Ferias estimulan desarrollo de vocaciones en ciencia y tecnología

Las ferias de ciencia y tecnología en Costa Rica representan una oportunidad para la niñez y la juventud que se forman en el sistema

Las ferias de ciencia y tecnología en Costa Rica representan una oportunidad para la niñez y la juventud que se forman en el sistema educativo nacional, al proporcionarles conocimientos, habilidades de pensamiento crítico, destrezas investigativas y actitudes como el respeto y la admiración por los aportes científicos.

Asimismo, los sensibiliza sobre las necesidades y problemas socioambientales de su contexto inmediato, mediante la elaboración de proyectos de indagación e investigación científica y social.

INICIO Y EVOLUCIÓN

El origen de las ferias de ciencias y tecnología en el país se remonta a 1977, cuando el Dr. Juan Manuel Esquivel Alfaro propuso la estructura del proyecto. En ese año se realizó la I Feria Científica en la Universidad de Costa Rica (UCR), en la que estudiantes de la Cátedra de Enseñanza de las Ciencias elaboraban un proyecto de investigación.

De 1977 a 1983 se puso en práctica la idea de la Feria en el Liceo Laboratorio “Emma Gamboa” y de 1983 a 1986 se efectuaron cuatro exposiciones previas a la I Feria Nacional de Ciencia y Tecnología, la cual se efectuó del 4 al 6 de diciembre de 1987, en la que participaron estudiantes de secundaria.

Desde 1984, la Feria Nacional de Ciencia y Tecnología es un programa de extensión docente de la Facultad de Educación, inscrito en la Vicerrectoría de Acción Social y coordinado por la Escuela de Formación Docente.

En 1993 se oficializó la participación de estudiantes de primaria y de 1995 hasta el 2003 se contó con la participación de los niños y las niñas de preescolar en el proceso nacional.

En el 2004, mediante decreto ejecutivo, se creó el Programa Nacional de Ferias de Ciencia y Tecnología (Pronafecyt), el cual incorpora las ferias desde el nivel institucional hasta el nacional y cuenta con la colaboración de las universidades públicas, los ministerios de Ciencia y Tecnología, Educación Pública y el Consejo Nacional para las Investigaciones Científicas y Tecnológicas. Tiene como objetivo generar un cambio cultural a favor de la ciencia y la tecnología.

En el 2006 se establecieron los lineamientos de participación en las ferias del nivel preescolar con la categoría Experiencias Científicas en Educación Preescolar y actualmente se analizan las disposiciones generales para la participación de estudiantes de  este nivel y del I y II Ciclo de la Educación General Básica.

VOCACIONES CIENTÍFICAS

En el 2011 se investigó acerca de la determinación de algunos elementos del proceso de la feria de ciencia y tecnología que intervienen en el desarrollo de las vocaciones científicas y tecnológicas en estudiantes de educación secundaria.

Para ello se entrevistó a especialistas de la UCR y del Micit, a profesores de Ciencias de la región de San José y a estudiantes que participaron en ferias nacionales e internacionales durante los últimos años.

Las entrevistas revelaron que las ferias, al estar basadas en un proceso sistemático mediante la aplicación del método científico y de la indagación, les permite a los estudiantes una mayor comprensión de la realidad y un aprendizaje más efectivo de las ciencias naturales.

También, mediante la participación y la exposición de los proyectos durante el juzgamiento en cada instancia del proceso, los participantes reflexionan y se concientizan sobre el quehacer científico y tecnológico. En esta interacción con los jueces y especialistas obtienen recomendaciones y se motivan para mejorar sus proyectos, además de reafirmar sus gustos y preferencias por un área temática determinada, lo cual es un insumo para la elección de una carrera.

