Celebración de la mujer y niña en la ciencia

40 mujeres han aportado innovación a Costa Rica desde Proinnova

La directora de la unidad, Marianela Cortés, considera que a pesar de que la brecha se ha reducido se debe trabajar más desde la academia para aumentar la representación de la mujer.

La Unidad de Gestión y Transferencia del Conocimiento para la Innovación (Proinnova) ha contado con los aportes de 40 mujeres, entre las cuales se encuentran investigadoras, estudiantes y administrativas.

Marianela Cortés, directora de Proinnova, considera que, a pesar de que hay avances significativos, se debe trabajar aún más en reducir la brecha y aumentar la visibilización de las mujeres en la investigación y el desarrollo de innovación.

“Esto provoca que el talento para la creatividad y para generar innovación no se aproveche en todo su potencial y, por ende, se pierde esa contribución importante al desarrollo del país”, agregó Cortés.

La unidad gestiona proyectos de investigación con potencial innovador que vienen directamente de las unidades académicas o centros de investigación de la universidad, por lo que Cortés considera que debe ser un esfuerzo colaborativo.

Los esfuerzos desde Proinnova apuntan a la población estudiantil con quienes, por ejemplo, están trabajando desde hace seis años la cultura de innovación por medio de la competencia “24 horas de innovación”.

Cortés asegura que durante la competencia se estimula “la participación femenina, dado que en la innovación y el emprendimiento también se ha venido presentando históricamente una menor participación de las mujeres”.

Los proyectos desarrollados por mujeres en la unidad vienen desde al menos 23 centros de investigación o unidades académicas diferentes, entre los que se encuentra el Instituto Clodomiro Picado (ICP), el Centro Nacional de Ciencia y Tecnología de Alimentos (CITA), la Escuela de Artes Plásticas, el Instituto de Investigaciones en Ingeniería (INII) y la Escuela de Ciencias de la Comunicación Colectiva.

La clave está en la visibilización

Las investigadoras Vanessa Fonseca, Carolina Parra, Kryscia Ramírez, Rosaura Romero y Mónica Jiménez figuran en la lista de mujeres que aportaron innovación a la Universidad de Costa Rica y al país por medio de Proinnova.

Marianela Cortés, directora de Proinnova, coincidió con las investigadoras en que la mujer ha estado presente en la ciencia desde el inicio de la historia pero su participación ha sido invisibilizada.

Kryscia Ramírez, doctora en computación e informática, comentó que en toda su educación solo tuvo ejemplos de hombres y que nunca le mencionaron a una mujer.

“Si nos visibilizamos como investigadoras, una niña desde muy pequeña va a decir ‘mirá las mujeres somos importantes y hemos hecho tanto o somos capaces de hacer tanto como los hombres y yo puedo soñar ser así” comentó.

Ramírez desarrolló, con el apoyo de Proinnova, una herramienta móvil que permite a niños y niñas en edad preescolar desarrollar programación.

“Mi hija tenía en ese momento dos años de edad. Mi papel de mamá e investigadora y lo que yo quería hacer por los niños y niñas se unió para desarrollar el proyecto”, agregó Ramírez.

Otras dos investigadoras que innovaron en el campo de la educación fueron Vanessa Fonseca, por medio de un juego de mesa que acerca a los niños al cuidado del ambiente, y Carolina Parra, con un libro álbum sobre las ballenas jorobadas.

“La educación es una actividad asociada al rol femenino, si ya hemos podido naturalmente ingresar a esta área creo que es una oportunidad para asumir el liderazgo y empezar a vincular transdisciplinariamente a otras áreas e innovar”, dijo Parra, quien se desempeña como docente de Diseño Gráfico en la Sede de Occidente.

Las investigadoras se han sentido apoyadas por la Universidad de Costa Rica durante su carrera profesional, pero están conscientes de que esto es un privilegio.

En el caso de Vanessa Fonseca esa conciencia ha influido en sus procesos de investigación e innovación en el ámbito tecnológico y la han impulsado a pensar en invenciones más accesibles y democráticas.

