Terapia artística, un medio de rehabilitación para privados de libertad

La terapia artística ayuda a la recuperación de la autoestima de los privados de libertad, a su socialización, comunicación, búsqueda de soluciones a sus

La terapia artística ayuda a la recuperación de la autoestima de los privados de libertad, a su socialización, comunicación, búsqueda de soluciones a sus propias vidas y a la reinserción social, además de que contribuye a evitar las reincidencias, en al menos el 85 % de los casos.

Así lo establece el Lic. Alejandro López Meoño, en su tesis de Licenciatura en Derecho de la Universidad de Costa Rica (UCR), La terapia artística como medio de reinserción de los privados de libertad a la sociedad, presentada en el 2012.

En ella examina la aplicación de la terapia artística a privados de libertad, especialmente en países de habla inglesa y Costa Rica, con el fin de conocer el impacto de esta técnica en los comportamientos y actitudes de estas poblaciones.

De acuerdo con López, la terapia artística se basa en la idea de que las representaciones visuales objetivadas, por medio del material plástico, contribuyen a la construcción de un significado de los conflictos psíquicos y favorecen su resolución.

 

Esta terapia tiene un amplio rango de aplicación en áreas como la rehabilitación en terapia ocupacional, educación y salud mental, y se caracteriza por la relevancia del proceso de creación antes que por el producto artístico.

Para ello, expresa el jurista, es fundamental que el terapeuta ponga a disposición del privado de libertad una vasta cantidad de materiales para que exista versatilidad en las técnicas que se desarrollan, pues con una técnica pueden expresarse aspectos que con otra no. Además, destaca la importancia de que se establezca una buena comunicación interpersonal, mediante la cual sea posible canalizar bloqueos emocionales.

“No se trata de hacer una obra genial ni de someterse a determinadas reglas o normas a la hora de efectuar los trabajos. Lo que importa es el simple hecho de crear y sobre todo de hacerlo con sinceridad, y de dejar que afloren los sentimientos y emociones”, manifiesta el profesional.

ARTE COMO TERAPIA

La terapia artística es una disciplina terapéutica muy reciente, que nació a mediados del siglo XX, cuando los psiquiatras comenzaron a interesarse en los dibujos de sus pacientes, para poder interpretar los orígenes de sus padecimientos.

Al respecto, López señala que “las terapias orientadas al arte son modalidades terapéuticas que se manifiestan por medio de la pintura, la escultura, la danza, la música, la escritura y la poesía”.

Actualmente se aplica en los campos de la psiquiatría, la psicología y las artes en general, y como forma eficiente de restaurar la autoestima de los privados de libertad, pues la terapia artística permite acceder a emociones intensas y dolorosas, en algunos casos de forma controlada y en un ambiente relajante.

“En las poblaciones de privados de libertad, la práctica artística puede contribuir a expresar pensamientos y sentimientos que, de lo contrario, muchas veces se manifiestan por medio de la violencia o la agresión” enfatiza López.

DESARROLLO PERSONAL Y EDUCATIVO

En el caso específico de las prisiones, el investigador asevera que los programas artísticos y culturales pueden ayudar al desarrollo personal y educativo de los privados de libertad.

Existe evidencia que estos programas mejoran las habilidades personales y sociales, desarrollan la confianza en sí mismos y la autoestima e inspiran la participación en el aprendizaje futuro. Además, les permiten a estas personas estar mejor conectadas con sus familias, lo cual es muy importante en la recuperación antes del término de la condena.

Según López, “para los privados de libertad, la oportunidad de participar en la expresión creativa puede convertirse en una experiencia exitosa en cuanto a su rehabilitación y sus procesos de reeducación, pues se ha demostrado que el disfrute y los logros alcanzados propician una reintroducción al sistema educativo de muchos de ellos”.

Al mismo tiempo, les ofrece una salida terapéutica no destructiva para sus sentimientos y el estrés, asociados con la vida privada de libertad y, a la vez, ayuda a la salud mental que va más allá de la experiencia de encarcelamiento.

Además de que los programas de arte son un método de incentivarlos a romper el ciclo de institucionalización y fuerza que caracterizan sus vidas en el sistema carcelario, y sirven como un balance a la negatividad y hostilidad que prevalecen en este ambiente, afirma el investigador.

Considera que el rol que juegan este tipo de actividades dentro del régimen penitenciario debe ser reconocido y es necesario abrir oportunidades de participación para quienes muestren interés.

 


Un plan para Costa Rica

Alejandro López plantea en su tesis de licenciatura que las iniciativas por medio del arte para abordar el tema de la autoestima en los privados de libertad en Costa Rica no han podido ser asumidas por el Estado por falta de recursos.

Entre ellas cita talleres creativos de poesía en el centro penitenciario La Reforma, programas de danza, pintura de murales como resultado de un proyecto de Trabajo Comunal Universitario de la UCR y proyectos privados de clases de arte.

López opina que hay una población carcelaria en aumento a la que es necesario ofrecerle opciones de rehabilitación, lo cual puede afectar positivamente su calidad de vida y la de la sociedad donde va a retornar.

De allí que el investigador elaboró una propuesta institucional de aplicación de terapia artística en cárceles costarricenses, que incluye un equipo interdisciplinario conformado por un psiquiatra, un psicólogo y un terapista social. Estos profesionales serían los encargados de apoyar la labor del coordinador de arte-terapia para que esta sea efectiva.

El plan también comprende sesiones bisemanales de clases de arte por un período no menor de seis meses, en un ambiente de camaradería y sin jerarquías y uso de autoridad.

Para llevar a cabo esta propuesta, es necesario contar con métodos de arte terapia comúnmente utilizados, financiamiento de la empresa privada y de organizaciones no gubernamentales interesadas en el tema, así como con la autorización y permisos de funcionamiento por parte de la Dirección General de Adaptación Social, lo cual es fundamental para su éxito.


Otros Artículos

La terapia artística ayuda a la recuperación de la autoestima de los privados de libertad, a su socialización, comunicación, búsqueda de soluciones a sus

Aparatos especialmente diseñados para tomar objetos, motores, sensores y otras aplicaciones de la tecnología se reunirán el día de mañana en la Universidad de

Para tener una especialidad en cirugía plástica se requieren de al menos 7 años adicionales de estudios y prácticas supervisadas. (Foto: archivo, con fines

La Universidad de Costa Rica (UCR) y la Caja Costarricense del Seguro Social (CCSS) firmaron hoy una extensión de contrato para que la universidad

El pasado 27 de febrero en el Salón de Expresidentes de la Asamblea Legislativa se realizó un foro sobre las perspectivas, alcances y dificultades

Las obras de ampliación que se plantean para la concesión de la carretera entre San José y San Ramón requieren de un nuevo Estudio

La Caja Costarricense del Seguro Social (CCSS) y la Universidad de Costa Rica (UCR) siguen sin alcanzar un acuerdo  sobre las condiciones de una

La inflación acumulada en Costa Rica alcanzó el 2,46% hasta el mes de marzo, según los datos dados a conocer hoy por el Instituto