Estudios Generales Indagan matrícula irregular de estudiantes

Una comisión de la Escuela de Estudios Generales investiga por qué 825 estudiantes matricularon de manera irregular entre 2001 y 2002 los Cursos Integrados

Una comisión de la Escuela de Estudios Generales investiga por qué 825 estudiantes matricularon de manera irregular entre 2001 y 2002 los Cursos Integrados de Humanidades I y II.

Una comisión de la Escuela de Estudios Generales investiga las circunstancias en que 829 estudiantes no llevaron los dos cursos integrados de Humanidades.

A pesar de que el artículo 194 del Estatuto Orgánico estipula que el ciclo de materias de Estudios Generales “(…) serán de matrícula previa y preferente a cualesquiera otras (…)”, entre los años 2001 y 2002, 825 estudiantes incumplieron esta disposición. Es por eso que en una asamblea ordinaria del 4 de diciembre anterior, dicha unidad académica acordó integrar una comisión de profesores, para investigar la razón por la cual dichos alumnos ha llevado otros cursos sin completar ninguno de los dos bloques de Estudios Generales. La comisión deberá presentar su informe detallado en marzo.


La asamblea también demandó a las autoridades universitarias, “el cumplimiento riguroso y taxativo de lo que establece el artículo 194 del Estatuto Orgánico”.

Detectar a quién atañe la responsabilidad de esta irregularidad se presenta como una tarea difícil para Ana Delia Ramírez, Juan Carlos Calderón y Luis Enrique Gamboa -miembros de la comisión-, ya que cada una de las instancias involucradas la atribuyen a otra.

De igual manera, algunos profesores estiman que en el fondo hay un desinterés de algunas personas para hacer cumplir principios de esta universidad, tendientes a impartir una formación humanista.

Es posible que de este desinterés se valgan algunos estudiantes para incumplir con la normativa y matricular así otras materias sin ganar antes los cursos integrados de estudios generales.

Cabe recordar que el 3 de octubre de 2001, el Consejo Universitario acordó “solicitar al señor Rector un análisis a profundidad de las razones por las cuales 383 estudiantes de primer ingreso no matricularon Estudios Generales, y que presente los resultados de este análisis al Consejo Universitario en un plazo de tres meses a partir de la firmeza de este acuerdo”.

Consultada la directora de la citada escuela, Annie Hayling, dijo que hasta la fecha -casi año y medio después- desconoce si el informe fue presentado , pues la Escuela no lo ha recibido.

Es en este contexto que, durante los años 2001 y 2002, un total de 825 estudiantes no matricularon el Curso Integrado de Humanidades I o el II. En algunos casos, matricularon el segundo bloque sin ganar antes el primero e incluso uno llevó los dos bloques de manera simultánea.

RESPONSABLES

Para la directora de Estudios Generales, si la Oficina de Registro no es la principal responsable, al menos lo es por no ejercer los controles del caso.

En este sentido, el director del Registro -Warner Carvajal- alegó a la Escuela que la verificación del cumplimiento del requisito de Humanidades I para matricular Humanidades II, “esta acción le corresponde a los profesores consejeros en el periodo de orientación y guía académica”.

Carvajal confirmó este criterio al Semanario y explicó que rechazar la matrícula de esos estudiantes no era potestad de su oficina, y que no había una política clara para que las unidades académicas lo prohibieran.

Por su parte, Hayling detalló que un factor que ha influido para que ocurran este tipo de irregularidades, es que ya no existe un padrón de estudiantes de humanidades como antes, lo cual facilitaba el control. Este padrón desapareció en 1995, cuando la Universidad instauró el sistema de ingreso directo a carrera, y tras la semestralización de las humanidades en 1993.

Para evitar más anomalías de este tipo, Hayling informó que pidieron a la Vicerrectoría de Docencia incluir una advertencia a los estudiantes en la Guía de Horarios de cada semestre.