“Cuando uno está en una situación de privilegio piensa siempre en lo último y la vanguardia, yo he sido así casi siempre, y la gente también a veces considera tecnología solo a lo que tiene luces o chips. Así surge el juego de mesa”, contó Fonseca.

Para Mónica Jiménez, quien dirige el laboratorio de mezclas asfálticas en el Laboratorio Nacional de Materiales y Modelos Estructurales (Lanamme), junto con otras cuatro mujeres, tampoco ha representado un problema desarrollarse en un ambiente preponderantemente masculino.

“Es un privilegio que la universidad (UCR) me dio la oportunidad de crecer aquí mismo en la institución, pero si vos ves en la empresa privada sí está muy masculinizada la participación de la mujer en actividades como las que yo desarrollo”, aclaró.

Jiménez y el resto de las investigadoras consideran que es desde la mentoría, los ejemplos y el liderazgo de mujeres que se puede abrir brechas en la ciencia, que eso es lo que promueven ahora que ocupan espacios dentro de la academia y que Proinnova es un actor fundamental para hacerlo en el desarrollo de la innovación.


 

Nombre Unidad Académica
Carolina Parra Escuela de Artes Plásticas
Xiomara Zúñiga Escuela de Artes Plásticas
María Enriqueta Guardia Escuela de Estudios Generales
Daniela Ramos Escuela de Diseño Gráfico
Ana Mercedes Pérez Centro Nacional de Ciencia y Tecnología de Alimentos (CITA)
Elba Cubero Centro Nacional de Ciencia y Tecnología de Alimentos (CITA)
Ana Ruth Bonilla Centro Nacional de Ciencia y Tecnología de Alimentos (CITA)
Marcy González Centro Nacional de Ciencia y Tecnología de Alimentos (CITA)
Floria Bertsh Centro de Investigaciones Agronómicas (CIA)
Marena Chavarría Centro de Investigaciones Agronómicas (CIA)
Nadia Jiménez Centro de Investigaciones Agronómicas (CIA)
Andrea Holst Centro para Investigaciones en Granos y Semillas (Cigras)
Cristina Azofeifa Centro Nacional de Ciencia y Tecnología de Alimentos (CITA)
Jacqueline Aielo Ramírez Escuela de Tecnología de alimentos
Rebeca Mora Centro de Investigaciones en Estructuras Microscópicas (Ciemic)
Mariángela Vargas Instituto Clodomiro Picado (ICP)
María Herrera Instituto Clodomiro Picado (ICP)
Yamileth Angulo Instituto Clodomiro Picado (ICP)
Mauren Villalta Instituto Clodomiro Picado (ICP)
Rosaura Romero Centro de Investigaciones en Productos Naturales (Ciprona)
Mirtha Navarro Escuela de Química
Guiselle Tamayo Centro de Investigaciones en Productos Naturales (Ciprona)
Vanessa Fonseca Escuela de Comunicación Colectiva
Angélica Vega Escuela de Administración Pública
Adriana Nuñez Escuela de Administración Pública
Margoth Mena Escuela de Comunicación Colectiva
Mónica Jiménez Laboratorio Nacional de Materiales y Modelos Estructurales (Lanamme)
Isabel Carpio Malavassi Instituto de Investigaciones en Ingeniería (INII)
Laura Leandro Instituto de Investigaciones en Ingeniería (INII)
Marcela Quirós Instituto de Investigaciones en Ingeniería (INII)
Kryscia Ramírez Centro de Investigaciones en Tecnologías de la Información y Comunicación (Citic)
Xinia Fernández Escuela de Nutrición
Mercedes Arévalo Escuela de Farmacia
Lorena Berrocal Escuela de Farmacia
Melissa Brokke Escuela de Farmacia
Mónika Hidalgo Escuela de Farmacia
Mavis Montero Escuela de Química
Cindy Torres Escuela de Ingeniería Química
Catherine Jiménez Centro de Investigación en Biología Celular y Molecular (CIBCM)
Stephanie Rodríguez Vargas Estudiante UCR

 

SUSCRÍBASE A LA EDICIÓN SEMANAL EN FORMATO DIGITAL.Precio: ₡12.000 / añoPRECIO ESPECIAL

0 comments