Cambio climático influye en mareas altas y oleajes fuertes en el Pacífico

Los efectos del cambio climático en los mares y costas del planeta se están sintiendo de forma persistente en Costa Rica, en donde las

Los efectos del cambio climático en los mares y costas del planeta se están sintiendo de forma persistente en Costa Rica, en donde las playas presentan problemas serios de erosión y algunos sitios se inundan con mucha frecuencia.

Esta situación es palpable en ciertas zonas del Pacífico central, como es el caso de Puerto Caldera, en Puntarenas. Durante el presente año, las fuertes mareas y las olas de hasta tres metros de altura obligaron a varios pobladores de esta área a desalojar sus viviendas, pues estas quedaron inundadas y llenas de arena.

Ese panorama se va a seguir repitiendo constantemente, afirmaron los especialistas del Centro de Investigación en Ciencias del Mar y Limnología (CIMAR), de la Universidad de Costa Rica (UCR), quienes dieron a conocer los resultados de sus estudios en las III Jornadas de Investigación que organizó la Sede del Pacífico de este centro de educación superior.

El Dr. Omar Lizano Rodríguez, oceanógrafo físico del CIMAR, destacó que es muy importante que las municipalidades, las autoridades políticas y la población en general se informen sobre lo que está ocurriendo en las zonas costeras del país y tomen las decisiones adecuadas para evitar pérdidas humanas y económicas.

COSTAS DINÁMICAS

Las costas son dinámicas y cambian de acuerdo con ciertos procesos naturales, expresó el Dr. Lizano.

La erosión de estas áreas está presente en todo el planeta. “El mar está cortando los bordes costeros y se está metiendo tierra adentro cada vez más y esto es un problema mundial”, aseveró el especialista.

En su criterio, no hay duda de que estos cambios obedecen en gran parte al cambio climático, el cual ha generado un aumento de la temperatura en el planeta, lo que a su vez aumenta el nivel del mar, y con esto, las olas tienen una mayor plataforma para alcanzar los bordes costeros.

La mayor temperatura de los océanos causa que los polos se derritan, además el agua mas caliente produce mayor volumen por expansión térmica (el agua se dilata cuando la temperatura sube), y con ello el volumen de los mares aumenta. En los últimos 100 años, el nivel del mar se incrementó en 20 centímetros y en los próximos 100 años, el nivel del mar puede subir de uno a dos metros.

Además, hay otros factores meteorológicos que intervienen en el aumento del nivel del mar, como el fenómeno de El Niño, el cual puede intensificar las tormentas en el mar, y con esto, el oleaje. Por otro lado, también se generan las mareas extraordinarias, que se relacionan con el ciclo lunar de los cuatro a cinco años, en el que la luna está más cerca de la Tierra. Estos fenómenos superpuestos contribuyen a acelerar los procesos de erosión costera, aseguró el científico.

Pero no solo los fenómenos naturales influyen, también las actividades humanas. El mal manejo de las cuencas hidrográficas, la extracción de materiales de los ríos, la sedimentación, la deforestación y la destrucción de los manglares están entre ellas. “Los manglares son un medio de amortiguamiento para la costa ante estos fenómenos”, comentó Lizano.

“Hay erosión en todos lados: en África, Asia y América”, añadió. Como consecuencia, algunas islas del Pacífico se encuentran en riesgo de inundación frecuente y algunas de ellas han sido abandonadas por orden de los gobiernos.

PACÍFICO MÁS AFECTADO

En Costa Rica, la situación no es muy diferente al resto del planeta, según el experto. En toda la costa pacífica, desde Punta Burica en la frontera sur hasta Bahía Salinas, en el extremo norte, y en la costa del Caribe, hay problemas de erosión, algunos más severos que otros, pero esta situación es persistente en todas las playas.

Lizano expresó que en algunos puntos de la costa, el mar se ha introducido hasta 50 metros.

En Tárcoles y Palo Seco, en el Pacífico central, la gente que vivía en la franja costera tuvo que irse. Por eso ahora se observan edificios y casas abandonadas.

“Estos fenómenos impactan no solo por sí mismos, sino porque los seres humanos estamos ocupando cada vez más las áreas costeras, las modificamos y, por lo tanto, somos más vulnerables”, afirmó el oceanógrafo.

Otros puntos del territorio nacional que han sido muy afectados por la erosión son las playas de Isla Damas, Palo Seco, Esterillos, Zancudo, Sámara, Pavones y Nosara, entre otras.

En puerto Caldera –explicó– hay varios factores que confluyen, como que el muelle impide el paso del sedimento del río Jesús María y esto ha contribuido a desestabilizar la playa.

Según Lizano, con el levantamiento de la costa a raíz del terremoto en la península de Nicoya, posiblemente el problema de erosión disminuya en algunas áreas de Guanacaste.

POLÍTICAS EFECTIVAS

El investigador de la UCR considera que las autoridades del país deben dictar políticas debido a que estos fenómenos van a seguir ocurriendo con mayor frecuencia en nuestras costas, con el fin de que las poblaciones que están en riesgo, sean ubicadas en sitios más seguros y hacer una planificación de la zona marítimo-terrestre de acuerdo con la ley.

El científico se refirió a las personas que actualmente ocupan los 50 metros de la zona pública y que en el futuro cercano podrían verse afectadas ante el aumento de los oleajes y las inundaciones.

DOS DÉCADAS DE INVESTIGACIÓN

La UCR investiga sobre los distintos cambios de las costas y las playas del país desde hace 20 años, mediante visitas periódicas a estos sitios y el monitoreo con ayuda de tecnología avanzada.

El Dr. Lizano comentó que los científicos del CIMAR le han dado seguimiento al problema de la erosión en las cosas, el cual se ha acrecentado en los últimos cinco años.

Él forma parte del Comité Asesor Técnico Marino Costero de la Comisión Nacional de Emergencias (CNE), que asesora en casos de tsunamis, mareas extraordinarias, huracanes, oleajes y cualquier otro fenómeno que se de en el mar. Además, con el apoyo de la CNE, el CIMAR creó el Módulo de Información Oceanográfica (www.miocimar.ucr.ac.cr), con el propósito de realizar vigilancia de los procesos oceánicos y dar las alertas oportunas.

Otros Artículos

El hecho de que los partidos políticos cristianos en sus estatutos, signos externos y comunicaciones oficiales utilicen mensajes y símbolos de connotación religiosa, sumado

Con la visión clásica de la Odisea y la Iliada de Homero, la ensayista Isabel Ducca Durán nos invita a reflexionar sobre las funestas

Palmares es uno más de los cantones que se niegan a la producción transgénica. (Foto: archivo)Luego de un análisis por parte del Concejo Municipal,

Dicta la Constitución Política que la vida humana es inviolable (art.21), de allí que el orden jurídico costarricense, proteja mediante diversas leyes (códigos penal,

La Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS) no otorgará más becas a los internos universitarios que trabajan en sus instalaciones. Dicho acuerdo implicaría que

Una falacia de énfasis se da cuando se privilegia en el discurso un punto, con el fin de llevar a falsas conclusiones. Así, Molina

Es complicado el debate sobre la producción y uso de la energía eléctrica, al involucrar de forma compleja elementos ambientales, económicos y políticos. Costa

Barack Obama inició su segundo mandato como presidente de Estados Unidos el pasado 21 de enero, con difíciles desafíos internos y una siempre compleja