País

Variante Ómicron se extiende a gran velocidad por el mundo pero con síntomas más leves

El microbiólogo especialista en Bioinformática de la Universidad de Costa Rica (UCR), José Arturo Molina, indicó también que muchos de los casos se han reportado en pacientes que ya tenían la vacuna o habían presentado COVID-19 antes (reinfección), lo anterior debido al sistema inmune de esas personas, o si ya pasaron muchos meses desde que completaron el esquema de vacunación, entre otros.

Pese a que aún no se ha identificado en el país, la variante Ómicron se extiende a gran velocidad por todo el mundo debido a su alta transmisibilidad; no obstante, su sintomatología es más leve. 

Así lo señaló a UNIVERSIDAD el microbiólogo especialista en Bioinformática de la Universidad de Costa Rica (UCR), José Arturo Molina, quien indicó también que muchos de los reportes de contagios se han dado en personas vacunadas o que ya estuvieron contagiadas antes.  

“Se ha visto aparentemente una mayor capacidad de transmisión, con una enfermedad con síntomas más leves. Y una característica es que en muchos casos ya tenían la vacuna o ya habían presentado COVID-19 (reinfección). Pareciera que ahí hay más reporte, probablemente porque el sistema inmune de esas personas, si ya pasaron muchos meses de que se pusieron la vacuna, ya han bajado los niveles y se requiere un refuerzo, y lo otro es que por tantas mutaciones la efectividad de las vacunas es reducida”, indicó Molina.

Molina agregó que los síntomas que se han reportado son malestar general, fiebre, y no pérdida del gusto y el olfato, que han sido muy característicos de esta enfermedad.

“Hay personas hospitalizadas, pero esto depende no solo del patógeno, sino también de los factores de riesgo de la persona. La hipertensión arterial, diabetes u obesidad, hacen que la enfermedad se presente más complicada, indistintamente de si es Ómicron o no”, añadió.

El microbiólogo indicó que no es esperable que la nueva variante de preocupación evada al 100% las vacunas, pero sí podría reducirse la efectividad.

“Pensar que las vacunas no van a servir, no es algo que esperamos. (…) En efectividad de las vacunas lo que se ha sugerido es que si bien se podría afectar la efectividad, fácilmente se puede recuperar con una nueva dosis”, mencionó Molina, quien también recordó que cuando la variante Delta apareció, los países tuvieron que acelerar la aplicación de la segunda dosis de la vacuna, pues una sola dosis no era suficiente para combatirla.

A la fecha, la variante Ómicron no ha sido detectada en Costa Rica; sin embargo, varios especialistas, e incluso, el ministro de Salud, Daniel Salas, han señalado que ya podría estar circulando. Hasta el miércoles de esta semana, ya circulaba en 77 países del mundo, según la Organización Mundial de la Salud (OMS). 

En el caso de América se han dado reportes en Estados Unidos, Canadá, México, Argentina, Chile, Brasil, Cuba, Trinidad y Tobago, y Bermudas.

El pasado 13 de diciembre, el Reino Unido confirmó la primera muerte por la variante Ómicron, según la Agencia France Press (AFP). 

Suscríbase al boletín

Ir al contenido