Las personas consultadas consideraron que la influencia ejercida por la Feria Nacional de Ciencia y Tecnología y la Feria Internacional de Ciencia e Ingeniería (ISEF, en inglés) –feria más reconocida a escala mundial– en aquellos alumnos que logran cumplir con las disposiciones de participación luego de su experiencia nacional, les proporciona un contacto directo con reconocidos científicos, premios Nobel y otros estudiantes de más de 60 países, lo cual incide de forma positiva en el desarrollo de la vocación por la ciencia o la tecnología.

Tal es el caso de Diego Ulate Segura, estudiante de Química de la UCR, quien reafirmó su gusto por la ciencia, en particular por la Química, a través de estos procesos. Ulate representó en el 2005 al Colegio Científico Costarricense de San Pedro, junto a sus compañeros Olga Yuts (estudiante de Química de la UCR) y José Pablo Jiménez (estudiante de Medicina en la UCR), en la XIX Feria Nacional de Ciencia y Tecnología, con el proyecto Degradación de discos compactos mediante el hongo Geotrichum candidum.

Esta feria marcó el inicio de sobresalientes presentaciones en el mundo, como ISEF (Indianápolis, 2006), en la que el grupo obtuvo un tercer lugar; en la Feria Expo Ciencias Internacional (ESI 2007, en inglés) en Durban, Sudáfrica, la cual les abrió la vitrina para representar al país en la Feria Mostratec de Novo Hamburgo, Brasil, también en el 2007; en el Segundo Foro Internacional de Ciencia y Tecnología, en Chile en el 2008 y en Exporecerca Jove, realizada en Barcelona, España en este mismo año.

“Por medio de esta experiencia se crea conciencia en otros estudiantes acerca de las posibilidades que ofrece el sistema educativo costarricense, siendo la Feria de Ciencia y Tecnología su máxima expresión por su nivel de proyección”, consideró Ulate.

Experiencias como las de este joven y de otros estudiantes en todo el país muestran que la UCR, desde la Escuela de Formación Docente y con el apoyo de diversas unidades académicas y del Pronafecyt, ha brindado importantes aportes al mejoramiento de la educación costarricense mediante el apoyo y el acompañamiento en el desarrollo de las ferias institucionales, de circuito escolar, ferias regionales y la feria nacional.

Asimismo, desde 1998 se ha logrado capacitar a más de 3000 docentes, estudiantes y asesores de ciencias de las 27 regiones educativas del país, lo que ha dado como resultado la generación de procesos de autoformación en investigación científica, con énfasis en la organización de las ferias.

Finalmente, a lo largo de más de 25 años, las ferias de ciencia y tecnología han permitido que muchos niños, niñas y jóvenes aprendan a hacer ciencia al poner en práctica sus ideas y, a la vez, han contribuido a la educación, el aprendizaje y a incentivar las vocaciones en disciplinas científicas y tecnológicas.

Otros Artículos

La selección de Costa Rica de fútbol sala se enfrentará al equipo de Tailandia en el Campeonato Mundial de esta disciplina, que se realizará

Las ferias de ciencia y tecnología en Costa Rica representan una oportunidad para la niñez y la juventud que se forman en el sistema

La motivación es una palabra clave en las respuestas sobre los alcances del Programa de Transferencias Monetarias Condicionadas (TMC) Avancemos a las familias en

Grupos empresariales centroamericanos y nacionales interesados en la apertura del mercado eléctrico costarricense, apostaron fuerte a las campañas que llevaron a la presidencia a

Se está conversando sobre la pertinencia de una negociación de convención colectiva en el sector educativo costarricense. Me quedan dudas sobre la manera como

En su derecho de respuesta “En honor a la verdad” publicado en la edición anterior (No.1958), la politóloga Ana Lucía Hernández Díaz reclama porque

Siempre me ha parecido cuestionable la aseveración de que “todo tiempo pasado fue mejor”, porque soy más partidario del presente que del pretérito, ya

Aún está por definir si el proyecto de reforma a la “Ley de delitos informáticos” llegará directamente al plenario legislativo. (Foto: archivo)Un gran signo