Revista de Biología Tropical: Una carta de presentación en ciencia

La Revista también instituyó el Premio Familia de Girolami, al mejor trabajo publicado en el campo de la biomedicina. El 2001 le correspondió a

La Revista también instituyó el Premio Familia de Girolami, al mejor trabajo publicado en el campo de la biomedicina. El 2001 le correspondió a la M.Sc. Vanessa Ramírez y a la Dra. Patricia Cuenca, del INISA, por un estudio sobre la frecuencia de micronúcleos en linfocitos de trabajadoras bananeras ocupacionalmente expuestas a pesticidas.

Unas 18 mil páginas escritas a través de 50 años han logrado que la Revista de Biología Tropical, considerada en Latinoamérica como una de las publicaciones líderes en su campo, sea hoy la carta de presentación más importante en ciencias que internacionalmente tiene la Universidad de Costa Rica.

Circula en 64 naciones de manera impresa, tradicionalmente por intercambios y suscripciones con bibliotecas e instituciones,  biólogos, estudiantes y otros profesionales, y además desde 1996 se encuentra disponible en 180 países en su versión electrónica en Internet.

En poco tiempo, todo este tesoro de información que ya llena bastantes estantes en algunas bibliotecas, estará disponible en disco compacto. La edición especial dará cuenta de los aportes y de los avances en cada uno de los aspectos que cubre la biología tropical: ecología y conservación, anatomía, biodiversidad, fósiles y evolución, genética y biología aplicada a la medicina, la agricultura y los bosques.

Como lo dijeron hace cinco décadas los jóvenes científicos que la fundaron, entre ellos Ettore De Girolami, Armando Ruiz, Alfonso Trejos Willis y Rafael Lucas Rodríguez: “Siendo nuestro país rico en material de estudio sobre la biología de las regiones tropicales, es este campo en el cual nuestro aporte a la ciencia universal puede tener alguna significación. La recompensa de nuestro modesto trabajo será el estímulo que para la producción científica represente el tener una revista seria, de amplia divulgación en el extranjero y que sea expresión de este naciente pensamiento científico”.


UN RETO

De acuerdo con el Dr. José A. Vargas, director del Consejo Editorial, el volumen N° 50 con que irrumpieron en este nuevo siglo representa uno de los retos que conlleva publicar en el mundo actual, pero al mismo tiempo es la ventana con la que ni siquiera soñaron sus visionarios para contar con una permanencia en las bibliotecas de muchos y al disponer en este momento de Internet para llegar a más audiencia.

“Esto implica poder salir al día, que es el requisito principal de los índices tan prestigiosos que nos incluyen como Current Contents y Science Citation Index, siendo la única en Costa Rica y la cuarta en América Latina que disfruta de ese privilegio. Eso compromete a aquellos estudiantes, profesores o investigadores que de aquí en adelante tomarán el timón de la revista, para llevarla a otros niveles”, dijo.

El Dr. Ettore De Girolami, cofundador de la revista, en un mensaje que envió con su hijo Umberto, mencionó: “Quien hubiera pensado que medio siglo después de su aparición la revista es considerada de gran importancia, como lo indica el hecho de que aparece indexada en las más importantes publicaciones dedicadas a esta tarea. Los que con mucho esfuerzo y optimismo hace 50 años empezamos esta tarea, hoy debemos dar gracias a los que persistieron con sólido criterio científico y mucho afecto en llevar adelante esta empresa. Su vida está asegurada por muchos años en el porvenir”.

Tanto el anterior editor de la publicación, el M.Sc. Julián Monge Nájera, como el actual, el Dr. Bernal Morera, coinciden en que Biología Tropical ha sido incluida como la única revista latinoamericana en la lista mundial de las más usadas por los investigadores en el área marina.

Monge manifestó que la gran mayoría de las revistas científicas no tienen interés comercial, ya que su valor es otro, al permitir la comunicación de resultados e ideas entre los científicos que fundamentan el desarrollo tecnológico, base de nuestra sociedad actual.

Recientemente, en una encuesta realizada a los lectores y autores, estos indicaron que las cuatro mejoras más urgentes de Biología Tropical  son la impresión y distribución sin atraso, el uso de Internet para agilizar el proceso de evaluación y publicación, una mejora en la calidad de impresión y la publicación oportuna de noticias de interés para los biólogos tropicales.

