Universitarias tienen pruebas de acoso sexual de profesor, pero enfrentan obstáculos para denunciar

Esta nota es parte del reportaje «Cantautor y profesor de UCR Guanacaste señalado por múltiples agresiones sexuales»

Dos estudiantes de la UCR Guanacaste tiene pruebas del acoso de Olman Briceño; sin embargo, sus casos excedieron el tiempo para interponer denuncias.

Tienen capturas de pantalla y chats en donde el profesor Olman Briceño Zamora les hace insinuaciones sexuales, propuestas para salir y les comenta sobre su apariencia, pero sus casos pudieron haber prescrito, de acuerdo con el Reglamento de la Universidad de Costa Rica en contra del hostigamiento sexual.

Son estudiantes de la sede de Guanacaste de la UCR que revelaron sufrir actos de acoso de parte del profesor Briceño, sin embargo, afirman que encontraron obstáculos para denunciar.

Ambas prefieren que sus nombres no sean revelados, ya que aún son estudiantes de esa sede y no quieren exponerse a represalias. Para efectos de este reportaje sus nombres serán Diana y Carolina.

Diana es estudiante de educación primaria y en el primer semestre de 2016 llevó un curso de Bases Psicosociales de la Educación, impartido por el docente Briceño.

En cada clase, el profesor aprovechaba para decirle cumplidos sobre su apariencia física, según relató.

“Fue una situación incómoda entre profesor y alumna. Al principio me empezó a escribir por Facebook y como era profesor yo le contesté. Siempre está ese sentimiento de poder que ellos tienen. Me preguntó que si yo me consideraba ardiente o tierna. No acudí a ningún lugar porque no había un sistema que nos ayudara como ahora. No le dije a nadie, solo unas compañeras se dieron cuenta”, contó.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Diana afirma que en clases el profesor solía hablar de relaciones abiertas, pese a que el tema del curso no estaba relacionado con sexualidad. El relato coincide con el de otras fuentes independientes consultadas por UNIVERSIDAD, quienes afirmaron que Briceño se acerca a las muchachas de Guanared con un discurso de “amor libre”.

Dentro de sus pruebas figuran unas 21 capturas de pantalla, en donde se muestra que Briceño hace comentarios inapropiados a la estudiante.

Los chats de Facebook Messenger se remontan al 12 de abril de 2016, fecha que coincide con el primer semestre de Diana y el momento en que llevaba el curso con Briceño.

“Usted es muy bella”, “con un ángel especial”, “pero además muy atractiva”, “y apasionada” se lee en una seguidilla de mensajes enviados por Briceño ese día a las 10:16 p.m.

Más adelante, tras recibir otro comentario de “es muy sensual, tiene algo que es muy sensual”, Diana le respondió “Amm me incomoda hablar de eso”.

“Si en este momento me pasara, lo pararía en seco, pero tenía 19 años y estaba asustada de perder el curso, yo por compromiso le respondía”, agregó.

Denuncia frustrada

El caso de Carolina tiene similitudes con el de Diana, con la excepción de que ella dio un paso más allá e intentó denunciar a Briceño ante las autoridades de la universidad, pero se le dijo que su caso excede los tiempos necesarios de denuncia de acuerdo con el reglamento.

Carolina cuenta que Olman fue profesor suyo en un curso de Psicología Humanista y Transpersonal. Como varias de las denunciantes, afirma que Briceño sostenía un discurso de amor libre y de estructuras de poder.

“Me decía que yo sobresalía por encima del resto de compañeros. Siempre hablaba del amor libre y sus críticas a la monogamia. Me manipulaba (…) Siempre decía ‘es que la luz, las energías, las vibras…”, explicó Carolina.

Una vez que dejó de ser su profesor, Briceño buscó seducirla por mensajes de Facebook Messenger, como sucedió en el caso de Diana. UNIVERSIDAD cuenta con las capturas de pantalla de esos mensajes, fechadas entre abril y noviembre de 2016.

