País

Sistema de pago electrónico en buses propuesto desde 2014 sin avances pese a inversión de ¢1.190 millones

Implementar el pago electrónico en buses es crítico ante la actual emergencia sanitaria.

La Contraloría General de la República emitió informe de auditoría en el que señala que la implementación del Sistema de Pago Electrónico en el Transporte Público, propuesto desde el 2014 “muestra un lento avance”, a pesar de que desde el 2017 se han invertido ¢1.190 millones en el proyecto.

Según la Contraloría, un 60,2% (¢717,1 millones) se ha usado en pago de salarios del personal de negocio y de tecnologías de información a cargo del proyecto y un 28,5% (¢339.6 millones) en bienes intangibles, equipo y programas de cómputo.

El proyecto es responsabilidad de un órgano de decisión interinstitucional conformado por los jerarcas del Ministerio de Obras Públicas y Transportes (MOPT), el Consejo de Transporte Público, el Instituto Costarricense de Ferrocarriles (Incofer), la Autoridad Reguladora de los Servicios Públicos (Aresep) y el Banco Central de Costa Rica (BCCR).

“Implementar el pago electrónico es importante porque generaría mejoras en la recaudación de impuestos, el cálculo de tarifas, la planificación y eficiencia del servicio que se brinda a la ciudadanía. Y ante la actual emergencia sanitaria, incidiría positivamente en la salud, al disminuirse el contacto físico que implica el pago en efectivo”, indicó la Contraloría en el informe publicado el 12 de agosto.

Jessica Víquez, gerente de Servicios Económicos de la Contraloría, afirmó que si bien existen convenios para su implementación desde el año 2014, y en el 2017 se firmó un nuevo convenio para formalizar la estructura organizativa, a mayo de 2020 solo se ha avanzado en aprobar el diseño conceptual y la hoja de ruta para ejecutar las primeras fases.

Víquez detalló que no existe un plan de proyecto de alcance, tiempo y riesgos; no se han definido roles, responsabilidad ni recursos necesarios para implementarlo; no se han identificado los riesgos; no hay plan de gestión de costos; y los documentos para implementar el plan están desactualizados.

La Contraloría emitió disposiciones de acatamiento obligatorio al comité director del proyecto y al BCCR. Las personas a cargo deben definir, formalizar y ejecutar un Plan de Proyecto para el desarrollo, implementación y operación del Sistema de Pago Electrónico en el Transporte Público, que contenga al menos, el alcance, el tiempo (cronograma), los costos, los riesgos, los recursos humanos y financieros, los roles y sus responsabilidades a más tardar el 30 de noviembre de este año.

Ir al contenido