Para  este profesional, cómo lograr estos objetivos y cómo mantener el éxito son las grandes interrogantes. “Podría ser que siguiera el sendero de la revista Turrialba, aquella  otrora calificada como una de los 10 mejores del mundo en agricultura y  sin embargo cerrada hace algunos años, o podría morir lentamente como ha pasado con otras en nuestro país, pero si cumple una función necesaria como lo es, sobrevivirá”, puntualizó.

La Dra. Yamileth González, Vicerrectora de Investigación de la UCR, destacó que el medio ambiente, la conservación, la sostenibilidad, la biodiversidad, la genética, la bioética, los avances en medicina, los ecosistemas, la epidemiología, por hacer algunas referencias, recorren las páginas de una de las revistas costarricenses que nos ha dado las máximas oportunidades de participar en el diálogo internacional.

Señaló además que guarda una importante memoria de la investigación realizada en la UCR, da cuenta de resultados de proyectos y tesis de grado, sobre todo de posgrado, y desde sus orígenes tiene una clara vocación interdisciplinaria y una evidente obsesión por la calidad.

Por su parte, el Dr. Gabriel Macaya, Rector de la Institución, indicó que desde muy temprano la UCR se preocupó por dar vehículos a la difusión del conocimiento y de las investigaciones de sus profesores.

“Es un motivo siempre de orgullo ver como una obra de construcción personal se convierte en un pilar fundamental de la construcción institucional. Es un trabajo sostenido, tesonero, pionero, en su momento, y que seguirá siendo en los números siguientes con el esfuerzo de todos los que participan en su producción”, subrayó.

UNA OPCIÓN

El Dr. Bernal Morera, actual editor, afirmó que esta revista se ha convertido en una opción para muchos autores latinos, empezando por los costarricenses, quienes ven un espacio para publicar sus artículos sobre distintos aspectos relacionados con los seres vivos del trópico.

Explica que su ámbito es muy amplio, porque incluye aspectos como descripción de especies nuevas, temas relacionados con salud y enfermedades del trópico, ciencias marinas, y por otro lado desde hace años realiza un esfuerzo por cumplir con todos los requisitos de los más altos estándares internacionales.

Morera piensa que hay áreas que han alcanzado un importante desarrollo dentro de la Revista, como las ciencias marinas, y pese a que empezó dando prioridad a tópicos biomédicos, han tenido su presencia en el tiempo muchos trabajos acerca de entomología y descripción de especies nuevas, la geología y la botánica.

En este lapso también ha visto el surgimiento de grupos de investigadores, como por ejemplo los parasitólogos, los investigadores del Instituto Clodomiro Picado y del Centro de Investigaciones en Ciencias del Mar y Limnología (CIMAR), entre otros. El Instituto Smithsoniano de Investigaciones Tropicales, con sede en Panamá, al igual que el Instituto Nacional de Biodiversidad (INBio), también han encontrado su espacio, con boletines especiales.

Actualmente se reciben y se publican artículos de autores de todo el mundo. En los últimos 20 años se han publicado más de 40 sobre biología de los trópicos de África, alrededor de 15 de la India y del sureste asiático, y de muchos investigadores de Norteamérica y Europa, siendo los principales de Costa Rica, México, Brasil, Venezuela, Inglaterra, Italia, Alemania y España.

Para el Dr. Morera lo más importante es conservar la calidad, y destacó que con la ayuda de las autoridades universitarias se siguen esforzando por mantener su actualidad, que es fundamental para mantenerse en los índices internacionales.


Otros Artículos

La Revista también instituyó el Premio Familia de Girolami, al mejor trabajo publicado en el campo de la biomedicina. El 2001 le correspondió a

El dúo de guitarras Exus, conformado por Henry Mejía y Ramonet Rodríguez, presenta su primera producción "Punto de partida"Los guitarristas Henry Mejía y

Utilizando el equipo de microfiltración tangencial, el estudiante Marco Chaverri, de la Escuela de Tecnología de Alimentos, inicia una práctica tendiente a producir jugo

Pérdida de la memoria y una reducción en la velocidad del pensamiento, inflamación de los vasos sanguíneos, infiltrados algodonosos en la retina y el

La ingerencia política en la toma de decisiones de desarrollo institucional y someter al ICE a medidas económicas que le impiden la inversión, son

El analista y director de Le Monde Diplomatique, uno de los medios más progresistas del mundo, habla sobre el poder que ejerce la palabra

A pesar de que la Casa Blanca sigue atronando con sus tambores de guerra, el régimen iraquí le comunicó a las Naciones Unidas que

En medio de numerosos conflictos internos, la UCR espera rearmar las radioemisoras de la institución, en crisis desde la pasada campaña electoral.Las limitaciones de