Sin categoría

Candidatos a rectoría sin estrategias claras para resolver interinazgo en UCR

Si bien ambos respondieron reconociendo y manifestando su voluntad para resolver la situación, ninguno traza un camino claro sobre cómo hacerlo.

Ninguno de los candidatos a ocupar la rectoría del 2021 al 2024 tiene una estrategia clara para resolver el problema del interinazgo en la Universidad de Costa Rica, que afecta a más del 60% del personal docente y una buena parte del administrativo.

Así se desprende de las respuestas emitidas por ambos contendientes a una interpelación pública realizada por 39 votantes el pasado 24 de noviembre. Por iniciativa del Comité de Personas Interinas, estas personas votantes, que tienen un porcentaje de su nombramiento en propiedad, pero otras fracciones de forma interina, solicitaron a los candidatos pronunciarse sobre los problemas que enfrenta la población interina.

Si bien ambos respondieron reconociendo y manifestando su voluntad para resolver la situación, ninguno traza un camino claro sobre cómo hacerlo. Puede encontrar sus pronunciamientos al pie de este texto.

Isis Campos, docente e impulsora de la iniciativa, comentó que el comité ya lleva trabajando un tiempo, intentando posicionar el tema, pero «es una serpiente que se muerde la cola, porque el tema no importa en campaña, porque las personas interinas no votan». Hasta ahora, dijo, la problemática no ha sido de interés ni para las personas votantes ni para los candidatos.

Para lograr que se hablara del asunto, la docente buscó a otros que como ella, tienen derecho al voto por el tiempo docente en propiedad pero también tienen nombramientos interinos y les pidió su firma para interpelar a los candidatos.

Orlando Arrieta indicó que comparte «la  necesidad  expresada de que la Universidad de Costa Rica tome acciones en el tema del interinazgo de una  gran  parte  de  su  personal,  mayoritaria  pero  no  exclusivamente  docente.  Si  bien  el  interinazgo  docente  es  una  situación  prevista  en  la  normativa,  es  evidente  que  las  proporciones y características que ha alcanzado en nuestra institución son desmesuradas e  injustificadas».

Gustavo Gutiérrez afirmó también que este «es un tema muy preocupante para nuestra comunidad y debe ser  solucionado». El candidato remitió a las acciones propuestas en su plan de gobierno, aunque en el documento no se hace referencia explícita a este problema.

Gutiérrez afirmó que tiene la mejor voluntad para resolver el tema, como lo ha mencionado en apariciones previas, pero recordó la compleja situación financiera que enfrenta la UCR.  «El 2021 será un año muy complejo para nuestra Universidad, pues los ingresos por concepto del FEES disminuyeron en 22 mil millones».

Así, dijo, en una administración suya las prioridades en la asignación de recursos para el próximo año serán «fortalecer el sistema de becas, fortalecer el presupuesto de Acción Social y mantener el presupuesto destinado para remuneraciones, incluido el personal interino, a fin de que nuestra institución no deba de despedir personal por motivos presupuestarios».

Arrieta por su parte indicó que  «las  acciones  que  se  tomen  para  solucionar  este  tema  deben  estar  enmarcadas  en  la  normativa  institucional  vigente» y que para que se dé buena parte de los cambios estos «deben ser propuestos por el Consejo Universitario y canalizados, mediante la Rectoría, a la Asamblea Colegiada Representativa».

El candidato afirmó que las propuestas relacionadas con reducir el interinazgo, garantizar la continuidad de los nombramientos y aumentar la participación política de las personas interinas y estudiantes «serán debidamente estudiadas por la Rectoría» y en esos temas, se comprometió «a presentar ante la Asamblea Colegiada Representativa las propuestas que apruebe el Consejo Universitario».

Isis Campos consideró que es importante que se empiece a discutir el tema, aunque según dijo, este no será el último esfuerzo del Comité por mejorar las condiciones del personal interino. «La Universidad nos obliga a funcionar en un sistema de castas que contradice el espíritu manifiesto de la institución desde su fundación», dijo.

La docente explicó que tras conocer las posturas de los candidatos sobre el tema, la idea es que cada una de las personas votantes puedasacar sus conclusiones antes de emitir su voto. En su criterio personal, añadió, las respuestas de los candidatos son insuficientes pues no trazan soluciones tangibles a las problemáticas que le afectan a ella y a sus colegas docentes. «Ya es hora que las candidaturas lleguen a rectoría con un plan claro al respecto», dijo.

A continuación puede encontrar las respuestas de ambos candidatos.

Ir al contenido