expresa su amor por este país, sino su hija Greta.

Entre esos proyectos culturales está Papaya Music, discográfica independiente para la promoción y difusión de la música costarricense y centroamericana; Ediciones Ojalá, sello editorial que ha producido una serie de libros de alto valor gráfico y cultural al rescatar imágenes y tradiciones y personajes populares; y Pachanga kids, editorial de textos infantiles principalmente bilingües en los que rescató no solo textos para niños con una visión de amor e integración con el medio ambiente y su riqueza, sino a importantes ilustradoras e ilustradores.

En 2013 fue miembro del jurado del Premio Literario Casa de las Américas en la rama de novela.

Yazmín Ross dejó un valioso y motivador legado, resultado de una labor incansable de amor por este país, sus paisajes y sus gentes.

 

 

 

0 comments

Otros Artículos

Por considerarla una más de las novela indigenistas o del folclore guatemalteco, había desdeñado la lectura de El tiempo principa en Xibalabá

La Guatemala que se ha levantado después de la firma de los Acuerdos de Paz de 1996 nos ha dado una rica lista

Hablar del trabajo de Cristina Peri Rossi en sí es un acto osado. Introducirse en el entramado análisis del lenguaje, una necedad

Al conmemorarse 50 años del otorgamiento del premio Nobel de Literatura al guatemalteco Miguel Ángel Asturias,

Como tal, la fecha del 26 de abril de 1937 no tiene por qué ocupar espacio en nuestra memoria

En el año 1925, Wolfgang Pauli publica su “Principio de Exclusión” el cual establece que dos electrones próximos entre sí