CIMAR: 35 años de cara al mar, ríos, lagos y lagunas

A lo largo de sus 35 años de labor, el CIMAR ha generado conocimiento útil para la conservación y el aprovechamiento de los recursos

A lo largo de sus 35 años de labor, el CIMAR ha generado conocimiento útil para la conservación y el aprovechamiento de los recursos marinos y de agua dulce del país (foto Anel Kenjekeeva).

El Centro de Investigación en Ciencias del Mar y Limnología (CIMAR), único centro de investigación especializado del país, se apresta a celebrar su 35 aniversario de creación, tras una labor académica, de investigación, de incidencia en las políticas nacionales y regionales y de acercamiento a las comunidades costeras.

Más allá de sus estudios básicos y aplicados y de su contribución a la preparación de futuros especialistas, este centro de investigación de la Universidad de Costa Rica (UCR) se ha centrado en los últimos años en ver cómo esa generación de conocimiento permite la toma de decisiones en el ámbito político, en relación con la conservación y el aprovechamiento de los recursos marinos y de agua dulce y en beneficio de la población.

Costa Rica, con casi 600 000 km2 de superficie marina y con gran cantidad de ríos, lagos, lagunas y embalses, debe trabajar por una visión que integre todos los esfuerzos en diferentes niveles, consideró el Dr. Álvaro Morales Ramírez, director del CIMAR.

A la fecha, el CIMAR ha realizado alrededor de 835 publicaciones científicas que recogen los resultados de su trabajo en el océano Pacífico, mar Caribe y ambientes de agua dulce. Entre las publicaciones destaca el primer libro sobre diversidad marina del  país, Marine Biodiversity of Costa Rica, que arrojó el sorprendente dato de que nuestras aguas albergan el 3,5 % de la diversidad marina mundial.

Con varias áreas de investigación, expresó Morales, este centro universitario pretende responder de forma adecuada a las necesidades de conocimiento para la creación de políticas públicas sobre un campo que hasta hace muy poco no era prioritario para el país, aunque representa un gran potencial desde el punto de vista ambiental, social y económico.

La gestión integrada del desarrollo de la zona marino-costera; contaminación acuática; conservación marina; recursos pesqueros; biomonitoreo para conocer el estado de salud de los ríos mediante el uso de insectos acuáticos como indicadores; el cambio global, dinámica atmosférica y oceanográfica; diversidad marina y de agua dulce; biotecnología de microalgas; bioprospección para el estudio de compuestos metabólicos de organismos marinos con usos potenciales en la medicina; genética y biología molecular de organismos acuáticos y microbiología en estuarios resumen las líneas temáticas que orientan la labor investigativa del CIMAR en la actualidad.

“El CIMAR aspira a convertirse en un Centro de referencia nacional y regional, si es que ya no lo es, en estudios marinos y de agua dulce, con una visión de gestión integrada, inter y multidisciplinaria, que mantiene desde el inicio de sus labores en el año 1979”, expresó su director.

DESARROLLO MARINO-COSTERO

Desde hace más de diez años el CIMAR incursionó en la promoción de la gestión integrada de las zonas costeras, como un nuevo modelo de desarrollo que considere el equilibrio ambiental, económico y social, concepto que se ha plasmado en varios instrumentos de planificación de las instituciones del Estado.

Quizás el más importante es la Política Nacional del Mar, promulgada en octubre de 2013, y en cuya formulación participaron cinco científicos de dicho Centro.

También este centro de la UCR ha formado parte de la Red Iberoamericana para el Manejo Costero Integrado, coordinada por la Universidad Federal de Santa Caterina, Brasil, desde la cual se han producido dos libros que contienen información sobre la situación en el continente y propuestas sobre cómo conducir y priorizar las acciones en relación con las zonas costeras.

Otra preocupación presente a lo largo de los años tiene que ver con la generación de indicadores para el manejo costero, a partir de la información científica, aspecto de gran importancia para agilizar la toma de decisiones en los niveles políticos.  Morales ilustró con un ejemplo: para construir una marina se requieren indicadores socioambientales y socioeconómicos, así como categorizar los riesgos de la actividad en un determinado lugar.

Un tema relevante para este Centro y de gran sensibilidad social es el de la pesca. “Necesitamos un ordenamiento integrado de las actividades de aprovechamiento de nuestros recursos pesqueros que permita su adecuada planificación espacial en nuestra Zona Económica Exclusiva y en nuestras áreas costeras”, resaltó Morales.

Asimismo, manifestó, “experimentamos un agotamiento paulatino de nuestros recursos pesqueros, por lo tanto debemos de establecer prioridades”. Actualmente el CIMAR evalúa  los recursos pesqueros del Golfo Dulce y el uso para su reproducción que los tiburones y rayas hacen del Humedal Térraba-Sierpe, entre otros proyectos.

