País

Wall Street Journal dice que cabeza del FMI no actuó en casos de Rodrigo Chaves por acoso sexual

Publicación estadounidense señala que Kristalina Georgieva sabía, como Directora General del Banco Mundial, de la “inapropiada conducta sexual” de Rodrigo Chaves de la cual se le acusó durante cargos en Washington, Indonesia y una aplicación para liderar Brasil

La publicación estadounidense Wall Street Journal (WSJ) encabeza su edición de lunes con un reportaje sobre la inacción de la actual directora gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI), Kristalina Georgieva, ante advertencias de acoso sexual señaladas al actual candidato presidencial tico Rodrigo Chaves, durante su gestión como un alto oficial del Banco Mundial. Georgieva fue directora general del Banco Mundial entre 2017 y 2019.

“La antigua directora del Banco Mundial Kristalina Georgieva sabía de la inapropiada conducta sexual de un alto oficial, pero falló en tomar ninguna acción pese a decir públicamente que era una fuerte defensora de las mujeres víctimas de acoso sexual, de acuerdo con personal del banco actual y antiguo”, encabeza el reportaje “Ex Directora del Banco Mundial no actuó ante advertencias de acoso sexual”.

“Georgieva, ahora cabeza del Fondo Monetario Internacional, accedió a extender el cargo del entonces jefe del banco en Indonesia, en el 2018, inclusive después de que el personal protestara duramente sobre su conducta. La conducta inapropiada del oficial del banco, Rodrigo Chaves, continuó en Indonesia, de acuerdo con personas familiares al caso”, dice también el reportaje.

En el contexto local, el FMI mantiene un acuerdo de préstamo con Costa Rica por $1.775 millones desde el 2021. El pasado 8 de marzo, el organismo internacional comunicó que alcanzó un acuerdo técnico con el Gobierno para un nuevo desembolso por $300 millones, tras la aprobación de la Ley de Empleo Público.

El WSJ recupera la información sobre cómo “Chaves fue degradado por el Banco Mundial por ‘conducta inapropiada’ en el 2019, y se marchó poco después. Una apelación de dos empleadas mujeres que acusaron al señor Chaves de acoso abrieron paso para audiencias convocadas por el tribunal interno del Banco Mundial, que sentencia las quejas de las empleadas. Las mujeres trabajadoras buscaron reconocimiento explícito de que el señor Chaves había cometido acoso sexual”.

La apelación de las dos mujeres fue publicada también en distintos medios costarricenses, incluyendo UNIVERSIDAD. Durante su campaña presidencial para el Partido Progreso Social Democrático, Chaves ha negado tanto las acusaciones como que la investigación a la que fue sujeto por el Banco Mundial tuvo algún resultado en su contra.

“El señor Chaves ha negado que él acoso sexualmente a sus colegas mujeres. Ha dicho que las quejas en su contra se originaron por ‘diferencias culturales y comportamientos que, para otras personas, no serían ofensivas”, escribe el reportero de WSJ.

Sobre el involucramiento de la actual jerarca del FMI y exdirectora del Banco Mundial, el medio estadounidense reconoce que “la extensión completa del rol de Georgieva en el escándalo de acoso sexual, no obstante, no se ha conocido previamente”.

“El año pasado, ella dijo al Wall Street Journal, mediante una vocera, que ella no conocía los detalles sobre la investigación de las acusaciones contra Chaves mientras estaba en trámite, añadió que la investigación interna fue manejada por los departamentos de ética y recursos humanos, ninguno de los cuales reportaba directamente a ella”.

“Pero uno de los altos oficiales que está familiarizado con la situación dice que Georgieva tenía conocimiento de la investigación interna y fue informada directamente de los alegatos sobre la conducta de Chaves, después de que personal de Brasil se quejara sobre la posibilidad de que fuera líder de esa oficina (del Banco Mundial). La señora Georgieva dijo, en aquel momento, que los alegatos contra el señor Chaves le parecían injustos para su reputación, agregó ese mismo alto oficial”, afirma el reportaje.

