País

18 albergues alojan a 700 personas por temporal que se extendería hasta el viernes

Autoridades registran 69 deslizamientos de tierra y recomiendan no viajar a zonas de provincias de Puntarenas y Guanacaste, más el cantón Upala, cubiertos por la alerta naranja.

Los efectos de la tormenta tropical Eta sobre Costa Rica obligan a las autoridades a mantener abiertos 18 albergues para casi 700 personas afectadas en la costa del Pacífica por las lluvias que podrían extenderse hasta el viernes, según el pronóstico meteorológico.

Las precipitaciones registradas desde el fin de semana han saturado los suelos y provocaron 69 deslizamientos de tierra que afectan la infraestructura vial en distintos cantones, reportó este miércoles Alexánder Solís, presidente de la Comisión Nacional de Emergencias (CNE).

Las autoridades mantienen una alerta naranja sobre todo el litoral pacífico, en las provincias Puntarenas y Guanacaste, además del cantón alajuelense Upala. A estas zonas se recomienda no viajar por los daños «múltiples» en las carreteras, dijo Solís. Además de las condiciones climáticas de lluvia y niebla que mencionó el director del Instituto Meteorológico Nacional (IMN), Verner Stolz, en conferencia de prensa.

En Guanacaste se registran numerosos desbordamientos de ríos y para esta tarde se prevén incidentes adicionales en el Pacífico Sur. «Ha llovido mucho en las partes altas de las cuencas y es posible un aumento de caudales en las zonas anegadas», agregó, por lo que podría aumentar el numero de personas atendidas en los albergues.

 

 

Ir al contenido