Unidad ejecutora de tren eléctrico explicó que proyecto aún depende de concesionarios

El costo del préstamo con el BCIE de $550 millones incluye estimaciones de consultorías para el tren eléctrico, así como la expropiación de terrenos y otras proyecciones según estimaciones de mercado.

Funcionarios del Instituto Costarricense de Ferrocarriles (Incofer) explicaron a los diputados que el préstamo de $550 millones —que otorgará el Banco Centroamericano de Integración Económica, BCIE— incluye proyecciones con “hipótesis de mercado” de lo que costará la concreción del proyecto.

Entre riesgos ambientales y políticos, el gerente de la Unidad Ejecutora, Mario Durán, detalló que no están buscando un “oferente único” sino “cinco o seis” propuestas para que, por medio de la competencia, “beneficie las condiciones para el país”.

“Uno de los principales riesgos es que no lleguen oferentes. Hemos tratado y procurado que este proyecto sea lo suficientemente sólido y atractivo para atraer la mayor cantidad de ofertas posibles”, afirmó Durán.

Durán afirmó que los estudios de factibilidad ya realizados incluyen tema de expropiación de terrenos; tres consultorías (valoradas en $570.000) y otros elementos “preparatorios”.

Los concesionarios deberán respetar los lineamientos con los que el proyecto cuenta, entre ellos la movilización del tren entre zonas interurbanas. Durante la hora pico, cada unidad de tren debería poder transportar 430 pasajeros.

“Hay que dejar claro que si bien (los concesionarios) pueden proponer, no pueden proponer un tren pesado de largas distancias”, dijo Durán.

Lea: Primera Dama destaca el desarrollo inmobiliario que generará el tren eléctrico a su paso

Dado que el proyecto se planteó antes de la pandemia, el diputado Wálter Muñoz (Partido Integración Nacional) pidió que se consideren las condiciones sanitarias del COVID-19 en las proyecciones y que exista una separación entre el préstamo (que está en estudio en Asamblea Legislativa) y el proyecto del tren (que depende del futuro concesionario).

Como el estudio de este plan está ocurriendo en medio de una crisis económica y sanitaria mundial,  Muñoz dijo que los “parámetros son diferentes” y que también será diferente la “recuperación económica”.

La diputada presidenta de la Comisión de Infraestructura, la liberacionista Paola Valladares afirmó que ha leído en informes del Banco Interamericano del Desarrollo que los grandes proyectos de construcción son importantes en esta recuperación.

“Ha quedado demostrado, a lo largo de la historia, que la inversión en infraestructura es una de las necesidades básicas para la reconstrucción de las economías, lo vimos en la Gran Depresión, lo vimos con el Plan Marshall (con el que se reconstruyó Europa después de la Segunda Guerra Mundial)”, dijo Valladares.

El gerente de la Unidad ejecutora del préstamo del BCIE, Mario Durán, afirmó que el Estado de La Nación tenía razón al afirmar que cada año sin un tren tiene un costo de $496 millones para el país (la estimación incluye una monetización del costo del tiempo que tardan trabajadores desplazándose en el Gran Área Metropolitana).

Cuestionamientos a experiencia y consultora

Los diputados María Inés Solís (Unidad Social Cristiana) y Dragos Dolanescu (Republicano Social Cristiano) cuestionario el personal involucrado en el proyecto del tren.

Solís afirmó que el ingeniero José Antonio Quirós no tiene suficiente experiencia en proyectos ferroviarios. Quirós detalló que ha trabajado cinco años para Incofer; Solís desestimó esta experiencia porque el funcionario tiene tres años de estar incorporado al Colegio Federado de Ingenieros y de Arquitectos (CFIA).

Dolanescu, por otro lado, denunció que la empresa que hizo los estudios de factibilidad (IDOM) tiene una denuncia en España por presuntas ilegalidades con licitaciones.

“La empresa IDOM no contaba ni cuenta con impedimentos, no ha sido sancionada por ninguna conducta indebida”, afirmó Mario Durán.

Un empresario de IDOM, Jorge Rodríguez, también contestó a Dolanescu que la consultora “nunca ha manipulado ningún tipo de licitación”.

Audiencias pendientes

Los diputados aprobaron nuevas audiencias para el estudio del préstamo con el BCIE.

Asitirán a próximas citas con la Comisión: los expertos en construcción ferroviaria Óscar Brenes y Roberto Artavia; Miguel Carabaguíaz, expresidente de Incofer; Leonardo Castro de la empresa LCR Logística (consultora nacional que hizo un estudio de prefactibilidad al proyecto).

Asimismo, los diputados aprobaron convocar al presidente del Banco Central, Rodrigo Cubero, quien se referirá a la situación económica.

SUSCRÍBASE A LA EDICIÓN SEMANAL EN FORMATO DIGITAL.Precio: ₡12.000 / añoPRECIO ESPECIAL

0 comments