Por eso en la guía utilizada esta semana para la matrícula, un párrafo enmarcado y colocado en la primera página de ese documento, recuerda el artículo 194 del Estatuto Orgánico.

Lo que está por verse es si en este proceso se cumplió la disposición, ya que si los estudiantes no la leyeron y los profesores guías tampoco la acataron, se repetirá la anomalía.

Al referirse al tema, el Vicerrector de Docencia -Ramiro Barrantes- defendió lo actuado por esa dependencia y puntualizó que en cada periodo lectivo ha girado instrucciones a las escuelas, tendientes a que se siga el debido proceso en la matrícula. Aportó fotocopias de resoluciones de esa Vicerrectoría, en las cuales se indica la primacía del articulo 194.

Sin embargo, en algunas ocasiones la redacción del acuerdo de la Vicerrectoría es confuso, como en la del segundo ciclo del 2002; en el considerando 2 se lee: “A los estudiantes de pregrado y grado, ubicados en una carrera les corresponde matricular previa y preferente (sic) las asignaturas que pertenecen a su plan de estudios y en forma complementaria y voluntaria (¿?) aquellas que por su contenido resulten convenientes para la formación integral del estudiante”.

Según Hayling, esta redacción confusa puede confundir a los estudiantes y les da la posibilidad de matricular entonces otras materias antes que cumplir con las de Humanidades.

Descartó que la matrícula de estudiantes sin llevar Humanidades tenga relación con los derogados convenios con algunos colegios de secundaria, como el Humboldt y que causaron polémica en el 2001.

Por otro lado, Barrantes aseguró que están analizando los datos en torno a los estudiantes con matrícula irregular con el fin de depurarlos, dado que entre esa cifra puede haber casos de educandos de otras universidades que pidieron reconocimiento de esas materias y otros factores.

Negó que exista una política institucional para restarle importancia a los cursos de Humanidades y más bien reconoció su importancia.

En su opinión, la Oficina de Registro debería ser una instancia técnica completamente automatizada, más ágil y con una mayor capacidad de respuesta para coadyuvar en la toma de decisiones y solución de problemas como el señalado.

Respecto a la comisión investigadora, Ana Delia Ramírez dijo que empezaron a trabajar a partir de la primera semana de febrero.

Acerca de las eventuales causas de esta anomalía, lanzó la interrogante: ¿estaremos todos los profesores de esta universidad comprometidos con la formación humanista de profesionales?

La comisión espera entregar su informe en marzo próximo.

Artículo 194

Artículo 194 del Estatuto Orgánico: “Las asignaturas de cada plan de estudios estarán colocadas en un orden armónico y gradual; las del ciclo básico de Estudios Generales serán de matrícula previa y preferente a cualesquiera otras mientras el estudiante no las haya aprobado”.

Otros Artículos

El debut de la Selección Nacional de Fútbol de Costa Rica en la Copa de Naciones de UNCAF, fue apenas para el gasto. Erick

La producción literaria estadounidense es voluminosa, intensa y agitada. El vertiginoso mundo del libro se mueve en ese país acorde con la dinámica de

El sino de esta investigación es romántico, nostálgico y casi utópico. Pero más que un juego de esdrújulas, vale decir que la pretensión de

Países pequeños como Costa Rica tienen interés en que el programa espacial estadounidense pueda superar la tragedia del Columbia y seguir adelante. A raíz

Del 13 al 15 de febrero se realiza el XXI Congreso Estudiantil en la UCR. Abrir este espacio motiva al estudiantado a luchar por

En su primer actividad pública, luego de ser electa como jueza de la Corte Penal Internacional (CPI), Elizaberth Odio fue homenajeada por la Universidad

El canciller argentino Carlos Ruckauff f habló del escenario internacional, de Irak y Venezuela. "No tiene sentido que el banano y el café

Las autoridades nacionales aún no tienen respuestas concretas ante el faltante de ¢380 millones para que funcionen los principales museos durante este año. La