Viceministro de Hacienda renuncia por deudas de sociedad familiar con el fisco y la CCSS

El presidente Alvarado se encontrará de nuevo con su gabinete diezmado. La renuncia de Nogui Acosta se suma a la de su ministro de Trabajo, Steven Núñez.

El Ministerio de Hacienda oficializó la tarde de este sábado en conferencia de prensa la salida de su viceministro de Ingresos, Nogui Acosta Jaén.

Acosta se vio obligado a presentar su renuncia apenas dos días después de que se diera a conocer que un negocio de su familia le debía más de ¢25 millones a la Caja Costarricense del Seguro Social y el Ministerio de Hacienda.

El viceministro dijo este viernes a UNIVERSIDAD que ya había dado todas sus explicaciones posibles, pero que conversaría con la ministra Rocío Aguilar para evaluar la mejor decisión posible para él y para el Ministerio.

Ambos anunciaron la renuncia de forma conjunta, la cual se hará efectiva a partir del próximo 15 de octubre.

«Me voy con la firme convicción de que cada minuto fui la mejor versión de mí mismo y de haber logrado cumplir con las expectativas de quienes me honraron en este cargo, pero estoy consciente de mis responsabilidades y de que asumir esta renuncia era parte de mis obligaciones», afirmó Acosta.

No fueron suficientes las explicaciones del viceministro, que siempre responsabilizó de las deudas a su hermana Hellen, presidenta de la sociedad familiar y supuesta administradora del local.

«A pesar de no ser quien tomaba las decisiones, estoy consciente de que el deber de cuidado es uno de los principales que uno tiene que tener cuando forma parte de una sociedad y tal vez ese fue mi error. Si eso representaba algún problema para el Gobierno, mi responsabilidad era hacerme a un lado», concluyó el viceministro.

La sociedad se trata de un bar llamado «Nogui’s», ubicado en playa Tamarindo (Guanacaste).

La denuncia la filtró a Diario Extra el diputado Daniel Ulate, del Partido Liberación Nacional (PLN), quien fue especialmente crítico con Acosta en los últimos días.

A él lo acusó de haber «inflado» cifras y estimaciones para oponerse a un proyecto legislativo que busca mejorar la trazabilidad fiscal  de las bebidas alcohólicas y evitar su contrabando, iniciativa impulsada por el verdiblanco.

En total, la sociedad de los Acosta (HG Babmbora, cédula 3101095840) registra deudas por más de ¢10,1 millones con Hacienda; mientras que en el caso de la Caja Costarricense del Seguro Social (CCSS) los montos no pagados ascienden a los ¢15 millones.

Además, contabiliza una deuda por ¢86.700 con el Instituto Mixto de Ayuda Social (IMAS) y se encuentra atrasada en los pagos con el Fondo General de Desarrollo Social y Asignaciones Familiares (Fodesaf), aunque la magnitud de las cuentas no se detalla en línea.

Según comentó el viceministro, su única conexión con el negocio fue estampar su firma como tesorero, registro que data de 1988. Sin embargo, también señaló que las utilidades del bar pagan la colegiatura de su hijo, inversión que, según dijo, la hace su padre.

Acosta ha sido uno de los principales hombres de confianza de la Ministra de Hacienda, Rocío Aguilar, cuya cartera ha tenido una especial visibilidad durante esta administración, en gran medida por las complejas condiciones financieras que vive el país.

Durante esta administración, el Ejecutivo ha dado énfasis al manejo fiscal, con medidas de contención del gasto, reformas en materia de impuestos y negociaciones de financiamientos internacionales; en las que Acosta ha sido uno de los principales vínculos con el Congreso.

De hecho, Acosta fue uno de los principales operadores políticos de la reforma fiscal aprobada en diciembre pasado, el principal proyecto impulsado y logrado por la administración Alvarado.

No obstante, la situación del viceministro fue insostenible. Así lo señaló incluso la diputada oficialista del Partido Acción Ciudadana (PAC), Paola Vega, quien redactó en sus redes sociales que «independientemente de que haya hecho una buena gestión, el discurso de austeridad fiscal debía comenzar en casa y sería incoherente justificar su permanencia».

La vacante en el Ministerio de Hacienda es la segunda que se oficializa en el gabinete del presidente Carlos Alvarado este fin de semana. Apenas anoche, el ministro de Trabajo Steven Núñez decidió dejar su cartera, después de la muerte de un oficial de tránsito al que le solicitó que le escoltara para evitar atascos viales.

El presidente Alvarado participó esta semana en la Asamblea General de Naciones Unidas. A su regreso encontrará un equipo diezmado.

Lea también:

SUSCRÍBASE A LA EDICIÓN SEMANAL EN FORMATO DIGITAL.Precio: ₡12.000 / añoPRECIO ESPECIAL

0 comments