Programa Análisis de Coyuntura, UNA

Urgen acuerdos nacionales para enfrentar la crisis

Ante la crisis por COVID-19 es urgente “distribuir mejor el queque” para que participen todos los sectores en la toma de decisiones

Llegar a acuerdos nacionales para resolver la crisis económica, política y social que he desatado en el país la pandemia por COVID-19 es urgente, consideran investigadores del Programa Análisis de Coyuntura de la Escuela de Sociología de la Universidad Nacional (UNA).

El pasado martes 21 de julio las personas investigadoras del programa ofrecieron una conferencia de prensa para analizar la situación del país durante el primer ciclo del 2020, especialmente las acciones del gobierno y las posturas de sectores sociales, así como el funcionamiento de los grupos políticos en la Asamblea Legislativa.

Participaron el politólogo y sociólogo Carlos Carranza, la especialista en temas de metodología de la investigación Laura Brenes y Claudia Palma, antropóloga especializada en género, equidad y temas carcelarios con perspectiva de género.

Carranza destacó que si bien el país ha logrado tomar decisiones oportunas en temas sanitarios y continuar avanzando en proyectos de infraestructura, ha enfrentado dificultades en temas fiscales y económicos, incluyendo alzas en el desempleo y la pobreza. Al tiempo, explicó el investigador, distintos grupos en el país han presionado por medidas que les beneficien.

“El queque tiene que ser mejor distribuido en competitividad para que haya más actores participando”, dijo Carranza. “Una economía no puede estar centrada en oligopolios ni en pocos grupos, ni demasiado estado, ni todo al sector privado, hay que buscar alternativas”.

El especialista aseguró que ante la crisis actual, que incluye una Asamblea Legislativa “conservadora y aperturista” es urgente establecer mecanismos de consenso entre los sectores públicos y privados para resolver los problemas. “Hay grupos económicos con mucho poder y grupos sociales presionando, ambos para caminar en un único sentido cuando hay que buscar equilibrio entre las diferentes partes para mantener la democracia”, indicó.

Además de resolver el tema fiscal, que Carranza considera urgente, dijo que es necesario fortalecer los procesos de planificación nacional. La necesidad de establecer una política fiscal fuerte que permita guardar recursos para momentos como este, de construir una política integral de salud y robustecer la planificación de la política social queda en evidencia ante el COVID-19.

También, dijo, es necesario mejorar la forma en que se administra la información y desarrollar mecanismos para hacerlo de manera desagregada territorialmente. “Pese a que tenemos pocos cincos, hay que llegar a más gente con la política de ayuda, hay que tener mejores indicadores y mejor seguimiento por regiones, que nos permitan llevar el pulso de la realidad costarricense”.

Claudia Palma comentó que otro tema que ha desnudado la pandemia es la violencia y la exclusión de la que son víctimas las mujeres, las poblaciones indígenas y migrantes, por mencionar algunas.

Según datos citados por la especialista, sólo en el primer mes de la pandemia las llamadas al 911 por violencia intrafamiliar se dispararon en un 18,6% en comparación a los tres meses anteriores. Además, han aumentado los sentimientos nacionalistas, xenófobos y de rechazo a los pueblos indígenas.

En la actualidad, dijo Palma, “la gran lucha es entre la economía y la vida, lo que nos pone frente a un conflicto moral sin precedente. Tenemos que preguntarnos cuál es la Costa Rica que somos, con esta discriminación y violencia, con la vejación hacia mujeres, indígenas, migrantes. ¿Cuál Costa Rica somos y cuál queremos ser es una reflexión que supera la reflexión sobre la crisis económica que es la que se apunta día a día”, concluyó.

SUSCRÍBASE A LA EDICIÓN SEMANAL EN FORMATO DIGITAL.Precio: ₡12.000 / añoPRECIO ESPECIAL

0 comments