País

Viceministro de Seguridad: «Recortes nos dejan con faltante de ¢15 mil millones para 2021»

Randall Vega estima que disminuciones en presupuesto, aprobado en primer debate por Asamblea Legislativa, podrían llevar a cierre de 30 delegaciones e imposibilidad para enviar oficiales a las calles.

El viceministro de Seguridad, Randall Vega, criticó este miércoles los recortes que sufrirá el Ministerio de Seguridad, en caso de aprobarse el Presupuesto Nacional 2021, el cual fue votado favorablemente en primer debate.

Vega aseguró que la moción aprobada la noche del martes, que reduciría la partida de la cartera en ¢5.300 millones, dejará un hueco presupuestario difícil de soportar.

«Esta fue una moción para un rebajo de ¢5.300 millones, pero en la exposición que habíamos hecho en Hacendarios habíamos alertado que ya teníamos un déficit de ¢10 mil millones en partidas esenciales. En total, para que en el 2021 tengamos un nivel de operabilidad parecido al 2020 nos están haciendo falta ¢15 mil millones», afirmó.

Según el viceministro, la partida con mayor afectación es la de gastos de capital, en la que se incluyen compra de armas, chalecos antibalas, patrullas y motos, el cual sería de un 63% menos.

«Si tenemos problemas para comprar chalecos no podemos sacar a los policías a las calles, es condicionante para cumplir con su función. Los chalecos vencen y esa es la presión para irlos reponiendo, porque necesitamos unos 900. Tenemos casi cuatro años de no comprar armas y ya es necesario hacerlo, tenemos un vacío y esperábamos comprar 1.200, que ya no vamos a poder adquirir», detalló.

Otro rubro en el que se deberán hacer recortes es en el de gastos corrientes, en los que se incluye la compra de materiales para mantenimiento de delegaciones. Si no se cuenta con dicho dinero, algunas tendrán que cerrar, advierte Vega.

«Se redujo compra de materiales por ¢300 millones para renovarlas y si no tenemos esa plata nos toca cerrarlas. El servicio no es que se va a dejar de dar, pero el tiempo de respuesta puede aumentar. Estimo que podrían rondar las 30 delegaciones, porque con orden sanitaria tenemos más de 100 y no podríamos comprar material para todas. Las órdenes tienen plazo y, si no cumplimos, las autoridades de salud la cierran, como acaba de pasar en Nandayure el mes pasado», indicó.

El funcionario señaló, además, recortes en el área de investigación de la Policía de Control de Drogas, viáticos para el apoyo administrativo de las labores policiales, dineros destinados a salarios y anualidades que se debían pagar, así como imposibilidad de renovar firmas digitales y la acreditación de laboratorios de toxicología para pruebas doping.

«Son recortes macheteados, casi de forma ‘chambona’, y nos generó una grave afectación. La única medida es la presentación de un presupuesto extraordinario por al menos ¢13 mil millones y someterlo a la Asamblea Legislativa, pero tendría que ser hasta el principio del otro año», dijo Vega.

Ir al contenido