Cargo en Brasil para Chaves fue dejado de lado por «riesgo moral» de esa oficina

El WSJ se comunicó con la vocera de Georgieva la semana pasada, fecha en la que se confirmó que “ella había conocido en ese momento sobre las preocupaciones de algunas personas trabajadoras sobre la reputación del señora Chaves”. La vocera, no obstante, asegura que “nadie del equipo de trabajo relató ninguna experiencia de primera mano ni acusaciones específicas contra el señor Chaves” y, por lo tanto, “bajo las reglas del Banco Mundial, cualquier alegato de conducta inapropiada debe ser apoyada por evidencia”.

“Como CEO del Banco Mundial, ella no podía tomar acción contra un empleado sin evidencia”, dicen las declaraciones de la vocera de Georgieva.

El reportaje concluye que, en el 2018,  un año antes de que Rodrigo Chaves abandonara el Banco Mundial para ocupar el cargo de Ministro de Hacienda en el Gobierno del presidente Carlos Alvarado, Chaves “estaba considerado como el próximo director de Brasil, otro puesto codiciado, hasta que el personal de la oficina de Brasil protestó en contra de que él tomara el trabajo, lo cual incitó a que Georgieva retirara su nombramiento”.

El Wall Street Journal recupera parte de la sentencia del tribunal, emitida en el 2021, donde una empleada de la oficina de Brasil afirma que “Él es un reconocido acosador sexual”.

No obstante, la vocera de Georgieva respondió únicamente que el nombramiento en Brasil no ocurrió “dados los riegos de la moral del equipo de trabajo”.

El reportaje menciona los antecedentes de la investigación afirmando que “Chaves enfrentó varias quejas de acoso sexual, lo cual culminó en una investigación de tres años y una disculpa del Banco Mundial a las mujeres involucradas. Al menos seis mujeres, incluyendo subordinadas que tenían poco más de 20 años de edad y estaban en sus primeros trabajos en el Banco Mundial, testificaron a investigadores de la institución contra las acciones de Chaves durante su tiempo en las oficinas centrales en Washington D.C., que incluían comentarios lascivos, intentos de besos e invitaciones inconvenientes a hoteles y vacaciones”.

Para abril del 2018, dos mujeres que trabajaron para Chaves en Washington “y denunciaron contra él las quejas de acoso en ese momento, pidieron al banco que le suspendieran de su cargo porque temían por su seguridad, según el documento del tribunal. Ellas habrían tenido que trabajar con Chaves si lo hubiesen transferido a Brasil. La solicitud (de las empleadas) fue negada”.

La vocera de Georgieva dice que a Chaves no le suspendieron de su cargo durante la investigación porque la medida estaría “en contra de la presunción de inocencia y de la confidencialidad de las investigación que se le asegura al equipo de trabajo por las reglas del Banco Mundial”. Los detalles de las investigaciones sobre conducta inapropiada “no son compartidas ni discutidas con nadie en la administración”.

“Pero Georgieva aceptó mantener a Chaves como director de país en Indonesia para honrar las peticiones del gobierno de ese país de dejarlo en la nación del sureste de Asia, incluyendo una petición para asegurar apoyo rápido y efectivo del banco después de que Indonesia sufrió un gran terremoto y tsunami en el 2018”, cita el reportaje sobre las declaraciones de la vocera de la actual cabeza del FMI.

La vocera de Georgieva afirmó que “no recibió ningún reporte de presunta conducta inapropiada dentro de la oficina de Indonesia”.

No obstante, el medio estadounidense insiste en que “Georgieva no tomó ninguna otra acción para investigar los alegatos en contra del señor Chaves, según varios altos oficiales del Banco Mundial con conocimiento del tema”.

Voceros del banco rechazaron comentar al Wall Street Journal sobre los casos de acoso por razón de confidencialidad. El medio intentó comunicarse con el Ministro de Finanzas de Indonesia, Sri Mulyani desde el 2016 “quien no respondió ante las solicitudes de declaraciones”.

Rodrigo Chaves respondió al medio estadounidense, vía correo electrónico que “él cumplió con los principios éticos y profesionales del banco durante su tiempo en Jakarta (Indonesia), periodo en el que se redujo la planilla de trabajo y consultores en un 44%”. Chaves dice en esa comunicación que “Obviamente estas acciones no fueron populares y pudieron haber causado irritación”.

Suscríbase al boletín

Ir al contenido