En los chats, ambos parecen sostener una conversación amistosa, hasta que un mensaje de Briceño deja ver sus intenciones. Ante la pregunta de Carolina de “¿usted qué es lo que quiere?”, la captura muestra que Briceño respondió “abrazarla, sentir su corazón…y cogérmela bien rico de una vez por todas”.

Carolina también asegura que el profesor le envió una foto de su pene, pero que no guarda una prueba de eso.

El 9 de octubre pasado Carolina y otras cuatro estudiantes se reunieron con la directora de la carrera de Psicología, Marleny Campos, con el fin de asesorarlas sobre cómo interponer sus denuncias. Esto lo confirmó la Oficina de Divulgación de Información de la UCR.

“La señora Campos ha venido dando apoyo y contención psicológica a estudiantes en distintas circunstancias. También les solicitó que pusieran por escrito lo ocurrido para analizar si procedía la apertura de un proceso administrativo”, dijo Andrea Alvarado, directora de la ODI.

Carolina afirma que viajó a San José para ver si existía la posibilidad de interponer una denuncia, por lo que se reunió con la psicóloga del Centro de Investigación en Estudios de la Mujer (CIEM), Sylvia Mesa Peluffo.

Desde el CIEM se les brinda acompañamiento psicológico y legal a estudiantes que denuncian agresiones sexuales. Las denuncias se interponen ante la Comisión Institucional contra el Hostigamiento Sexual.

Mesa evitó referirse a cualquier caso en específico por respeto al secreto profesional, pero aseguró que aún existe una serie de obstáculos que imposibilitan las denuncias. Uno de ellos es el reglamento vigente, el cual fija un plazo máximo de dos años para interponer la denuncia.

Esto quiere decir que los casos de Carolina, al haber sido por situaciones que se llevaron a cabo en 2016 (hace más de tres años) serían rechazados por no cumplir con ese requisito.

La misma normativa establece que el periodo de dos años comienza a contar a partir del último hecho consecuencia del hostigamiento sexual o a partir de que cesó la causa justificada que le impidió denunciar. Esta excepción permitiría presentar denuncias después de los dos años, si se logra justificar una causa que imposibilitó interponer la denuncia.

“Lo hemos tratado y no ha funcionado. Es muy difícil. Las compañeras abogadas me dicen que eso tiene que estar muy bien fundamentado. Supongamos que en las sedes, el señor da el curso uno, dos y tres. Si lo denuncio en el uno después me toca en el dos. Nos podrían decir que si lo hubiera denunciado se le ponía un tutor para el otro curso. Tenés que comprobar que no había salida. No me basta que me digan que tenían miedo. No es tan fácil zafarnos de este plazo que puso el reglamento”, explicó Mesa.

A criterio de la psicóloga, el plazo de vencimiento debería extenderse hasta cinco años, con el fin de que las mujeres puedan salir de la universidad graduadas y sin un factor de vulnerabilidad que les inhiba de interponer una denuncia contra un profesor, ya sea por miedo a perder el curso o a sufrir represalias en otros espacios universitarios.

Briceño figura como profesor de los cursos «Teoría Psicosocial II», «Investigación V: Análisis descriptivo e inferencial» y «Psicología del Deporte y la Recreación» en este segundo semestre. De acuerdo con la Vicerrectoría de Docencia, él es profesor de la UCR Guanacaste desde 2016.

*Si usted tiene más información sobre casos de violencia sexual, puede escribir al correo luiscascante.cr@gmail.com. Se respeta la confidencialidad de la fuente.


Warning: file_get_contents(https://graph.facebook.com/?ids=https://semanariouniversidad.com/pais/universitarias-tienen-pruebas-de-acoso-sexual-de-profesor-pero-enfrentan-obstaculos-para-denunciar/): failed to open stream: HTTP request failed! HTTP/1.1 403 Forbidden in /home/alfred06/public_html/wp-content/themes/abomb-child/elements/element.php on line 80
0 comments