CONSERVACIÓN MARINA

Si hay un tema en el que el CIMAR ha incidido de forma significativa es la conservación marina. En este campo los esfuerzos han estado dirigidos a asesorar con base en estudios científicos sobre la creación y ampliación de áreas marinas protegidas y en la generación de estrategias de manejo. Asimismo, a identificar vacíos de conservación, que son aquellos sitios que no están bajo ninguna categoría de manejo pero que sí lo requieren.

En ese sentido, recientemente se realizó un estudio integral en el Pacífico norte del país y se hicieron talleres con las comunidades costeras. Como fruto de este trabajo se presentaron recomendaciones al Ministerio del Ambiente y Energía (Minae).

También existen varias iniciativas de monitoreo de ecosistemas marinos para dar seguimiento a los cambios a lo largo del tiempo. Desde su fundación, el CIMAR recopila datos  en el Caribe y Bahía Culebra, y más recientemente hace lo mismo en la Isla del Coco y en las áreas de conservación Tempisque y Osa.

También desde hace varios años se monitorean lagos y ríos.

“Estos estudios permiten observar y cuantificar  los cambios generados en los ecosistemas acuáticos debido a impactos antropogénicos o naturales, ampliar el conocimiento y hacer propuestas al tomador de decisión en consulta con las comunidades”, indicó el Dr. Morales.

CONTAMINACIÓN ACUÁTICA Y CAMBIO GLOBAL

Una de los primeras áreas de investigación en las que el Cimar incursionó es la contaminación acuática, específicamente la presencia de hidrocarburos en las playas y en el mar. Dichos estudios se iniciaron en el mar Caribe en los años 80 y luego se ampliaron a varios sitios como los golfos Papagayo,  de Nicoya, Dulce, el mar Caribe y la Isla del Coco, y se incluyeron metales pesados, desechos sólidos y unos compuestos conocidos como bifelinos policrorados, que producen cambio de sexo en algunos organismos marinos.

En la actualidad se desarrolla un proyecto en coordinación con el Centro de Investigación en Contaminación Ambiental (CICA) y el Centro de Investigación en Productos Naturales (Ciprona), ambos de la UCR, para la detección de antibióticos en ríos y en áreas costeras. Esto complementa los proyectos de biomonitoreo mediante el uso de insectos acuáticos, para establecer el estado de la calidad del agua de los ríos.

INFORMACIÓN OCEANOGRÁFICA

El Módulo de Información Oceanográfica (MIO asesora a la Comisión Nacional de Emergencias en labores de vigilancia y alerta acerca de fenómenos oceanográficos que pueden afectar al país, como el oleaje, las mareas, las corrientes marinas y la temperatura oceánica. Toda esta información oceanográfica se genera dos veces por semana y está disponible al público en el sitio web del CIMAR (www.cimar.ucr.ac.cr). De igual forma, los estudios sobre erosión costera realizado son de suma importante para el ordenamiento de las costas.

Todo este trabajo no hubiera sido posible sin la cooperación internacional, que le ha posibilitado al CIMAR ampliar sus horizontes investigativos y plantearse para el futuro nuevos retos, con el objetivo de continuar profundizando en el conocimiento de nuestros ecosistemas marinos y de agua dulce, explicó Morales.

Del 24 al 28 de noviembre el Centro celebrará su 35º aniversario con diversas actividades y exposiciones acerca del trabajo realizado en la Sala Multiusos de Estudios Generales.

Otros Artículos

Durante 35 años, Carlos Obregón trabajó para el ICE, se retiró en 2007 y en mayo regresó a la empresa estatal para asumir la

Judith Butler será la trigésimo novena persona que recibirá el título de doctor honoris causa de la Universidad de Costa Rica. (Foto: tomada de

La tercera edición terminó con una gala de clausura en la que se premió a filmes nacionales e internacionales. Muchos de los premios quedaron

Pese a los cuestionamientos de distintos sectores, el presidente Luis Guillermo Solís sostuvo en el cargo a su Ministro de la Presidencia, Melvin Jiménez

El nuevo reglamento de becas, que establece los criterios y parámetros para aplicar exoneraciones y subsidios a estudiantes de la Universidad de Costa Rica

Ante las “inexactitudes transgénicas” con que Valdezet al. intentan fundamentar la ponencia de“Creación de una Comisión Institucional de Biotecnologíay Bioseguridad Agropecuaria” (VUS-14,goo.gl/JadNX5), me encuentro

Los nombres de varias especies vegetales proceden de lenguas africanas, como el kimbundu, el kikoro y el lingala (fotos con fines ilustrativos, tomada de

29 de octubre de 1821 fecha de la independencia de Costa Rica Miguel Rojas Ensayo BBB Producciones 2014Con una prosa sencilla pero apasionada y contundente, ...