País

Welmer Ramos en aprietos ante asambleístas y tendencias del PAC

Candidato elige a expresidente del CNP y exministra Marcia González para curules por San José, mientras Carolina Hidalgo le reprochó haber marginado a su tendencia y rechazar hasta una eventual opción con el fundador Ottón Solís. Un 24% de asambleístas dijo "no" a ratificación de Ramos y la mayoría le dio portazo en su designación para diputada por Puntarenas.

El candidato presidencial Wélmer Ramos eligió al expresidente del Consejo Nacional de la Producción (CNP), Rogis Bermúdez, y a la exministra de Justicia, Marcia González, como cartas legislativas por San José para las elecciones de febrero 2022, dentro de los resultados trabajosos que deparó la conflictiva asamblea celebrada este sábado por el Partido Acción Ciudadana (PAC). 

También quedó ratificada la joven Ana Rita Argüello por Alajuela, tras la presión pública que debió hacer el sector juvenil y progresista que lo apoyó en la convención y que le permitió ganar por apenas 150 votos sobre la tendencia afín al Gobierno, sobre el que Ramos lanza críticas por su inclinación ideológica.

Otro elegido por Ramos y ratificado por los asambleístas del PAC fue el alcalde de Turrialba, Luis Fernando León, para encabezar la provincia de Cartago, lo que acabó de extinguir las pocas opciones de que entrara el abogado Eduardo Solano, exviceministro de Seguridad en este gobierno y ficha de la tendencia de la diputada Carolina Hidalgo.

Así parecía que los asambleístas permitían a Ramos excluir del todo de la corriente que obtuvo poco menos de la mitad de los votos de la convención de agosto, hasta que llegó el turno de hablar de Puntarenas, un territorio llamativo por ser donde el ahora candidato recibió en esa jornada una cantidad de votos que se salió de los usual.

El nombre de Betania Seas Molina resultó inaceptable para la mayoría de los asambleístas, por considerar que ella es ajena a las estructuras del partido y que tienen antecedentes muy cercanos y relaciones con otras agrupaciones. Entonces 37 votos (incluidos todos los puntarenenses) provocaron, a mitad de la tarde, el primer rechazo de una asamblea del PAC a una postulación hecha a dedo por el candidato presidencial en 20 años de historia que tiene el partido rojiamarillo.

El portazo a la designación hecha por Ramos, en detrimento de un dirigente afín a Hidalgo llamado Bernal Bolaños, fue solo un paso más en la acumulación de fricciones del día, como se vislumbró cuando una cuarta parte de los delegados rechazaron ratificar la fòrmula presidencial encabezada por Ramos e integrada por la exdiputada Emilia Molina y el ingeniero Sebastián Urbina.

Fue durante la mañana cuando se conoció la carta de Carolina Hidalgo, con la que denunció la intención de Ramos de hacer “mesa gallega” a pesar de la promesa de incluir a otras tendencias en sus designaciones, como hicieron en el pasado los candidatos Ottón Solís, Luis Guillermo Solís y Carlos Alvarado.

“Evidentemente, esto es una derrota para el conjunto del Partido que rompe la apuesta por la unidad que nuestros líderes siempre han procurado. Es la primera vez en 21 años de historia que una de las sensibilidades mayoritarias no tendrá una representación en los puestos de elección popular”, escribió la diputada que representa la corriente cercana al gobierno de Carlos Alvarado.

Otra carta pública circuló en la víspera, firmada por Paola Vega y 100 dirigentes que sí habían apoyado la precandidatura de Ramos y que veían en peligro la posibilidad de que él cumpliera el acuerdo de nominar a Ana Rita Arguello, dirigente de tendencia progresista. A fin de cuentas, sí fue nominada y ratificada, pero quedaron conocidas las molestias de grupos adversos al conservadurismo que le achacan al candidato presidencial.

Esta asamblea de sábado se celebró después de una semana de fuertes fricciones en sesiones de la plenaria por vía virtual, dados los reproches contra Ramos de sacar a otras tendencias de la conformación del Comité Ejecutivo, ahora integrado por figuras desconocidas para el ámbito nacional.

La asamblea continuaba al final de la tarde con la designación del tercer lugar por San José y en buscar un nuevo nombre para Puntarenas, aunque estaba en bitácoras los cuestionamientos al liderazgo de Ramos y en el ambiente la preocupación por el estado en que irá el PAC a los comicios del 2022.

Ir al contenido