País

Welmer Ramos sobre informe de Sugef contra la Ley de Usura: ‘Los banqueros tienen tomados los entes reguladores’

El diputado y candidato presidencial del PAC acusa al sector financiero de “dinamitar” la aplicación de la Ley de usura por la cual batalló en Asamblea Legislativa

El diputado y candidato presidencial del Partido Acción Ciudadana (PAC), Welmer Ramos, acusa al sector bancario de influir en un último informe presentado por la Superintendente de Entidades Financieras, Rocío Aguilar, en la Asamblea Legislativa.

Ramos afirmó en entrevista con UNIVERSIDAD que el informe “es vergonzoso desde la perspectiva de un investigador serio”.

Un análisis realizado desde el despacho de Ramos asegura que Sugef “omite indicar, en perspectiva comparada, los beneficios que la aplicación de la ley ha traído para los consumidores financieros”.

El informe de la conocida Ley de usura (Ley 9859) fue expuesto ante la Comisión de Hacendarios el pasado miércoles, donde el documento alega que “con el límite de la tasa de interés, no se logra compensar   el riesgo, con lo cual algún sector de deudores queda fuera de ese rango. De esta manera, los topes de tasa de interés generan exclusión financiera”.

El martres, Aguilar identificó que la Ley de Usura creó beneficios para 1,2 millones de créditos del país; al tiempo que “el tope a las tasas desplazó deudores que no logran compensar el riesgo, generando exclusión financiera”. Según dijo, los créditos que quedaron fuera del sistema regulado por la Superintendencia de Entidades Financieras (Sugef) fueron 273 mil.

“Lo que presumimos es que son las personas de menores de ingresos”, según dijo la jerarca de la Sugef.

Las afirmaciones de Aguilar fueron cuestionadas por las diputadas Laura Guido del PAC y Yorleny León de Liberación Nacional. León además señaló a Sugef porque “cuando uno lee el informe, es muy desde la perspectiva del operador financiero, los bancos, y no los usuarios.

Afirma que están intentando “dinamitar” la Ley de usura. ¿A qué se refiere?

—Con indignación he visto el informe que presentó la Sugef a la Comisión de Hacendarios de la Asamblea Legislativa, donde señalan cándidamente que, en medio de la pandemia, la Ley de usura, la cual le puso tope a las tasas de interés, es la culpable de que de 280 mil personas queden excluidas del crédito.

«Esto es vergonzoso desde la perspectiva de un investigador serio, puesto que fue en medio de la pandemia, donde medio millón de costarricenses perdieron el empleo y casi 50 mil pequeñas y medianas empresas perdieron sus ingresos. Eso hizo que esa gente perdiera capacidad de pago y los bancos los sacaron.

«Pero como son banqueros regulando a banqueros… Entonces, buscan cómo dinamitar una ley que ha venido a hacer un poco de justicia con el pueblo, que estaba pagando tasas de interés exorbitantemente altas.

«Como diputado estoy sumamente indignado cuando hoy los cobros judiciales andan en cerca de un millón de casos, son los mismos entes del sistema financiero quienes los tienen en cobro judicial porque ya esa gente no aguantó las cuotas elevadísimas que les están pagando. Ahora dicen que es culpa de una ley que viene a aliviar esas pesadas cargas.

Mencionó la diputada Yorleny León en la Comisión de Hacendarios que los banqueros están adversando legislación aprobada, el caso de usura y datáfonos. ¿Cómo interpreta la coyuntura de ambas situaciones?

—Los entes financieros en Costa Rica han estado cobrándole al pueblo costarricense, abusivamente, todos los servicios, tanto en crédito como en medios de pago, como en el caso de los datáfonos.

«Ahora que iniciativas mías, de Welmer Ramos, lograron ponerle freno a esto y lograron hacerlas un poco más racionales, resulta que los banqueros que tienen tomados los entes reguladores están reaccionando para ver cómo dinamitan esto.

«Yo lamento que diputados de la Unidad Social Cristiana, como doña María Inés Solís, haya dicho cándidamente que una ley como la de usura debería revertirse. Esto es decir que la esclavitud financiera, en la que han estado miles de costarricenses, está bien.

«Por eso estoy diciendo que poner a reguladores sacados de los mismos entes regulados es una práctica que raya contra la corrupción, porque los que van es a defender los intereses del propio gremio de banqueros, en vez de los intereses del pueblo.

«Esto me tiene indignado. Voy a solicitar que vayan evaluadores externos como de la Universidad de Costa Rica del Instituto de Investigaciones Económicas, y de la Universidad Nacional para que se expresen al respecto.

La superintendente Rocío Aguilar dijo que no apoya derogar la Ley de usura. Al mismo tiempo, pidió a la Comisión de Hacendarios que se levanten cargas parafiscales a entes financieros y también el peaje bancario que paga la banca privada para financiar Banca para el Desarrollo. ¿Cómo interpreta usted estas declaraciones?

—Va a vulnerar la accesibilidad del crédito de la gente que, hoy en día, tiene algún tipo de exclusión y lo que quiere es fomentar el negocio lucrativo nada más y no de desarrollo de los bancos.

«Lo que está diciendo es que quiere dinamitar Banca para el Desarrollo, que se le devuelvan algunos recursos a los bancos para que cobren tasas usureras.

Decir que no está de acuerdo con derogar la Ley de usura pero estar presentando un informe que va en ese sentido, es estar, de manera disimulada, diciendo lo mismo. Ya no comemos cuento.

En la Comisión de Hacendarios se rechazó una moción para convocar al presidente del Banco Central, Rodrigo Cubero, y a la ministra de Economía, Victoria Hernández. Los diputados dicen que se redactó antes de la publicación del Reglamento de usura. No obstante, la diputada Yorleny León afirmó que volverá a convocar a los jerarcas. ¿Le parece importante llevar a estas autoridades para rendir cuentas sobre la Ley de Usura? 

—Yo creo… Yo me comprometo, cuando gane la Presidencia de la República, a eliminar las puertas giratorias que se dan hoy en el sistema financiero. Los mismos banqueros se regulan a sí mismos, en contra del pueblo.

«Lo otro que quiero decir es que en el sistema financiero quedan una gran cantidad de otras gollerías, como son las cláusulas abusivas que tampoco van a hablar ahí nada de eso.

«Las cláusulas abusivas son temas como: si alguien paga adelantada una deuda, le cobran una multa. Si alguien termina de pagar una hipoteca no le liberan la propiedad hasta que no pague una comisión de $100 o $200. Cláusulas abusivas es agarrar a los más pobres y exigirles que tengan, a final de mes, un determinado monto en sus cuentas o si no son objeto de una multa, y son multas que sobrepasan tres y cuatro veces el monto que tiene la persona en ahorros…

«Todas estas cláusulas abusivas, las he estado denunciando. Pero con una pasividad pasmosa, las autoridades financieras de este país vuelven la cara para otro lado.  Son cláusulas que están prohibidas en el mundo.

«Por eso Costa Rica es caro, porque se permiten estas barbaridades.

Suscríbase al boletín

Ir al contenido